Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es/assets/img/logo.png 2017-03-29T02:41:01+02:00 vpa http://www.valentinpazandrade.es Legado Valentín Paz-Andrade legado@valentinpazandrade.es http://www.valentinpazandrade.es <![CDATA[Vimos irse a los padres y ahora a los hijos]]> 2015-03-23T10:05:35+01:00 2015-03-23T10:05:35+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/vimos-irse-a-los-padres-y-ahora-a-los-hijos Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Fernando Salgado Yo tenía seis años y mi hermana solo dos cuando nuestros padres embarcaron en Vigo con destino a Venezuela. Mal podía saber entonces que aquel mismo año de 1959, mientras los dos niños sorbíamos lágrimas y mocos en casa de los abuelos, terminaba de imprimirse en Buenos Aires un libro del que guardo, como oro en paño, un ejemplar de la primera edición, que corrió a cargo de Luís Seoane. Su título era Galicia como tarea y su autor, quien décadas después me regalaría su afecto, se llamaba Valentín Paz-Andrade. Paz-Andrade no descubrió el drama de la emigración. Docenas de plumas, antes y después de la suya, denunciaron la sangría secular e incesante de brazos y cerebros. Empezando por la excelsa Rosalía: «Galicia, sin homes quedas / que te poidan traballar. / Tes, en cambio, orfos e orfas / e campos de soedá, / e nais que non teñen fillos / e fillos que non teñen pais». Pero el autor de Galicia como tarea sí subrayó, de forma inapelable, dos atroces consecuencias del éxodo: cáncer demográfico y despilfarro de caudales. Impacto biológico e impacto económico. Se iban -se van- los mejores: «Se pierde fuerza de trabajo, capacidad e iniciativa, espíritu de empresa... Se van aquellos que acumulan en su mente, en su músculo, ambición y energía vital». Y se iban -se van- los recursos empleados en su crianza, formación y educación: «Cada leva de emigrantes representa una exportación invisible de capitales, mucho más funesta para el país de origen que la materializada en su signo monetario». En los años setenta del siglo pasado nos apresuramos a dar por clausurado el ciclo migratorio. Arrostrábamos las terribles secuelas -un país prematuramente envejecido, en vías de extinción-, pero al menos se cortaba momentáneamente la hemorragia. Incluso parecía que repuntaba la natalidad con la llegada de inmigrantes. Pero el sueño duró lo que duró la burbuja. Sobrevino la crisis financiera, los Gobiernos se empeñaron en combatir el incendio con bidones de gasolina y vuelta a empezar. El destino nos reservaba la prueba más dura: los que vimos marchar a nuestros padres aún tendríamos que despedir a nuestros hijos. Los últimos datos del padrón de españoles residentes en el extranjero retratan -solo de forma pálida- el drama: en los últimos seis años, 711.352 españoles buscaron acomodo en otras latitudes. El 15,5 % de ellos -110.371 exactamente-, gallegos de nación. Ojalá esa fuera toda la «movilidad exterior», por utilizar el eufemismo de la ministra Báñez. Pero la realidad es mucho peor: solo una minoría de los nuevos emigrantes se inscriben en el padrón del exilio. Yo pensaba proponer en este artículo una fórmula para paliar el drenaje de capitales que denunciaba Paz-Andrade: exigir que Alemania o el Reino Unido financien nuestro sistema educativo, donde se forman los enfermeros de sus hospitales o los friegaplatos de sus restaurantes. Pero retiro la propuesta: comprenderán ustedes que, hasta por razones biográficas, no me da el cuerpo para sarcasmos. <![CDATA[Salceda de Caselas dedica una de sus sendas al ilustre Valentín Paz Andrade]]> 2014-12-22T10:12:50+01:00 2014-12-22T10:12:50+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/salceda-de-caselas-dedica-una-de-sus-sendas-al-ilustre-valent-n-paz-andrade Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es La nueva senda "Valentín paz Andrade", de 1.350 metros de longitud, se inauguró ayer en presencia del hijo del ilustre galleguista, Alfonso Paz Andrade, cumpliéndose así el compromiso adquirido cuando se le dedicó el Día das Letras Galegas. Esta ruta discurre desde As Pontes hasta As Regadas, casi en el límite con Salvaterra de Miño. El proyecto ha sido redactado por el ingeniero técnico agrícola Julio Piñeiro, premio al Mellor Proxecto Visado en 2012 del Colegio Oficial de Enxeñeiros Técnicos Agrícolas de Pontevedra. Esta actuación figura en el programa previsto por el Concello de Salceda de Caselas entre las encaminadas a la recuperación, creación y puesta en valor de espacios destinados a uso público. En este caso se recuperó una zona en estado de abandono para usos recreativos, aprovechando el entorno. El proyecto está cofinanciado por la Diputación de Pontevedra (100.428 euros), dentro del PID, y por el Concello que invirtió 29.178 euros. Alfonso Paz Andrade, en su intervención, agradeció la implicación mostrada por el alcalde y gobierno municipal en este proyecto del que se mostró orgulloso. Tuvo palabras para su madre, Pilar, que ayer cumplía 95 años. Cándido Lorenzo, concejal de Medio Rural agradeció a los 127 propietarios los terrenos por los que discurre la senda. El alcalde Marcos Besada citó que "as políticas de xestión do ciclo da auga y posta en valor das ribeiras, fúndense hoxe nunha forte aperta". <![CDATA[A entrada na Real Academia Galega]]> 2013-04-09T11:31:01+02:00 2013-04-09T11:31:01+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/a-entrada-na-real-academia-galega Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es O 11 de febreiro de 1978 Valentín Paz-Andrade le o discurso de ingreso na Academia Galega, para onde resultara designado en 1964. A previsión inicial de que fose Otero Pedrayo o que respondese o discurso xa non foi posíbel pola morte do vello Patriarca en 1976, e foi Álvaro Cunqueiro o encargado da réplica. Valentín Paz-Andrade chega a esta Casa con méritos d-abondo, tanto no terreo literario como no periodismo, nos estudos sociáis e económicos, especialmente referidos a pesca e as industrias pesqueiras, como n-un servizo a Galicia, a súa cultura, ao seu propio ser como pobo, as súas espranzas e ao seu destiño, que se adoita as veces definir como que un tal de nós ten “unha grande emoción galega”. Sin dúbida, esta emoción é algo máis, é un pensamento, unha vontade e memoria de patria, un quefacer cotián que divisa un fin fermanente, e asemade todo é un soño no que un alma namorada lle vai a vida. Este norte, esta estrela, este luceiro, presiden as labouras do home, sin que haxa nin unha soia hora de febleza na brillante luz. Aparece patente a decisión de que se faga o que se faga, Galicia está presente, as tarefas son tarefas galegas, todo é semente na vella e usada terra galega, todas as colleitas posibles son colleitas nas que as espigas maduras e cheas dobregan o tallo porque hai un que as está soñando. Por mui realista e razonador que seña Valetín Paz-Andrade, por moito que se ateña aos datos obxetivos e a praxis nos estudos e nas súas empresas, sempre aparez na súa laboura ese resplandor no soño galego, canto das máis nobles xeneracións, anceios d-unha nova vida. Na vida de Valentín Paz-Andrade, están esa emoción galega, ese soñar, ese anceiar, pro está tamén a vontade de facer realidade ese soño e ese anceio. Lembrémonos de que libro importante na bbliografía de Valentín Paz-Andrade, tidúase “Galicia como Tarea”. Esta é a cuestión. Esta é a gran cuestión de Valentín Paz-Andrade.   Fragmento da resposta ao discurso "A Galecidade na obra de Guimarães Rosa" por Álvaro Cunqueiro <![CDATA[O encontro no Alameda.]]> 2013-02-15T12:09:34+01:00 2013-02-15T12:09:34+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/o-encontro-no-alameda Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es De esq. a dta. Celso Collazo, Manuel Prego, Valentín, Alfonso Paz-Andrade, Xosé Ramón e Antón Beiras. Ca.1950   Mais por sinxela e por espontanea conxunción de afinidades, penso que compre lembrar un nucleo coallado en Vigo. Formóuse con asentamento no Bar Alameda, decorado por Feduchy. Diseñóu a mobilia e pintóu un mural. A tertulia duróu perto dos vinte anos, desde o quinquenio segundo dos coarenta. Escomenzóu sendo un lugar de acougo fío-intelectual de inconformistas, converxentes en horas de ociosidade pol-as atraentes condicións do lugar. Guillerpe Puime Queimadelos era o primeiro en chegar. Facía-o por simpatia ao grupo, sin outras afinidades. Vivía na casa contigua, da que rea dono. A mesma na que a miña muller e eu, xa con noso fillo, morabamos. Alí acudía sempre Carlos Maside. Despois chegaban Laxeiro, Urbano Lugrís, Amaro do Sacramento Monteiro -Consul de Portugal-, Arturo Moratoio -Consul de Uruguay-, Celso Collazo, Emilio Alvarez Blázquez, Antón Beiras, Antonio Bugallo, Virxilio Blanco, Prego de Oliver, Mario González... Algunhas noites tamben asistian Otero Pedrayo, Dario Alvarez Blazquez, Casado Nieto, Anxel Fole, Paco del Riego, Javier Andrade, Alberto Casal... As conversas incidian logo sempre en temas da cultura galega, literaria ou artística. Non somente a que se desenvolvía estreitamente no pais. Tamben circulaban as novas chegadas dos exilados galegos en Bos Aires, Montevideo, México, Brasil... O clima que a xuntanza foi creando seria marxinalmente compartido até pol-os donos do establecimento. Fixeronlle encargo a Laxeiro de un mural, que pasóu a dcorar o vestíbulo. Chegaron a Orgaizarse saidas en grupo, incluindo as donas, a mosteiros, pazos e lugares escollidos do pais: Carboeiro, Armenteira, Poio, Oca, Santa Cruz de Ribadulla, Lantañón, Combarro... Non era pouco, cando a xente tiña que se gardar dos seus sentimentos, manter os da galeguidade a cara descuberta. Chegóuse a mais. Un dia Manolo Prego falóu de un artesano de Ourense que, ademais de lápidas para camposantos tallaba santos de pedra e frisos escultóricos. Encarregamoslle que cando voltara a cibdade das temas truxera fotografías de algunhas de aquelas pezas. Foi de tal xeito como se descubríu e valoróu a obra de Antonio Faílde Galgo. Despois organizóuselle unha exposición en Vigo das suas esculturas en pedra. A sorpresa foi confortadora e o trunfo redondo. O de Faílde era un cincel temperado na mellor tradición do romanico galego, que arrinca do Mestre Mateo. <![CDATA[O tesouro das praias]]> 2013-02-12T16:50:10+01:00 2013-02-12T16:50:10+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/o-tesouro-das-praias Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Publicado en Hoja del lunes de Vigo o 12/07/1971 As praias vellas Unha a unha sen laio nin door, as praias foron morrendo. As praias vellas que no contorno mareiro do Vicus auroral, abrían os seus deitados festóns de aréa. Aquelas que compuñan, dende Guixar a Bouzas, unha cadea de relanzos dourados, da que se foron derretendo, sen xenreira nin queixa, todol-os eslabóns. Eu ben sei que non eran d-abondo compridas pra recibir a tanta moitedume folgadeira, com-a que cobiza hoxe os agarimos do sol e das ondas. Mais eran a ledicia do mar ao pé das casas. Eran una presencia amansada do océano na cibdade, a despeito de aterramentos, escolleiras e malecóns. Oferecán o seu gozoso contraponto, rimado pol-as marés, salgado e latexante, a ola insípida do ferro e do cimeto, que acabaría por asolagarnos baixo tanta uniformidade e tanta verticalidade. Algúns que alentan anda -¡e sexa por moitos anos!- de mozos mergullaron seus corpos no doméstico mar das praias vellas. Veciños ou forasteiros, xentes do señorío, poubanas ou mantidas... perderon aquél privilexio a volta de pouco tempo. Agora, no fondal da sua memoria, somentes vive o nome dos pequenos paradisos perdidos: o Areal, San Bastián, Coia, San Gregorio... Tesouros de beleza e saudade que Deus regalara a ribeira de Vigo, pra lle dar riqueza estética a fisonomía urbán. Hoxe serían, no medrado perfil da cibdade, o aderezo mais nobre e lúcidio.   A conciencia apreciadora Serían... si pra tanto ben de Deus os homes tuveran ollos apreciadores. Mais si os tiñan..., d-aquela non os abriron d-abondo. A Natureza, festa maor dos nosos sensos, perdéu a partida. Non atopúo padriños nin voceiros, pra se defender diante do arroallo industrial, ou a miopía funcionarial. O primeiro, e un pulo merecente sin dúbda de tódal-as axudas maormente cando non se espalla as cegas, cando no seu louvabel crecimento, permite respetar os outros bens da vida dos pobos. E principalmente cantos foron adequiridos co-a nacencia: os valores da configuración telúrica da envoltura ecolóxica, do microclima local, da paisaxe... Vigo, mesmo nos comenzos non ocultóu o seu futuro. Tanto a cibdade com-a o porto anunciaban as craras o folgo da sua prosperidade vindeira. Tiñamos, pois, dereito a merescer unha escolla máis certeira, e unha distribución menos obstructiva de localización industrial. E non que , a poucos anos vista, as fábricas e os estaleiros se convertían nun quiste incómodo par-o corpo da urbe. Por enriba de todo botóuse de menos na conducción das estructuras básicas unha concencia lúcida no noso patrimonio natural, o máis avaliado que temos. A conciencia elemental do herdo cósmico. Ben pudo ter funcionado eiquí, ao seu tempo, com-a n-outras partes. Na Cruña, exempro collido mais de perto, que soupo salvar Riazor e Orzán – si ben fallara da outra banda, ao deixar perder o miradouro dos Cantóns sobre a badía-. No San Sebastián, facendo da Concha o gran colo da colo da cibdade. E ainda en paises menos traballados culturalmente que os europeus. Digamos o Brasil, onde Rio de Xaneiro conserva no recinto central a Flamingo e a Botafogo, Lebrón e a Urca... Digamos Chile, con Viña del Mar na cuncha de Valparaíso... Ou México, co-as caletas de Acapulco...   Os tesouros aldraxados Por moito que nos doa est confesión, o mal ainda dura. O tratamento que recibíu en terras alleas, non tuvo na nosa efeutos preventivos sin curativos. Co-a agravante, hoxe ben agua, d que a pouca ou ningunha sensibilidades prós valores herdados e adiquiridos, xa non se contén na comisión de aldraxes e despoxos contr-a Natureza. Agora convertíuse n-unha madición que corre pra duas bandas. Pasou dos recursos terrestres aos recursos do arte, Da obra de Deus a obra do home. E, pra maor desventura, deixando cair a corrente destructora, sobre as criacións que mellor representaban un feito propio e non emprestado. Tal é o caso senlleiro da Ribeira do Berbés, hoxe triste caricatura do que foi. Vigo tiña o bairro mariñeiro máis orixinal de Europa. Deixoun-o estragar e perder antre a mais tolledora indifrencia. Como deixou naufragar as ideias de Eduardo Chao, a variane André o plano videncial de Palacios... Do mesmo xeito que despois consentiu ao poder dos cartos alleos a demolición da mellor mostra novecentista da canteiría artística galega, ou que aínda se encolle de ombreiros diante do chavolismo infraestético, invasor da xoia malfadada que é Samil.   A praia de bouzas De Bouzas a Guixar... as praias vellas foro morrendo. A Natureza mexida pol-o latexo do mar, musa dos segreles da Ría -de Martín Códax, de Xoan de Cangas, de Meendiño...-, ficou en boa parte derramada. E sufriu este empobrecimento comunal, sin proveito compensador. O sacrificio nin siquera serviu pra qu os espazos privilexiados, se gañaran como asente da auto-estrada da veiramar, que debería unir Vigo con Baiona e Baiona con Caminha. A autro-estrada galego lusitana das praias novas!... Aínda así, non todo se perdéu. Bouzas atópase no eixo en que tales nomes idealmente se aliñan. No fin das praias vellas e no roteiro das praias novas. Xusto é que agora non deixe perder a súa. Bouzas conserva, por sorte, a Ribeira do Mar, localmente contraposta a Ribiera de Terra. Unha mirando as illas e aos derroteiros que levan ou tran as parexas. A outra mirando a Vigo, e xa con risco de ir perdendo tamén ésta panorámica regalía. A praia de Bouzas está na cabeceira. Hoxe e a única verdadeiramente urbán que a Vigo lle é doado defender. Ten de longa o que non ten de ancha, pois o caseirío da vila monta demais a cabalo do areal. Require maor despexo, remoción de penedias alonxamento de desaugües, franqueamento d-entradas, instalacións axeitadas... Malamente tratada foi até agora... mais sobrevive. Si se quere pode en adiante ser mellorada e ben acondicionada ao seu fin. Compre facer a sua restauración como praia en exercicio, digna dunha cibdade moderna en cobizoso crecimento, e non deixal-a no abandono tradicioal, á sua cativa sorte... Com-as outras!...   <![CDATA[Reconquista del destino]]> 2013-02-05T15:37:05+01:00 2013-02-05T15:37:05+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/reconquista-del-destino Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Publicado no Faro de Vigo, 29-4-1964. Cuando un pueblo gusta de reencender el recuerdo de su gloria, aún a través del brillo efímero de una jornada conmemorativa, debemos deducir que el rescoldo se mantiene vivo. Queda susceptible de ulteriores desdoblamientos. Pero estos no alcanzarán resultados duraderos con sólo soplar en las brasas. Será recesario que, además, engranen en las exigencias de cada tiempo. Sobre el “bloc-notes” de François Mauriac suele volar a ratos el mirlo de Auteuil. No hace muchos días el Nobel francés reflejaba su sorpresa al oir el canto de su pájaro dilecto, una mañana “neigeux et noir” en el jardín del barrio. Y anotaba en la hoja: “Se adapta a lo que el destino le impone, como nosotros siempre hacemos, como nosotros siempre hemos hecho y como seguiremos haciendo hasta el “consummatum est” en que toda vida acaba”. El rasgo del mirlo que canta a pesar de la nieve, vierte su resonancia en la conducta del hombre. Es posible que ya no debamos esperar de ella aquellas formas del heroismo popular que culminan en los grandes hechos de armas. Las reservas del valor humano tienden a una cristalización de signo distinto cada día. Y mucho más en la horas aceleradas que nos toca vivir, cargadas de tan diversas incitaciones. Vigo repasa ahora una página de su historia. Aquella de la que puede extraerse el mensaje más pleno de sentido para llenar las páginas del futuro. La solidaridad en el destino y la unidad en la acción que forjaron la gesta de la Reconquista, deben tenerse por virtudes imprescriptibles, aplicadas a nuevos objetivos. El simbolismo de la Reconquista de Vigo, para las generaciones que viven y para las que vengan, no puede dejarse dormir en los pliegues de los pendones desteñidos. Debemos traducirlo a diario en fórmulas de alcance colectivo y de validez actual que nos permitan continuar la historia de la ciudad al nivel que dignamente corresponda a las posibilidades de cada hora. Queremos decir que, al evocar las batallas ganadas con las armas, no hemos olvidar las que hayamos perdido, o podemos perder aún en el terreno de los hechos. Este es el teatro de las conquistas intentar hoy, en comunión con elresto del pais, cuyos azares estamos obligados a compartir. Sólo de este modo la efemérides renovará su fuerza emocional, con la que deberemos contribuir a la reconquista del destino común. <![CDATA[El dinero de Galicia ¿A donde va?]]> 2013-02-01T17:03:56+01:00 2013-02-01T17:03:56+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/el-dinero-de-galicia-a-donde-va Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Publicamos a continuación la respuesta que una personalidd de tanto relieve y tan conocedora de los problemas económicos de Galicia como D. Valentín Paz-Andrade nos envía a nuestra encuesta, sobre la aplicación del dinero gallego. Faro de Vigo, 30 de outubro de 1962 La ejecución de cualquier programa de desarrollo regional nos enfrenta con otro problema. Un problema de ventanillas adentro, encubierto, pero enervador. El problema de la deserción del dinero. Especialmente de aquel cuyo destino preferente, en razón al origen debiera ser formación de capital industrial “in situ”. Tanto las regiones subdesarrolladas como las deprimidas, padecen anemia crónica de este factor productivo. El fenómeno arranca de la insuficiente tasa local de ahorro, pero tiene más extensas implicaciones. Una parte del volumen de ingresos sustraído al consumo, tiende a quedar adormecido en cuentas y cartillas, en vez de fluir directamente hacia la apertura de nuevos campos de trabajo. La siesta es sólo aparente, porque el ahorro alimentado con los saldos acreedores deriva silenciosamente hacia la banca de negocios. Por este canal misivo, el dinero se aparta de la reinversión intraregional, y fluye hacia las reinversiones extraregionales más atractivas. A consecuencia de semejante desviación, el dinero ahorrado fluye hacia otras tierras donde contribuye a crear nuevas fuentes de ocupación mientras la tierra propia se despuebla bajo el azote del paro encubierto. “El sistema bancario -ha escrito Myrdal- tiende a transformarse en instrumento que absorbe los ahorros de las regiones pobres, hacia las más ricas y progresivas, donde los rendimientos de capital son altos y seguros (1). En parecidos términos ha formulado un diagnóstico coincidente, referirdo a las regiones agrícolas el economista John A. Pincus, de la Agencia Europea de Producividad (2). No se sustraen a la corriente descapitalizadora, las reservas acumuladas en las cajas de ahorros estatales, provinciales o municipales. La mediatización administrativa a que vienen sometidas, en virtud de su régimen legal, obliga a la conversión de la mayor parte de sus depósitos en valores del Estado o en títulos emitidos por las empresas del INI Pocos ignoran hoy que este fenómeno reviste caracteres agudos en la economía de Galicia, salvo en el sector pesquero. Desde la década de los años veinte, los negocios de la mar se hallan globlamente en fase de crecimiento acelerado en algunas ramas. El acceso al crédito institucional, bajo interés y largo plazo, ha contribuído a la expansión y a la reinversión consecutiva del ahorro empresarial dentro de la misma órbita. En los restantes sectores, singularmente en el agrícola, el fenómeno descapitalizador se intensifica más cada día. Especialmente, desde que la explotación de las fuerzas hidroeléctricas adquirieron el auge espectacular que conocemos, dado que la mayor parte de la energía producida ha de consumirse fuera del país. En el programa de desarrollo regional, uno de los objetivos principales debe cifrarse en la necesidad de invertir el rumbo de los flujos de finiciación. Comenzando, naturalmente, por el rescate de los ahorros evadidos.   1 Gunnar Myrdal: “Teoría económica y regiones subdesarrolladas”. Fondo Cultural Económico -México 1959. 2 En la Conferencia del “Estudio sobre problemas del desarrollo económico”, en Gellagio, Italia 1960 <![CDATA["A oración da montaña"]]> 2013-01-30T17:38:17+01:00 2013-01-30T17:38:17+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/a-oraci-n-da-monta-a Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es     Valentín Paz-Andrade pertence, por cronoloxía e afáns, ao grupo novecentista, tamén denominado Xeración de 1925, un conxunto de poetas nados arredor do ano 1900 que tivo como principal profesión de fe renovar e introducir na modernidade a poesía galega. Foi este, no entanto, un grupo moi heteroxéneo, no que as circunstancias persoais de bo número dos seus membros, así como os acontecementos históricos, frustraron moitos dos horizontes por eles anhelados. Valentín Paz-Andrade, quen estivera en contacto con algúns dos membros máis destacados deste grupo durante a década de 1920, non descubriría, no entanto, a necesidade de se expresar poeticamente ata ben tempo despois, cando xa tiña case corenta anos. Tería lugar este descubrimento persoal en 1937 durante o desterro forzado que, por orde gobernativa, se ve obrigado a padecer na Serra de Queixa. Moito tempo despois, en 1982, relatáballe así ao xornalista Tucho Calvo cómo xurdira nel esa “chamada”:   [...] En canto á vida do espírito, experimentei unha chamada que non sentira denantes. Eu, que me formara ao lado dun poeta [en referencia ao seu tío Xoán Bautista Andrade], non fora tentado aínda polas musas. Foi na soidade albacenta onde sentín a necesidade de me expresar en verso. Sospeito que foi unha evasión provocada polo trauma moral. Dos seus froitos aproveitei pouco nos libros anos despois editados. E, máis adiante, nesta mesma entrevista, matizaba que: Foi no máis deshumano dos desterros que sufrín, no bloqueo dunha invernía illado no mais alto poboado da Serra da Queixa, cando a expresión poética me tentou, cal unha arte de evasión. Cando a tomei como si descubrira unha nova fronteira tras da que puidera atopar un acento de liberdade, para fuxir da opresión. En calquera caso, Valentín Paz-Andrade non dará ao prelo o seu primeiro poemario ata 1955, ano en que, en Ediciones Galicia del Centro Gallego de Buenos Aires, publica, en edición bilingüe con tradución ao castelán de María Villarino, Pranto matricial, un canto elexíaco á memoria do seu amigo admirado Alfonso Daniel Rodríguez Castelao. De 1968 é o seu segundo libro de poemas, Sementeira do vento, publicado na colección Salnés da Editorial Galaxia. Compoñen este poemario catro libros autónomos nos que inclúe poemas compostos en distintas épocas da súa vida, sendo un deles Pranto matricial, que ten así unha segunda edición. Antes do seu falecemento, Valentín Paz-Andrade aínda publicaría un terceiro libro de poemas, o máis persoal e libre de todos os seus textos poéticos editados: Cen chaves de sombra, que sae á luz, baixo o selo editorial de Ediciós do Castro, en 1979. Abre este poemario un limiar do tamén poeta Lorenzo Varela (homenaxeado no Día das Letras Galegas de 2005), quen igualmente o pecha cun epílogo poético. <![CDATA["El futuro Parlamento debe variar la estructura centralista"]]> 2013-01-21T18:56:01+01:00 2013-01-21T18:56:01+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/el-futuro-parlamento-debe-variar-la-estructura-centralista-1 Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Reproducimos unha entrevista realizada por Soledad Álvarez-Coto a Valentín Paz-Andrade e publicada no suplemento dominical madrileño do diario El Pais o 27 de febreiro de 1927. EL PAIS. Usted fue elegido por las fuerzas políticas gallegas para representarlas en el seno de la comisión negociadora de la Oposición con el Gobierno ¿Cual es su impresión  de estas negociaciones y que espera la oposición gallega de ellas? PAZ-ANDRADE.  La comisión de la Oposición ha estudiado una propuesta que a su vez ha sido elaborada en una comisión técnica designada al efecto por nosotros, la cual ha elaborado realmente un proyecto de leu dónde se recogen todos los aspectos fundamentales que una ley electoral hecha a la altura de nuestro tiempo debe contener. Suponemos que estas líneas matrices marcadas por nosotros no tendrán mas carácter que unas propuestas que estudiará el Gobierno para luego elaborar la ley electoral El proyecto que hemos presentado tiene algunos puntos que pudiéramos considerar específicos como por ejemplo el mínimo de diputados por provincia, que hemos establecido que sea al menos de dos, pues se consideraba que precisamente las provincias mas necesitadas de representantes son a la vez las que tienen menor población por su marginación a través de la Historia. EP. ¿Puede ser este el caso de Galicia dada su gran emigración? PA. Si. En dos provincia de Galicia -Orense y Lugo- podría aplicarse este punto de vista, ya que han sido marginadas a través de la historia y se ha originado un exceso de despoblación. En estas provincias, el censo no corresponde a sus habitantes, que se hallan desperdigados en varios países de Europa y América, y en otras regiones españolas. EP. Volviendo sobre el tema planteado inicialmente ¿Que esperan la fuerzas políticas gallegas de las negociaciones con el Gobierno? PA. Galicia espera que el proceso político se conduzca hacia un Parlamento que puede variar la estructura centralista de la Administración española y que reconozca cuando menos, a las nacionalidades y regiones que tienen una personalidad histórica y que, además, tienen motivos fundados para considerar víctimas de una Administración centrípeta, monolíticamente ejercida. Galicia es un ejemplo típico y en esta coyuntura histórica se juega precisamente la posibilidad de adquirir un régimen autonómico que pueda afrontar directamente la solución de sus problemas que en tantos siglos de centralismo no han hecho más que exacerbarse. EP. ¿Galicia se contentaría en estos momentos con las soluciones de años anteriores sobre su autonomía, como por ejemplo el Estatuto de 1936 o pretende un reconocimiento más explícito? PA. De momento se parte del Estatuto que fue plebiscitado en el año 1936, y no porque realmente sea una pieza legislativa que resuelva todos los problemas en este momento, sino porque es un punto de partida y es una norma que se aceptó democráticamente en su día. Ahora bien, el proyecto definitivo, aquel que haya de cristalizar en ley tiene que salir de las futuras Cortes, cuando estas establezcan una nueva Constitución federal, o  si no se llama así, que al menos reconozca la autonomía de las regiones. EP. ¿Pero las fuerzas políticas gallegas defienden un Estado federal o tan solo reivindican el reconocimiento efectivo de su autonomía? PA. Se parte del principio autonómico. Ahora bien, naturalmente hay partidarios de que el Estado sea federal y que Galicia sea uno de los Estados integrados en la Federación; y los hay con menores exigencias en esa orden aunque en todos modos opuestos al centralismo. Si se ha de ser una solución o otra, no lo pueden decir mas que las urnas, por tanto todo está pendiente de las elecciones y de las Cortes que surjan de esos comicios. EP. ¿Por que de las tres nacionalidades con tradición histórica -País Vasco, Cataluña y Galicia- esta última ha sido la menos reivindicativa en los últimos años? PA. Porque ha sido la más castigada, la más debilitada, la que ha vivido repartida entre el suelo natal y otros países. Así ha perdido la concentración de energías que, en cambio, han permitido a Cataluña y al País Vasco producir sus estados de rebeldía y tenerlos siempre despiertos. Es decir que el problema tiene sus afinidades con el problema vasco y con el problema catalán pero tiene también sus divergencias. Además de las apetencias autonómicas que son comunes a las tres nacionalidades, Galicia tiene frente al Estado español una cuenta muy copiosa de agravios a liquidar. Aunque el centralismo haya sojuzgado a nacionalidades como Cataluña y el País Vasco, no las ha empobrecido. En cambio ha empobrecido a Galicia y ha hecho que el fenómeno de la emigración se hiciese crónico y desde hace un par de siglos. Galicia ha perdido constantemente población, mientras las otras dos nacionalidades y casi todo el resto del país se encuentran en un periodo de crecimiento demográfico. EP. Este fenómeno crónico de la emigración al que usted alude ¿no se ha debido en gran parte a la nula planificación económica de Galicia? PA. La emigración en Galicia ha producido una depresión agro-económica y agro-social verdaderamente lamentable. El problema es muy grave, porque Galicia tiene condiciones especialísimas por su condición en el mapa, por su manto vegetal y por su perennidad del tapiz de hierba que la cubre, por su arbolado y por su ganadería. Aún hoy, Galicia es seguramente la región mas ganadera de España, pero no es todavía la región ganadera que debiera ser. La política económica del país no se preocupado por estudiar estas condiciones para el desarrollo que tiene nuestra región. Este abandono del Estado español tiene otras características depresivas. Galicia ha sido una región incomunicada, amurallada por su orografía y es afora cuando ha empedado a hace los accesos a Galicia. La carencia de industrias básicas ha originado también un desarrollo industrial secundario. EP. Usted como especialista en la economía gallega ¿es partidario de una industrialización de Galicia o más bien defendería una economía basada en la riqueza agropecuaria? PA. El desarrollo tiene que ser equilibrado. No soy partidario de un desarrollo que no sea a la vez agropecuario-forestal e industrial. La planificación del desarrollo de Galicia tiene que comprender estas dos directrices: debe ser una región fuertemente agrícola principalmente ganadera y mucho más industrializada de lo que es. Además hay un tercer aspecto y es lo que pudiéramos llamar el olvido de los valores de situación de Galicia. Nuestra región es la única atlántica de España -o casi la única- por donde han circulado los grandes tráficos del mundo. Tenía las mejores condiciones por su emplazamiento estratégico -a la entrada de Europa- por el calado de sus rías, para poder establecer una economía con base a su litoral que fuese la clave de un desarrollo extraordinario. El Estado español no ha visto nunca lo que dejo la naturaleza en Galicia. EP. En esta línea ¿que soluciones inmediatas ve usted para potenciar el desarrollo económico gallego? PA. El desarrollo de un programa económico-social de un país es una planificación económica, una serie de estudios que se denominan, en términos económicos el despegue. En la primera fase del despegue está el desarrollo y después la fase de la culminación. todo esto hoy tiene y carácter técnico y necesariamente hay que elaborarlo y estudiarlo. De todos modos, ciertas directrices que se han olvidado están claras, como es la potenciación del campo -comenzando con el problema de la vivienda rural, el problema de la sanidad y el de la enseñanza, aparte de otro problema que es el problema de la lengua. Este tiene mucha mayor importancia en Galicia que en el País Vasco o Cataluña EP. Sin embargo, parece que en Galicia el problema respeto a la utilización de la propia lengua no se siente tan enraizadamente como en Cataluña o País Vasco. PA. El problema de la lengua es uno de tantos problemas graves que hay que solucionar en Galicia. El niño que oye hablar en gallego a su madre, llega a la escuela y hay un maestro castellano que no entiende el gallego y empieza a luchar para entenderse con este niño. De modo que este niño aprende las primeras letras tiene los primeros contactos con la cultura a través de unos instrumentos que son los menos adecuados para que pueda sacar un fruto brillante. Es decir que al niño hay que hablarle en su lengua y después de que él sepa la nociones culturales en su lengua es el momento de iniciarle en otra Aquí se han ignorado axiomas educacionales muy difundidos y propagados por la UNESCO de que es necesario enseñar la lengua materna además de enseñar la del Estado. EP. Esta reivindicación de una lengua propia y una cultura propia ¿está fuertemente entroncada en la mayoría del pueblo gallego? PA. Hoy en Galicia el 75 por ciento de la población habla gallego y el resto entiende gallego. Pero además el gallego está en un momento de florecimiento se publican más de cien libros al año escritos en gallego, hay semanarios en gallego y se está estudiando editar un diario en gallego. Pero no se trata solo de eso. El problema de la lengua no se limita a los contornos regionales, sino que la lengua en Galicia es la lengua de Portugal, de Brasil, de Angola, de Guinea, de Mozambique. Es la lengua de 150 millones de hombres. Hay que plantearse el problema de si un instrumento que tiene esta eficacia y esta proyección se puede perder. Sería un empobrecimiento para España, no solo para Galicia. EP. Y pasando de las reivindicaciones culturales a las específicamente políticas ¿que hay del intento de crear cara a las elecciones, una plataforma de todas las fuerzas democráticas gallegas con un programa común? PA. Ante el exceso de siglas de grupos de divisiones cosa no deseable pero en medio de todo explicable después de cuarenta años de sometimiento a un monólogo se está intentando elaborar unas listas comunes de diputados y senadores que representen auténticamente a Galicia para que ésta pueda dar la batalla que tiene que dar en las próximas Cortes de la Monarquía Democrática. EP. ¿Y que puntos específicos tiene ese programa común? PA. Tiene en común principalmente, con mayor o menor intensidad, el principio de que Galicia tiene que conquistar su autonomía EP. ¿Y hasta donde piensa que puede llegar esa autonomía? PA. Este proceso ya no solo depende de Galicia. Galicia reivindica un cierto tipo de autonomía pero el techo de la misma lo colocará el Estado español a través de las leyes que establezcan las Cortes constituyentes. EP. Entre las reivindicaciones de Cataluña está el restablecimiento de la Generalitat. En Galicia parece sin embargo que no se reivindica con mucha fuerza el restablecimiento de las Xuntas de Galicia. PA. La comisión negociadora de la Oposición propone en el documento sobre nacionalidades el restablecimiento de una Xunta de Galicia previa a las elecciones y de otras instituciones semejantes en Cataluña y el País Vasco. Como la elecciones se van a realizar conservando los tinglados del franquismo -diputaciones, ayuntamientos, Movimiento- pues no creo que puedan desmontarse antes, exigimos que se cree un órgano superprovincial en cada una de estas regiones que vigile la pureza electoral. EP. ¿Piensa usted que la ley electoral que se está gestando va a ofrecer a las nacionalidades posibilidades para que éstas estén auténticamente representadas en las futuras Cortes? PA. Nosotros estamos haciendo canto podemos para que ello sea así. no solo los tres representantes de las nacionalidades de la comisión, sino la gran mayoría de esta comisión que ha rendido batallas por ciertos puntos importantes que se pretenden llevar a esa ley electoral para que los restos se computen regionalmente y para que haya un mínimo por provincia. Pero el Gobierno tiene que decir su última palabra. Poco importa lo que nosotros nos esforcemos: las cosas en el Gobierno se entienden y planifican de otra manera. EP. ¿Cree que el caciquismo del que tanto se ha hablado en Galicia seguirá teniendo fuerza en estas elecciones? PA. No. Hoy no. Hoy todo eso se ha desvanecido, afortunadamente. <![CDATA["El futuro Parlamento debe variar la estructura centralista"]]> 2013-01-21T18:53:27+01:00 2013-01-21T18:53:27+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/el-futuro-parlamento-debe-variar-la-estructura-centralista Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Reproducimos unha entrevista realizada por Soledad Álvarez-Coto a Valentín Paz-Andrade e publicada no suplemento dominical madrileño do diario El Pais o 27 de febreiro de 1927. EL PAIS. Usted fue elegido por las fuerzas políticas gallegas para representarlas en el seno de la comisión negociadora de la Oposición con el Gobierno ¿Cual es su impresión  de estas negociaciones y que espera la oposición gallega de ellas? PAZ-ANDRADE.  La comisión de la Oposición ha estudiado una propuesta que a su vez ha sido elaborada en una comisión técnica designada al efecto por nosotros, la cual ha elaborado realmente un proyecto de leu dónde se recogen todos los aspectos fundamentales que una ley electoral hecha a la altura de nuestro tiempo debe contener. Suponemos que estas líneas matrices marcadas por nosotros no tendrán mas carácter que unas propuestas que estudiará el Gobierno para luego elaborar la ley electoral El proyecto que hemos presentado tiene algunos puntos que pudiéramos considerar específicos como por ejemplo el mínimo de diputados por provincia, que hemos establecido que sea al menos de dos, pues se consideraba que precisamente las provincias mas necesitadas de representantes son a la vez las que tienen menor población por su marginación a través de la Historia. EP. ¿Puede ser este el caso de Galicia dada su gran emigración? PA. Si. En dos provincia de Galicia -Orense y Lugo- podría aplicarse este punto de vista, ya que han sido marginadas a través de la historia y se ha originado un exceso de despoblación. En estas provincias, el censo no corresponde a sus habitantes, que se hallan desperdigados en varios países de Europa y América, y en otras regiones españolas. EP. Volviendo sobre el tema planteado inicialmente ¿Que esperan la fuerzas políticas gallegas de las negociaciones con el Gobierno? PA. Galicia espera que el proceso político se conduzca hacia un Parlamento que puede variar la estructura centralista de la Administración española y que reconozca cuando menos, a las nacionalidades y regiones que tienen una personalidad histórica y que, además, tienen motivos fundados para considerar víctimas de una Administración centrípeta, monolíticamente ejercida. Galicia es un ejemplo típico y en esta coyuntura histórica se juega precisamente la posibilidad de adquirir un régimen autonómico que pueda afrontar directamente la solución de sus problemas que en tantos siglos de centralismo no han hecho más que exacerbarse. EP. ¿Galicia se contentaría en estos momentos con las soluciones de años anteriores sobre su autonomía, como por ejemplo el Estatuto de 1936 o pretende un reconocimiento más explícito? PA. De momento se parte del Estatuto que fue plebiscitado en el año 1936, y no porque realmente sea una pieza legislativa que resuelva todos los problemas en este momento, sino porque es un punto de partida y es una norma que se aceptó democráticamente en su día. Ahora bien, el proyecto definitivo, aquel que haya de cristalizar en ley tiene que salir de las futuras Cortes, cuando estas establezcan una nueva Constitución federal, o  si no se llama así, que al menos reconozca la autonomía de las regiones. EP. ¿Pero las fuerzas políticas gallegas defienden un Estado federal o tan solo reivindican el reconocimiento efectivo de su autonomía? PA. Se parte del principio autonómico. Ahora bien, naturalmente hay partidarios de que el Estado sea federal y que Galicia sea uno de los Estados integrados en la Federación; y los hay con menores exigencias en esa orden aunque en todos modos opuestos al centralismo. Si se ha de ser una solución o otra, no lo pueden decir mas que las urnas, por tanto todo está pendiente de las elecciones y de las Cortes que surjan de esos comicios. EP. ¿Por que de las tres nacionalidades con tradición histórica -País Vasco, Cataluña y Galicia- esta última ha sido la menos reivindicativa en los últimos años? PA. Porque ha sido la más castigada, la más debilitada, la que ha vivido repartida entre el suelo natal y otros países. Así ha perdido la concentración de energías que, en cambio, han permitido a Cataluña y al País Vasco producir sus estados de rebeldía y tenerlos siempre despiertos. Es decir que el problema tiene sus afinidades con el problema vasco y con el problema catalán pero tiene también sus divergencias. Además de las apetencias autonómicas que son comunes a las tres nacionalidades, Galicia tiene frente al Estado español una cuenta muy copiosa de agravios a liquidar. Aunque el centralismo haya sojuzgado a nacionalidades como Cataluña y el País Vasco, no las ha empobrecido. En cambio ha empobrecido a Galicia y ha hecho que el fenómeno de la emigración se hiciese crónico y desde hace un par de siglos. Galicia ha perdido constantemente población, mientras las otras dos nacionalidades y casi todo el resto del país se encuentran en un periodo de crecimiento demográfico. EP. Este fenómeno crónico de la emigración al que usted alude ¿no se ha debido en gran parte a la nula planificación económica de Galicia? PA. La emigración en Galicia ha producido una depresión agro-económica y agro-social verdaderamente lamentable. El problema es muy grave, porque Galicia tiene condiciones especialísimas por su condición en el mapa, por su manto vegetal y por su perennidad del tapiz de hierba que la cubre, por su arbolado y por su ganadería. Aún hoy, Galicia es seguramente la región mas ganadera de España, pero no es todavía la región ganadera que debiera ser. La política económica del país no se preocupado por estudiar estas condiciones para el desarrollo que tiene nuestra región. Este abandono del Estado español tiene otras características depresivas. Galicia ha sido una región incomunicada, amurallada por su orografía y es afora cuando ha empedado a hace los accesos a Galicia. La carencia de industrias básicas ha originado también un desarrollo industrial secundario. EP. Usted como especialista en la economía gallega ¿es partidario de una industrialización de Galicia o más bien defendería una economía basada en la riqueza agropecuaria? PA. El desarrollo tiene que ser equilibrado. No soy partidario de un desarrollo que no sea a la vez agropecuario-forestal e industrial. La planificación del desarrollo de Galicia tiene que comprender estas dos directrices: debe ser una región fuertemente agrícola principalmente ganadera y mucho más industrializada de lo que es. Además hay un tercer aspecto y es lo que pudiéramos llamar el olvido de los valores de situación de Galicia. Nuestra región es la única atlántica de España -o casi la única- por donde han circulado los grandes tráficos del mundo. Tenía las mejores condiciones por su emplazamiento estratégico -a la entrada de Europa- por el calado de sus rías, para poder establecer una economía con base a su litoral que fuese la clave de un desarrollo extraordinario. El Estado español no ha visto nunca lo que dejo la naturaleza en Galicia. EP. En esta línea ¿que soluciones inmediatas ve usted para potenciar el desarrollo económico gallego? PA. El desarrollo de un programa económico-social de un país es una planificación económica, una serie de estudios que se denominan, en términos económicos el despegue. En la primera fase del despegue está el desarrollo y después la fase de la culminación. todo esto hoy tiene y carácter técnico y necesariamente hay que elaborarlo y estudiarlo. De todos modos, ciertas directrices que se han olvidado están claras, como es la potenciación del campo -comenzando con el problema de la vivienda rural, el problema de la sanidad y el de la enseñanza, aparte de otro problema que es el problema de la lengua. Este tiene mucha mayor importancia en Galicia que en el País Vasco o Cataluña EP. Sin embargo, parece que en Galicia el problema respeto a la utilización de la propia lengua no se siente tan enraizadamente como en Cataluña o País Vasco. PA. El problema de la lengua es uno de tantos problemas graves que hay que solucionar en Galicia. El niño que oye hablar en gallego a su madre, llega a la escuela y hay un maestro castellano que no entiende el gallego y empieza a luchar para entenderse con este niño. De modo que este niño aprende las primeras letras tiene los primeros contactos con la cultura a través de unos instrumentos que son los menos adecuados para que pueda sacar un fruto brillante. Es decir que al niño hay que hablarle en su lengua y después de que él sepa la nociones culturales en su lengua es el momento de iniciarle en otra Aquí se han ignorado axiomas educacionales muy difundidos y propagados por la UNESCO de que es necesario enseñar la lengua materna además de enseñar la del Estado. EP. Esta reivindicación de una lengua propia y una cultura propia ¿está fuertemente entroncada en la mayoría del pueblo gallego? PA. Hoy en Galicia el 75 por ciento de la población habla gallego y el resto entiende gallego. Pero además el gallego está en un momento de florecimiento se publican más de cien libros al año escritos en gallego, hay semanarios en gallego y se está estudiando editar un diario en gallego. Pero no se trata solo de eso. El problema de la lengua no se limita a los contornos regionales, sino que la lengua en Galicia es la lengua de Portugal, de Brasil, de Angola, de Guinea, de Mozambique. Es la lengua de 150 millones de hombres. Hay que plantearse el problema de si un instrumento que tiene esta eficacia y esta proyección se puede perder. Sería un empobrecimiento para España, no solo para Galicia. EP. Y pasando de las reivindicaciones culturales a las específicamente políticas ¿que hay del intento de crear cara a las elecciones, una plataforma de todas las fuerzas democráticas gallegas con un programa común? PA. Ante el exceso de siglas de grupos de divisiones cosa no deseable pero en medio de todo explicable después de cuarenta años de sometimiento a un monólogo se está intentando elaborar unas listas comunes de diputados y senadores que representen auténticamente a Galicia para que ésta pueda dar la batalla que tiene que dar en las próximas Cortes de la Monarquía Democrática. EP. ¿Y que puntos específicos tiene ese programa común? PA. Tiene en común principalmente, con mayor o menor intensidad, el principio de que Galicia tiene que conquistar su autonomía EP. ¿Y hasta donde piensa que puede llegar esa autonomía? PA. Este proceso ya no solo depende de Galicia. Galicia reivindica un cierto tipo de autonomía pero el techo de la misma lo colocará el Estado español a través de las leyes que establezcan las Cortes constituyentes. EP. Entre las reivindicaciones de Cataluña está el restablecimiento de la Generalitat. En Galicia parece sin embargo que no se reivindica con mucha fuerza el restablecimiento de las Xuntas de Galicia. PA. La comisión negociadora de la Oposición propone en el documento sobre nacionalidades el restablecimiento de una Xunta de Galicia previa a las elecciones y de otras instituciones semejantes en Cataluña y el País Vasco. Como la elecciones se van a realizar conservando los tinglados del franquismo -diputaciones, ayuntamientos, Movimiento- pues no creo que puedan desmontarse antes, exigimos que se cree un órgano superprovincial en cada una de estas regiones que vigile la pureza electoral. EP. ¿Piensa usted que la ley electoral que se está gestando va a ofrecer a las nacionalidades posibilidades para que éstas estén auténticamente representadas en las futuras Cortes? PA. Nosotros estamos haciendo canto podemos para que ello sea así. no solo los tres representantes de las nacionalidades de la comisión, sino la gran mayoría de esta comisión que ha rendido batallas por ciertos puntos importantes que se pretenden llevar a esa ley electoral para que los restos se computen regionalmente y para que haya un mínimo por provincia. Pero el Gobierno tiene que decir su última palabra. Poco importa lo que nosotros nos esforcemos: las cosas en el Gobierno se entienden y planifican de otra manera. EP. ¿Cree que el caciquismo del que tanto se ha hablado en Galicia seguirá teniendo fuerza en estas elecciones? PA. No. Hoy no. Hoy todo eso se ha desvanecido, afortunadamente. <![CDATA[Deconstruíndo a Valentín Paz-Andrade]]> 2013-01-16T09:49:46+01:00 2013-01-16T09:49:46+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/deconstru-ndo-a-valent-n-paz-andrade Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es   Un documental dirixido por Gonzalo E. Veloso que recolle a visión de diferentes persoeiros da política, a empresa e a cultura sobre o homenaxeado o pasado ano 2012 co Día das Letras Galegas. Opinan e reconstrúen a figura de Valentín desde o seu fillo e empresario, Alfonso Paz-Andrade a intelectuais galeguistas como os finados Isaac Díaz Pardo ou Avelino Pousa Antelo ademais do editor Víctor Freixanes, Jordi Pujol ou o historiador Justo G. Beramendi. <![CDATA[Diarios de viaje de Valentín Paz-Andrade]]> 2013-01-10T18:40:23+01:00 2013-01-10T18:40:23+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/diarios-de-viaje-de-valent-n-paz-andrade Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Un libro inédito de Valentín Paz Andrade que leva por título Diarios de viaje pechará o ano editorial de homenaxe ao escritor pontevedrés. Formará parte da Colección Rescate de Alvarellos Editora, nunha edición que está ao coidado da historiadora Emilia García López, responsable da Área de Acción Exterior do Consello da Cultura Galega. En febreiro estará á venda en librarías e tamén a través da tenda en Rede de alvarellos.info. Diarios de viaje contén trinta textos escritos por Paz-Andrade entre 1945 e 1955, elaborados durante as súas viaxes por América como técnico da FAO para misións internacionais e como especialista en economía pesqueira. Arxentina, EE UU, México, Chile, Colombia ou Brasil, foron algúns dos países visitados. Das súas estadías neses lugares, en cidades como Nova York, México DF ou Cartagena de Indias, deixou escritas unha serie de crónicas onde describe e reflexiona sobre as paisaxes e as xentes que ía atopando no seu camiño ao outro lado do Atlántico. Os texos apareceron entre toda a documentación persoal que custodia Pilar Rodriguez de Prada, viúva de Valentín. De algúns tívose noticia hai menos dun mes e foron descubertos por Emilia García mentras facía a dixitalización do fondo do autor para o Consello da Cultura Galega. A historiadora, que avanzou os contidos desta obra durante o Congreso Valentín Paz-Andrade, afirma que neste inédito "descubriremos a un Paz-Andrade íntimo, viaxeiro anónimo. Cunha prosa riquísima, chea de matices, de poesía, de descricións moi potentes e suxestivas, e con referencias continuadas a Galicia".       <![CDATA["Homenaxe a Castelao, o José Martí dos galegos"]]> 2013-01-08T13:25:10+01:00 2013-01-08T13:25:10+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/homenaxe-a-castelao-o-jos-mart-dos-galegos Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es O Panteón de Galegos ilustres acolleu onte 7 de xaneiro a tradicional ofrenda floral en homenaxe a Alfonso Daniel Rodríguez Castelao no 63 aniversario do seu pasamento. Ao acto asistiron o ex-presidente da Xunta Gerardo Fernández Albor, o conselleiro de Cultura e Educación Xesús Vázquez e o vicepresidente primeiro e segundo da Fundación Castelao, Alfonso Paz-Andrade e Miguel Anxo Seixas, ademais de outros membros do goberno autonómico, da Real Academia Galega e do Consello da Cultura. A de onte foi a primeira homenaxe á que os representantes da Fundación Castelao acudían tras o pasamento o agosto pasado do seu presidente Avelino Pousa Antelo. Miguel Anxo Seixas reivindicou esta homenaxe como un acto cultural pero tamén político aínda que non partidario. Pola súa parte Alfonso Paz-Andrade recordou a figura de Castelao como “moito máis que un pai, o José Martí dos galegos”, “unha figura que reiventou a forma de ser galego, porque non podemos entender a Galicia de hoxe sen ter en conta o discurso filosófico e político de Alfonso Daniel” Como representación da Real Academia Galega, Salvador García-Bodaño quen leu “O que todo galego choraría”, primeiro poema de Pranto Matricial, o poemario que Valentín Paz-Andrade publicou en 1955 para honrar a morte do seu amigo Alfonso Daniel Rodriguez Castelao. <![CDATA["Castelao el hombre y el artista"]]> 2013-01-07T11:46:31+01:00 2013-01-07T11:46:31+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/castelao-el-hombre-y-el-artista Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es O artigo da morte de Castelao publicado en La Noche por Valentín Paz-Andrade en xaneiro de 1950 foi o primeiro de fondo ideolóxico que se publicaba en Galiza desde 1936 Durante la séptima noche del año naciente -vértebra dorsal del siglo- han debido doblar a muerto las campanas de todas las iglesias de Galicia. Campañas marineras de Rianxo, graves campanas de Compostela. Líricas campanas de Bastabales, de Allóns... Sólo el llanto unánime de las torres románicas, lágrimas de bronce sobre faz de piedra, habría expresado con digno acorde y proporcionado acento, en esta ocasión el dolor de la tierra. Lejos de ella moria, por filo de las veintitres horas, el hombre que sólo para amarla vivió. En el ardor espeso de la gran urbe, asilo inmenso del mundo, se apagaba irremediablemente el brio de una vida gloriosa, llagada por el mal de la ausencia, aun más que por la impiedad del desgarramiento físico. Se quebraron, al fin, tras lucha exhaustiva hasta las raices sutiles del sentimiento, que a través de la mar y del tiempo, aun fundían al hombre con la entraña natal y aliviaban la sed del retorno. Sin la mutilación moral del extrañamiento, y a pesar de advenir prematuramente, la muerte no hubiera parecido tan desoladora. Y Galicia habría tenido la oportunidad de ejercer la santidad de sus virtudes de madre, de cuerpo que ansiosamente lo buscaba, y de corresponder, con generosidad emocionada, a la ofrenda impagable del hijo, que se fué por la senda de Dios. Como unidad étnica, Galicia nunca había cuajado especimen más puro y directo. Castelao era la consensación del alma gallega. A través de su lápiz, de su palabra o de su pluma, de su aire o de su gesto, el espiritu del pueblo adquiría la plasticidad de la carne viviente y sensible. Señala Alexis Carrel en su testamento, como una de las leyes de la existencia humana, l'ascensión de l'esprit. Este fenómeno se producía en Castelao con maravillosa nitidez, y sin las limitaciones que pudieran derivarse, de la singularidad de su genio personal. Vida y obra se nutren del vivero popular, pero sin convertir al hombre ni al artista en dócil intérprete de la masa. Comenzó por revelar, incluso dentro del círculo de su origen, zonas inéditas del ser gallego. Valores latentes en el trasfondo de la raza se hicieron en Castelao vivencias imprescriptibles. Renovó el menguado repertorio de imagenes que nos legara el romanticismo, enriqueciéndolo y ennobleciéndolo con la aportación más caudalosa y varia, sin duda, que la cultura gallega recibió de un hombre sólo. El pueblo, con sus rasgos insobornables, en su doble destinación campesina y marinera, invade su obra. Pero no la aplebeya, como en tantos ,como en casi todos antes que él. Catador de la línea auténtica, del matiz definidor. Los extrae limpios y recios, sin perdida de la sustancia humana, así de la mente como del cuerpo de sus paisanos, para plasmarlos con trazo sobrio y feliz. Nunca el pergenio céltico adquiriera en los dominios del arte una caracterización tan enérgica y tan legítima. Pocas veces el hombre y el artista, se habrán mostrado en tan equilibrada alianza. La excepcional dimensión de Castelao, como valor humano, se transparentó día a día en las páginas, a menudo dramáticas, de su vida. La misma ecuación que entre el hombre y el artista, se daba entre el corazón y el cerbro. ¡Ese corazón que alguien dibujó liberado del tórax, condecorando el pecho, y sangrando por los que emigran! Conoció más horas de inquietud que de sosiego, de amargura que de triunfo, y sin embargo, fue el motor poderosos que le sostuvo en la brecha, por el bien de los demás por la suerte de su pueblo, por la ascensión del espiritu”. Bastaría recordar la triste tara de su parcial ceguera. Y como la progresión del déficit visual, sensibilizaba su mano, para pintar esos ciegos, rústicos juglares del harapo, víctimas resignadas del abandono social, peregrinos del mendrugo por “corredoiras” y romerías, que en Galicia “aínda viven da caridade”. ¡Admirable retablo, en cuyas figuras el artista anticipaba la visión temida de su propio fin! Castelao no logra su ecendida ilusión de padre. La acariciaba en la intimidad de su hogar pontevedrés, como una compensación providencial. Cuando en el hijo apuntaba la adolescencia y precozmente comenzaba a perfilarse la promesa de una digna sucesión, la muerte se lo arrancó de los brazos. Después, tras difícil cicatrización del alma, otra vez lucha irguiendo aquella su amplia arquitectura corporal, vertiendo a raudales su humor y su bondad, llenando el ámbito con su fluida y contagiosa simpatía. Engrano con la generación de los Precursores, en el movimiento deshabilitador de la cultura gallega, mucho más consistente que su proyección política. Lo que hace cincuenta años eran destellos aislados, que cancelaron gloriosamente varios siglos de oscuridad, en el campo de la poesía y la historia principalmente, adquirió después estructura, profundidad y magnitud. La contribución de Castelao a esta gesta del espiritu, asume medidas excepcionales. Comienza como humorista-caricaturas, “Memorias de un ollo de vidrio”-, y se extiende pronto al dibujo coloreado, a la pintura mural y al campo literario. Si el dibujante, con evidentes dotes nativas para el oficio, alcanzó el censo maximo de popularidad sin mengua el rango artístico, algo extraordinario latía en sus producciones. Bastaría, a veces, que las animara el soplo de las inquietudes colectivamente padecidas, pero el artista, aun en parte malogrado por la creciente claudicación de sus ojos, comportaba méritos mucho más altos. Una densidad filosófica, una tensión trágica, un realismo ennoblecido o un humorismo rebelador acertadamente dosificados, aseguraban a sus trabajos la captación inmediata del lector o del contemplador. Todo servido, en su copiosa producción literaria -crónicas, cuentos, novela, discursos, teatro, monografias...-, por una dicción transparente prieta y jugosa, de la mejor solera idiomática. No hace falta añadir que sus libros, además e una gama de excepcional riqueza -desde el album “Nos” a “Cincuenta homes por dez reás”, desde “Os dous de sempre”, “As cruces de pedra na Galiza”-, serán siempre criaturas vivas del espíritu, animadas por una profunda emoción humana; iluminadas por el fulgor del genio. Se ha extinguido una de esas vidas extrordinarias, que debieran celebrarse como el mejor tesoro del pais. “Un hombre que jamás haya intentado hacerse semejante a los dioses – escribió Paul Valery-, es menos que un hombre” Castelao naciera con esta gran lección aprendida pero nunca le impidió hacer de la generosidad un culto y de la sencillez un rito. Hombre y artista en correspondencia fecunda, podía ofrecer aun obras excepcionales a Galicia. Sobretodo, si su vida se prolongara hasta la senectud, devuelto al agarimo de la tierra, con un pié en la vida y otro en la hstoria, habrá plasmado en una gloriosa figura de patriarca del arte y las letras, manteniendo vivo entre nosotros el ejemplo de su egregia humanidad y radiante la llama de su espiritu.   La Noche, 14 de xaneiro de 1950. <![CDATA["Paz-Andrade na luz e na sombra"]]> 2012-12-27T16:18:50+01:00 2012-12-27T16:18:50+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/paz-andrade-na-luz-e-na-sombra Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es O profesor Ramón Villares foi o responsable da conferencia inaugural que deu inicio ao Congreso Valentín Paz-Andrade. Para ver máis intervencións do congreso visita a sección multimedia     "A idea sistemática de Paz-Andrade desde a República ata a súa morte foi a de preferir facer a ser, sen caer no pragmatismo absoluto"   <![CDATA["Valentín Paz-Andrade no Museo do Mar"]]> 2012-12-21T18:51:19+01:00 2012-12-21T18:51:19+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/valent-n-paz-andrade-no-museo-do-mar Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es A memoria de Valentín Paz Andrade reside estes días no Museo do Mar de Galicia. O polièdrico personaxe protagoniza unha exposición interactiva, promovida pola Consellería de Cultura. Os secretarios de Cultura, Anxo Lorenzo, e de Normalización Lingüística, Valentín García, acompañaron á directora do centro, Marta Lucio, na inauguración da exposición titulada «Valentín Paz Andrade. Dia das Letras Galegas 2012». O editor Tucho Calvo, o escritor e director da Real Academia Galega, Xosé Luís Méndez Ferrín, o empresario Alfonso Paz-Andrade, entre outros, aportaron ás súas visión sobre o escritor e empresario. O político, o empresario, o escritor, o abogado, o economista. Todas as facetas desenvolvidas ao longo da vida de Valentín Paz Andrade están presentes nos cinco monitores que compoñen a exposición. Fonte: Jorge Lamas. La Voz de Galicia.   <![CDATA["Deconstruindo a Valentín Paz-Andrade"]]> 2012-12-17T17:51:38+01:00 2012-12-17T17:51:38+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/deconstruindo-a-valent-n-paz-andrade Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es <![CDATA[Inicio do Congreso Valentín Paz-Andrade]]> 2012-12-17T17:46:02+01:00 2012-12-17T17:46:02+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/inicio-do-congreso-valent-n-paz-andrade Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Onte deu comezo o congreso Valentín Paz-Andrade que culmina o seu ano das Letras Galegas. Ramón Villares, presidente do Consello da cultura galega, foi o responsable da lección inaugural que titulou "Paz-Andrade na luz e na sombra" na que destacou tres aspectos fundamentais da traxectoria de Valentín: a súa constante aportación á política galeguista, a súa condición de interprete de asuntos económicos galegos e a súa vontade de proxección internacional de Galiza moi especialmente coa cultura luso-brasileira. "Un home que preferiu "facer" a "ser"" Outros ponentes da xornada como Tucho Calvo fixeron fincapé na fidelidade de Valentín ao pensamento galeguista republicano ou outros como Luís Cochón repasaron a relación de Valentín cos seus coetáneos durante o franquismo como Dia Pardo, Fernández del Riego ou Ramón Piñeiro. Emilia García López mostrounos algúns datos do proxecto no que está inmersa, a edición dos diarios de viaxe de Valentín Paz-Andrade da man da editorial Alvarellos. Na sesión vespertina, a biógrafa de Valentín Charo Portela explicou polo miúdo a relación que Paz-Andrade tivo con Pontevedra, a súa cidade natal e Xan Carballa coa súa ponencia "Os vellos galeguistas nunca morren" retratou a Valentín enmarcado nunha xeración de incansables que seguiron en activo até o último día. Miguel Anxo Seixas repasou a relación de Valentín con Castelao e coa súa memoria mentres que Luís Bará, quen fechou a xornada enmarcou a Paz-Andrade entre dúas cidades no período de preguerra: Vigo e Pontevedra. Nos próximos días iremos dispoñibilizando os vídeos das ponencias do congreso nesta páxina, mentres podedes seguir o congreso en Twitter a través do hashtag #congresovpa ou mediante o resumo das xornadas no web da Real Academia Galega <![CDATA[Congreso Valentín Paz-Andrade]]> 2012-12-07T14:03:06+01:00 2012-12-07T14:03:06+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/congreso-valent-n-paz-andrade-1 Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es A RAG remata este ano Valentín Paz-Andrade con un congreso no que se repasarán todas as actividades realizadas neste ano 2012 no que se lle adican as Letras Galegas así como algunhas facetas do autor menos estudadas como a de crítico literario ou intérprete da obra de Guimarães Rosa. O congreso celebrarase os dias 13, 14 e 15 de decembro no Pazo de Congresos de Pontevedra. PROGRAMA Xoves 13 de decembro 9:30 – 10:00 Entrega de documentación 10:00 – 10:30 Inauguración 10:30 – 11:15 Ramón Villares · “Paz-Andrade na luz e na sombra”. Conferencia inaugural 11:15 – 11:45 Descanso 11:45 – 12:15 Tucho Calvo · “Unha mirada de futuro no século XX” 12:15 – 12:45 Luís Cochón · “Valentín, sempre ao seu aire” 12:45 – 13:15 Coloquio 16:30 – 17:00 Charo Portela · “Valentín Paz-Andrade, con Pontevedra ao fondo” 17:00 – 17:30 Xan Carballa · “Os vellos galeguistas nunca morren” 17:30 – 18:00 Descanso 18:00 – 18:30 Miguel Anxo Seixas · “Castelao á luz de Paz-Andrade” 18:30 – 19:00 Manuel Rivas · “Paz-Andrade: contra o cinismo” 19:00 – 19:30 Luís Bará · “Historia de dúas cidades: Valentín Paz-Andrade e o xornalismo pontevedrés e vigués de preguerra” 19:30 – 20:00 Coloquio   Venres 14 de decembro 10:00 – 10:30 Gregorio Ferreiro Fente · “A oración da montaña: Valentín Paz-Andrade, poeta na Guerra Civil” 10:30 – 11:00 Ana Acuña · “Valentín Paz-Andrade e a escola lírica pontevedresa” 11:00 – 11:30 Xesús Alonso Montero · “O poema «Na onde até Rianxo...»: dous antecedentes e uns escolios quizais pertinentes” 11:30 – 12:00 Luís González Tosar · “América, estrela virxe. Achega á presenza de autores iberoamericanos na poesía de V.P.A.” 12:00 – 12:30 Descanso 12:30 – 13:00 Xosé Henrique Monteagudo Romero · “A lingua e as ideas lingüísticas de Valentín Paz-Andrade” 13:00 – 13:30 Coloquio 16:30 – 17:00 Camilo Nogueira Román · “...os anceios mariñeiros de Galiza” 17:00 – 17:30 Xavier Vence · “A persistente marxinación de Galiza e a tarefa económica de Valentín Paz-Andrade” 17:30 – 18:00 Xosé Manuel Beiras Torrado · “A Galiza como tarefa en Valentín Paz-Andrade” 18:00 – 18:15 Descanso 18:15 – 18:45 Carlos Ramos Aguirre · “Paz-Andrade ou a racionalidade disidente: por unha idea activa de Galicia” 18:45 – 19:15 Xusto Beramendi · “Paz-Andrade no nacionalismo galego de entreguerras” 19:15 – 19:30 Coloquio   Sábado 15 de decembro 10:00 – 10:30 X.L. Axeitos · “A Galicia do Galicia” 10:30 – 11:00 Carlos Paulo Martínez Pereiro · “Valentín Paz-Andrade, Guimarães Rosa e o achamento de certo Brasil” 11:00 – 11:30 Alfonso Álvarez Gándara · “O noso Valentín” 11:30 – 12:00 Coloquio 12:00 – 12:30 Descanso 12:30 – 13:15 Darío Villanueva · “O Valle-Inclán de Valentín Paz-Andrade”. Conferencia de clausura 13:30 Clausura. Participación do Coro Tradicional Cantares do Brión (Vincios, Gondomar) que interpretará, entre outras pezas, Tríadas do vento no mar, de Valentín Paz-Andrade.   A inscrición no Congreso e gratuíta. Para formalizala cómpre enviar un correo electrónico a secretaria@realacademiagalega.org en que figuren os seguintes datos: nome, apelidos, DNI, enderezo postal completo, correo electrónico e teléfono. Máis info <![CDATA[Divorciada del mar]]> 2012-12-04T11:16:14+01:00 2012-12-04T11:16:14+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/divorciada-del-mar Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es El mar: he ahí la España que ignora España. Alguna vez antes de ahora, ha señalado nuestra pluma, que el primer problema que plantea la vida de un país, es el de la interpretación de su naturaleza. Los destinos de un pueblo están impresos en el perfil de sus características naturales. Hay que desentrañarlos, traduciendo la naturaleza en pensamiento. Hay que dinamizarlos, haciendo de ese pensamiento conciencia política. Y hay que realizarlos, recogiendo la conciencia popular en actos de gobierno. Pues España, gloriosamente cargada con un lastre de muchos siglos de historia, aun no ha resuelto más que a medias, su primer problema vital.   España se ignora a si misma en cuanto ignora el mar, la vida del mar, el trabajo del mar, los intereses del mar. Las tierras centrales -fatigadas y yermas- en un divorcio secular. Como si España se holgara en desdeñar ese inagotable manantial de riquezas que el mar le ofrece, ciñéndola con una diadema de esmeralda. ¿De donde nace el mal de esta invencible incomprensión? España -la España oficial- comienza a colocarse de espaldas al mar en el siglo XVI, al consolidarse la hegemonía de Castilla. La aventura de Colón fué la última empresa marítima que tuteló el Estado español. Porque las que siguieron a aquella, aunque se desenvolvieron parcialmente en la mar, no fueron propiamente empresas marítimas. Fueron empresas bélicas, conquistas Sus héroes no se llaman navegantes como en la gesta del Descubrimiento. Se llamaron conquistadores, caudillos... El régimen de centralización, tan radicalmente impuesto por los Reyes Católicos, hubo, necesariamente, de moldear los hombres que en la sucesión de los reinados lo fueron desenvolviendo. Y así la gobernación del Estado fué siempre obra de espíritus de secano, insensibles a la emoción del mar. Lo mismo cuando aquella estuvo detentada por favoritas y válidos, apenas atentos más que a los comadreos de la corte, que andando el tiempo, durante regímenes ya constitucionales. Es verdad, sin embargo, que en estas últimas etapas tuvieron frecuente acceso a los Consejos de la Corona hombres del litoral. Pero más verdad es, que cuando este linaje de políticos llegaba a influir en los destinos públicos, ya había perdido el nativo sentimiento del mar, al que se asomaba solamente por el estío, en ocios meramente playeros. El resto del año lo vivía en la corte, cultivando su ambición de hacer “carrera”, plegándose y adaptándose al ambiente cuanto fuese preciso hasta “triunfar”. De esta suerte, aún los hombtes del litoral por su origen, se convertían en hombres de tierra adentro por adopción. Así como el mar disgrega y dinamiza, la meseta absorve y sedentariza. En ese tipo de gobernantes de condición marítima “a nativitate”, se ofrece bien claro el fenómeno. Absorvidos y sedentarizados muriera en ellos la inquietud originaria, en el supuesto de que alguna tuvieran. Y cuando llegaban a pulsar los resortes mágicos de “La Gaceta”, jamás sentían el deber de emplearlos para favorecer los intereses del mar.   La incorregible reincidencia en los errores de esta política acarreó consecuencias funestas. No lo es poco la de que una nación con 3144 kilómetros de perímetro costero, enclavada en la confluencia de los mares de la civilización, no haya tenido nunca una marina de guerra, ni una marina mercante poderosas. Fué señora del mundo ¿Y en dejar de serlo cuanto habrá influído el no saber hacerse cargo a tiempo de que tercios y virreyes, sin barcos, no bastan para dominarlo? ¿Se han dado cuenta los gobernantes españoles de como la incomprensión del mar ha precipitado la decadencia de España? Al mismo achaque se debe, en una esfera más interna, la crisis de las industrias del mar. Es verdad que en este orden de actividades económicas, España alcanzó un desarrollo notable. Su potencialidad pesquera, si bien no es -debiendo serlo- la primera de Europa, se aproxima bastante a ese envidiable exponente. Pero esa potencialidad no surgió, ni mucho menos, mimada por estímulos del Estado. Surgió, a pesar del Estado. A pèsar de la absoluta indiferencia y del desamparo en que siempre fueron tenidas las industrias del pescado, tanto primarias como derivadas. ¿Qué esplendor no hubieran alcanzado si la protección oficial, derramada prodigamente sobre tantos negocios -claros o turbios- de escasas trascendencia económica para la nación, se dispensara con equidad, ayudando un poco los esfuerzos exclusivamente particulares, que alumbraron y sisitematizaron la producción de esa formidable fuente de riqueza, que es la pesca? Las demandas de la costa, nacidas de la cronicidad de los problemas, de la agudización de las necesidades de la violencia y repetición de los ataques inferidos por extrañas intransigencias llegan al páramo, congestionado y perezoso. No despiertan su enemiga. No despiertan nada, que es peor aun. Las reclamaciones parten del litoral, encendidas y vibrantes mientras no se posan en la Babilonia del balduque. Allí se apagan. Allí, también se sedentarizan. Pierden la palpitación de sinceridad y ganan... una capa de moho. Así... ¿hasta cuando? Hasta que España sea reflexiblemente lo que es naturalmente. Hasta que se redima de esa tara ancestral que le impide, a pesar de ser un país eminentemente marítimo, amar y comprender el mar. Hasta que España, en fin, deje de ignorarse a sí misma y resuelva integramente su primer problema vital, volviendo sus desalientos hacia el plasma sangíneo del mundo, que es el mar.                          ENVIO: A D. José Tejero y González-Vizcaíno, paladín del mar en coincidencia de pensamiento. V. PAZ-ANDRADE 15 de novembro de 1927   *Primeiro artigo publicado por Valentín Paz-Andrade na revista Industrias Pesqueras que dirixiría durante máis de corenta anos. <![CDATA[Medalla de ouro cidade de Vigo]]> 2012-11-26T13:50:20+01:00 2012-11-26T13:50:20+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/medalla-de-ouro-cidade-de-vigo Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es En maio de 1986 Valentín Paz-Andrade foi condecorado coa Medalla de ouro cidade de Vigo. Durante a homenaxe, pronunciou o seguinte discurso:   Non podería a miña cativa voz tomar o seu turno, deixarse escoitar agora, despois das moito mais autorizadas que xa se ouviron, sin adiantarse a reconocer que falo con unha hipoteca sobre as palabras. Unha hipoteca da gratitude pol-o rasgo de xentileza e de fidalguia que da Corporación Municipal de Vigo, tan esgreviamente representada en ésta mesa e de todos vosoutros, amigos presentes e até ausentes, estou a recibir. Sóbrame saber, e non por hábito de finxida humildade, que non son merecente do galardón que agora recibo. Nin da Medalla de Ouro da Cibdade, nin de outro premio de mais baixa xerarquía. Tampouco sería xusto calar agora que cantos merecimentos supoñedes contraidos por min, ao longo de unha accidentada vida, non son mais que un espellismo, ou tal vez unha falsa imaxen, que brota da vosa nobleza, do xeneroso ollar con que me mirades. Fonda satisfacción para min que sempre entendin a amistade como unha segunda relixión. Levo incorporado a vida d-esta cibdade sesenta e catro anos. Cheguéi a ela na primavera do 22 con un titulo de Abogado cuasi sin estrenar e miña pluma de xornalista cultivada desde os tempos de estudante no Instituto de Pontevedra. Todo, canto chegaría a ser despois saía de tan sinxela premisa. A miña transferencia a Vigo desde a tranquila anadía que era d-aquela a capital da provincia, supuxo para min unha descoberta, unha fecunda e deslumeante revelación. Para min como galego, xa alertado contra as servidumes e as opresións que viña soportando a sua terra. Principalmente toméi conciencia plena da forza do destino que se acugula no mar. A inesgotabel fonte de progreso e fartura que a fronteira oceánica ofrece aos pobos riveiráns, e singularmente a Galiza. Ao mesmo tempo impuñase a un a necesidade de que unha verdade tan elemental fose compartida e comprendida a fondo pol-o resto dos españoles, dominados por unha mentalidade mesetaria, na que a cabeza mais ilustre que era d-aquela a de Don José Ortega y Gasset, se titulaba “meditador de Guadarrama”, sin que a influencia do mar inspirara páxina algunha de su impoñente obra. Aquela mentalidade supoñía tomar partido contra a xeografia e contra a historia. Para min era peor ainda que resultara radicalmente oposta a prosperidade de Galiza, ao dereito a unha condición mellor que eu cobizaba para todos os galegos. Xa está claro, pol-o tanto, que cando eu puxen definitivamente os pés en Vigo, de mans dadas as que aquél mestre glorioso que foi Castelao, o norte da miña acción estaba ben determinado. Certamente que non faltarian cantos de sereias susurrados no noso ouvido, que non atoparían eco. Nos xa tiñamos escoitado outros cantos, como aquél de Martin Codax: E no sagrado, en Vigo, bailaba corpo belido, amor ey. Bailaban as ondas do mar cheo de promesas, camiño de inesgotable fartura. Bailaban na imaxinación dos homes os incentivos do desenvolvimento industrial, os camiños do progreso que, con cabeceira en Vigo, ainda tiñan de ser percorridos. D-esta maneira foi como eu descubrín en Vigo, que o mar era a miña vocación nativa, deica entón mais ou menos encuberta. Despois, desde Vigo, por homes con os que sempre vivín en intimidade, levada a limites de espansión insospeitada. Ao hemisferio austral, e aos océanos Indico e Pacífico donde os homes de mar de Galicia ainda siguen a sua loita valerosa e fecunda, da que viven milleiros de fogares da nosa terra. Con todo o que agora digo, non quero decir que a min Vigo me deba algo. Quero decir todo o contrario. Quero decir que si algo son a Vigo llo debo, e fólgome moito en recoñecelo así. Vigo revelóume o camiño pol-o que eu debía marchar, até queimar as enerxias pol-a prosperdade de Galiza. Para todos proclamo o meu mais fondo agradecimento. Para a Corporación Municipal e ao seu esforzado e esclarecido Presidente Manoel Soto en primeiro termo. Para todos os que esta noite me brindades a vosa impagable compaña n-este acto. E de un xeito especial a aqueles que ostentan a primacía de compañeiros do periodismo e da toga, xa que do brazo de uns e de outros se abriron os longos camiños que na miña vida teño percorrido. E unha derradeira lembranza para aqueles que xa non están con nos, para tantos amigos que a fouce de Marte prematuramente segóu. Na sua memoria quero rematar desfollando como unha roseira lirica este pensamento de Ernesto Sabato: “O martirio de alguns non se perde o tumulto ou no caos, senon que pode alcanzar o corazon de outros homes, para os remover e salvar”   Hotel Samil, 23 de maio de 1986       <![CDATA[Carissimo amigo Valentín]]> 2012-11-23T10:59:06+01:00 2012-11-23T10:59:06+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/carissimo-amigo-valent-n Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Sementeira do vento (Galaxia,1968) é cualificado polo autor como arte da evasión, pero tamén como poesía social, o que “era loxico, cando a voz emerxía da clandesinidade e se emitía a contrapelo dos tinglados da opresión”.O prologuista deste poemario é o poeta brasileiro Guilherme de Almeida, ao que unía vella amizade, e con esa escolla comezaba a facer visíbel outra das súas conviccións respecto ao galego: “No fondo latexaba en min outra cobiza tamén nobre, a de desflorar un vieiro intre-afíns que debera ser máis transitado. No fin de contas, provocar no que fora doado intertroque cultural-literario en primeiro termo entre dous países da mesma comunidade lingüística, da que Galicia é fonte, portugal ponte e hoxe o Brasil algo que se asemella ao paradiso prometido”.   XAN CARBALLA: Biografía de Valentín Paz-Andrade   São Paulo, 20 de outubro de 1967 Caríssimo amigo Valentín: Perdoe-me a demora na resposta á sua generosa carta de 1º de setembro. É que diversos impecilhos (uma terrivel gripe foi o principal) não me permitiram lucidez bastante para apreciação do seu magnífico livro. Devorei-o com gula. Um García Lorca atualizado?- Não sei. Sua poesía é sua mesmo: é a que eu escrevería se fosse o poeta e o galeciano puro que é você. Tal livro não precisa de “PREFÁCIO”. Mas como nao sabería eu nunca deixar de servir a você, imaginei essa carta, que é sincera, sentida ao longo da leitura da sua “EIRA DOS SONOS”. Se você julgar que ela merece aparecer á entrada do seu lívro, será uma glorificaçao que lhe ficarei devendo. Vai ela em papel meu, pessoal, de sorte que, gravada em fotocópia, suponho que sería menos desinteressante. Diga-me qualquer coisa a respeito. Suas órdens me serão sempre bemvindas.   Muito seu, de espírito e coração Guilherme <![CDATA[Valentín Paz-Andrade, uma antena galega no Brasil]]> 2012-11-22T13:25:32+01:00 2012-11-22T13:25:32+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/valent-n-paz-andrade-uma-antena-galega-no-brasil-1 Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es O Consello da Cultura Galega inaugurou onte en São Paulo unha mostra titulada “Valentín Paz-Andrade, uma antena galega no Brasil”. A exposición, que pode visitarse na casa museo Guilherme de Almeida, percorre algúns dos momentos clave na traxectoria vital de Paz-Andrade prestando especial atención ao papel de mediador entre a Galiza e o resto da lusofonía que Valentín adoptou dende moi novo. A reivindicación da obra de Guimarães Rosa ou a amizade que Valentín mantivo con Guilherme de Almeida son algúns temas que se tratarán no coloquio programado para hoxe entre o presidente do Consello da Cultura Galega, Ramón Villares Paz e o empresario e fillo do homenaxeado Alfonso Paz-Andrade.   Podes descargar o catálogo da exposición aquí <![CDATA[Con Guilherme de Almeida, príncipe dos poetas del Brasil]]> 2012-11-19T18:07:35+01:00 2012-11-19T18:07:35+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/con-guilherme-de-almeida-pr-ncipe-dos-poetas-del-brasil Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Sentinme na obriga de escoller para prefaciar o poemario “Sementeira do vento” a Guilherme de Almeida. Era o meu amigo desde o ano 1931. Fora pouco tempo denantes proclamado Principe dos Poetas do Brasil. Ademais de soster correspondencia con il, recibiame sempre que eu pasaba por São Paulo. Mais sobre o avencellamento amical, no fondo latexaba en min outra cobiza tamben nobre. A de desflorar un vieiro inter-afins que debera ser mais transitado. En fin de contas, provocar no que fora doado o intertroque cultural _literario en primeiro termo- entre dous paises da mesma comunidade lingüística. Da que Galiza e fonte, Portugal ponte e hoxe o Brasil algo que se asemella a paradiso prometido.   TUCHO CALVO: "Valentín Paz-Andrade, a memoria do século"     Primera imagen del poeta Entre las estampas personales de más felices tiempos, archivo en la memoria una primera imagen de Gilherme de Almeida. Aunque desteñida por años y azares, conserva los rasgos esenciales de la figura, tomados a distancia de su actual madurez. Era entonces un hombre de frágil estructura corporal. Ni alto ni bajo, con tanta vivacidad en el ojo y en el gesto, como transparencia y avidez en los reflejos mentales. Ni extravertido, ni tímido, con cierto aire de fina latinidad nativa, envolviendo una juventud ya más potencial que cronológica. Llegara Guilherme de Almeida al Portugal de sus abuelos, en la resaca de la revolución de 1930, instauradora de la dictadura de Getulio Vargas. Como además de abogado liberal era poeta -tan fecundo que ya publicara once libros-, pudo convertir la huída del Río a Lisboa en algo más que un episodio político. Aceptó el exilio como una verdadera “peregrinación a las fuentes”. El mismo lo diría tres años después al regresar al Brasil. “Não foi un puro acaso, não foi un cego destino que para alí me levóu. Foi un impulso, tal vez inconsciente, instintivo no momento; mas, depois, conselente, reflectido, propositado. Un deses súbitos retornos en que a xente se encontra bruscamente consigo mesmo, estremece e estranha un instante, para logo depois se recononhecer e calmamente se admirar”.   Ferro y Almeida En la Lisboa de aquel tiempo, apagadas las luces literarias del Chiado quiroziano, brillaba Antonio Ferro como primera estrella portuguesa del periodismo internacional. El que más tarde había de ser embajador de su país en Berna y en Roma, gran amigo de Guilherme de Almeida, proporcionó a éste la oportunidad de conocer Galicia. Ferro la descubriera poco antes de la mano de Alfredo P. Guisado, poeta oriundo de la tierra de Mondariz, residente en Lisboa. Guisado y Ferro, también de ideas políticas antagónicas, mantenían una amistad ejemplar. Con motivo de la celebración de la “Semana Portuguesa en Vigo” volvió Ferro a Galicia por marzo de 1933. En el séquito del cripto-embajador, había ahora recambio de poetas. Le acompañaban dos personas: su esposa: Fernanda de Castro -hija de Eugenio de Castro- y Guilherme de Almeida. Tuve en ambas ocasiones, la fortuna de orientar a tan esclarecidos visitantes por los caminos y principales ciudades de Galicia. Durante la segunda gira, Ferro y Almeida tomaron parte en un acto literario celebrado en Vigo. Fuí honrado con la misión de pronunciar las palabras introductorias. Me pareció obligado decirlas en gallego, y no solo por deferencia a los visitantes. También con el fin de apurar el contraste entre las tres modalidades del mismo idioma. Los presentados hablaron en Portugués. Uno con la fonética de la metrópoli. Otro a la manera culta habitual en el Brasil. Al final un periodista se acercó a ambos y con no disimulada franqueza, dijo: -Felicito a los dos efusivamente. -Percebéu todo?, contestó uno. -A Ferro poco, a Almeida todo.   Reencuentro con un príncipe Han pasado muchos años desde que esta pequeña naración fué vivida. Reflota en mi recuerdo, cuando está iniciándose el acelerado crepúsculo de una tarde caliginosa, en al despedida de la primavera austral. Las luces de los rascacielos, los rótulos y las “lojas” de São Paulo, multiplican y traumatizan la algarabía visual que envuelve a la gran ciudad. La Rúa del Barao de Itapetininga, en el centro comercial, parece un abigarrado río humano. A merced de la corriente puede uno dejarse llevar hacia la más elegante tienda de arte o de modas, la librería poblada de obras más modernas, el más confortable salón de “cha”... Pero en uno de sus predios, el número 262, entre apartamentos dedicados a los más prosaicos tráficos, el poeta tiene su estudio. Siempre tuve buenas razones -las sagradas razones de la amistad- para renovar el contacto personal con Guilherme de Almeida, en mis anteriores recaladas paulistas. Otras razones, además, imponían ahora la visita. Recientemente ha sido proclamado, por sufragio abierto, “Principe dos poetas” del Brasil. Se trata de la máxima distinción que se otorga en esta República, a los elegidos de las Musas. Instituída en 1902, el título vitalicio ha sido detentado sucesivamente por Olavo Bilac, Alberto d'Oliveira (1919) y Olegario Mariano (1937). Mediante votación en que intervinieron 964 de un colegio de 1000 electores -intelectuales, periodistas, artistas, editores, libreros, etcétera- y en la que, desde Amazonas a Río Grande do Sul, tomaron parte todos los Estados, la mayoría de votos a favor del triunfador fué de 320. No es posible desconocer la significación del acontecimiento, contando hoy el parnaso brasileiro con figuras tan señeras como Manuel Bandeira, Carlos Drumond de Andrade, Vinicios de Moraes, Mario de Andrade... El concurso se debe a iniciativa de “O Correio da Manhà” de Río. Aunque la elección, y subsiguiente ceremonia de investidura, se celebraron en 16 de septiembre y 22 de octubre, respectivamente, el eco popular de tal consagración aun se encuentra vivio en el país. Y no solo en los cenáculos literarios de São Paulo o de Río, sino entre gentes que no tienen con la poesía más relación que la del simple lector. Una relación, como puede apreciarse, aquí mucho mejor correspondida por la masa, que en países más cultos de Europa.   El poeta en su ámbito Tan pronto como abandono el “elevador”, a la altura del “segundo andar”, el nuevo “Príncipe” viene a mi encuentro. Viene sin “farda” rameada, sin cortejo, sin antesala, con el corazón alzado y los brazos abiertos. Viene como el exiliado democrático del treinta. Los años han modificado algo su estampa primera. Mucho menos de lo que el número de los trascurridos pudiera determinar. El hombre maduro conserva, acrecentada, la vivacidad espiritual del joven. Y la forma física, en este caso imbatida también, solo interesa en los príncipes cuando no son, antes que príncipes, poetas. El taller literario de Guilherme de Almeida, está inserto en el torrente de la mayor metrópoli mercantil sud-americana. Aquí no hay torres de marfil para renunciantes al ardor de la vida. Aquí todas las torres son de hierro, cemento y cristal, incluso para engranar en los procesos del engrandecimiento común, el trabajo de los poetas. Nos parece percibir la realidad de tal incorporación, al entrar en el ambiente en donde Guilherme de Almeida, día a día, sin tregua, viene forjando su obra. Sólo la poética excede ya de treinta y cinco volúmenes, excluidas reediciones y refundiciones. Al lado de la actividad favorita, está la de traductor de poetas extranjeros, especialmente franceses; la del periodista que redacta su glosa para “O Estado de São Paulo”, el más caudaloso diario de Sud-América: están sus colaboraciones en numerosas revistas, sus trabajos como académico, etcétera. Pero de todo esto, que es para él lo inmediato, la sal y la sangre de cada día, no se habla ahora. Ahora se habla de Galicia. Por algo estamos ante el escritor luso-brasileiro, sin duda más amorosamente volcado hacia la solera del idioma.   -Eu fun, vocé sabe, en procura do Portugal orixinario. Non achéi en Lisboa nin en Coímbra... Achei-o na Galiza é que estan nas fontes prístinas. Mais non en Santiago de Compostela, con toda a sua grandeza fabricada... Están no campo galego, no Ulla, en Amahia, nas Marinhas altas e baixas... Aquela paisaxe, aquela gente camponesa, aquelas aldeas nas ladeiras, alquel falar doce a sadio, aqueles piornos... A dura Galiza do Castelao, meu amigo. A terra que vin labrar en Silleda a Manoel Colmeiro, e depois levar aos seus cadros...   En medio de la exaltada evocación surge el rasgo poético desnudo, espontáneo, aprehendido en los labios de un labrador marinero de Combarro. El poeta lo recuerda el pie de un hórreo de piedra, donde la cruz se alza sobre la puerta. Y ante la pregunta indagando el motivo de la colocación unánime del símbolo en tales cosntrucciones típicas, escucho esta respuesa: non olha que é a santa capeliña do noso pan. El contenido de la frase no es meramente lírico. En el obrador del poeta los frisos están cubiertos de libros, objetos de arte grabados, retratos... Mientras hablaba, algo pareció estremecerse en la quietud de los anaqueles laterales. De pronto Guilherme se levanta, introduce sus manos entre los volúmenes, y echa sobre la mesa, al azar, un haz líricos gallegos: Rosalía, Noriega, Cabanilas, Iglesia Alvariño...   Galicia, o la troncalidad Cuando acabo de oír a Guilherme de Almeida, constituye una costante de su pensamiento poético algo así como una ley interna que incorporó a su obra, a partir de su contacto directo con Galicia, brevemente historiado. El mismo había expresado así, en la conferencia que antes dimos noticia, “...guiado por esse ritmo que marcava o andar dos meus pés, dos meus pensamentos, foi então que pisei as primeiras pedras de Vigo. E aí, então eu vi e comprendí a irmanação e identificação total e inmediata dos dois povos”. Esto podía no pasar de un tópico al uso, especialmente durante “una Semana Portuguesa en Vigo”. Pero el poeta descubre pronto algo más profundo y delicado: “Uma palabra, então, aparece luminossísima, en todos os periodicos, en todos os cartazes, en todos os labios, que me aclaróu tudo, “troncalidá”. Sim, era a troncalidá. O tronco, o que está entre a terra e o ceu, o que é união, o que é feixe, o que non é dispersão múltipla em inumeraveis raízes, nen esfarelamento aéreo en galharia, folhagem, floração e fructifição. Troncalidá... ¡qué mágica palabra! Galiza era a “troncalidá”: a patria primeira da minha raça; mais ainda, da minha cançao”... Enlazado con aquel pensamiento, en cierto momento del diálogo, me dice ahora: -vocé inventóu a palabra “matricial”, que dí moito mais que “maternal”, no seu “Pranto”. “Matricial”, de matriz, que eu incorporei agora á literatura brasileira.   El poeta y el traductor Hay otras manifestaciones en la obra y al margen de al obra de Guilherme de Almeida, que corroboran su fidelidad estética a la troncalidad gallega. En el prólogo a su maravillosa traducción de “Poetas de França”, cuya tercera edición se publicó en 1958, escribió: “Das “aubades” dos trovadores da Provença enrtralaçadas a os “alalás” dos jograis da Galiza, duas poesías nacerán juntas, gemeas; e, separadas, seguiram; e tem agora bruscamente un encontro fortuito na encrucillada casual que eu quero que este libro seja” Manuel Bandeira, otro de los grandes líricos actuales del Brasil, en su libro antológico “Apresentação da Poesía Brasileira”, estudia a su colega como poeta y como traductor de poesía extranjera. Refiriéndose a sus primeros cinco libros, creados dento del clima Parnasiano-simbolista, dice que revelan “un habilíssimo artista do verso que, con mais fundamento ainda que bilac, podería decir que imita a ourives quando escribe”. Pero al registrar su evolución hacia el modernismo, añade: “Foi na açao renovdora en elemento moderado, jamais entregado a facilidade do verso libre, sem peias, jamais renuciando a nobreza dos temas e da linguaragem, aos requintes da técnica, chegando nos seus libros da fase modernista... a unha especie de compromiso entre os dous procesos de versificação, o regular e o libre”. Tiene mayor interés aun para nosotros, cuando Bandeira dice del segundo aspecto de la figura estudiada. “Esse dominio da técnica poética déu a Guilherme de Almeida o primado entre os nosos traductores, e o conhecimento que possui do portugués arcaico habilitou-o ao tour de force de trasladar uma balada de Villón no galaico-portugués trovadores-medioevais! trovadores-medioevais”. Se trata de la “Ballade des dames du temps jadis”, que más tarde ha traducido Álvaro Cunqueiro al gallego actual. El experimento ha sido repetido repetido por Almeida con sonetos de Ronsard y de Joaquím du Bellay, logrando siempre efectos estéticos impresionantes.   El mensaje del poeta A pesar de su deliberado y sostenido entronque con las raíces del idioma, Guilherme de Almeida se mantiene en plena vigencia como poeta de su tiempo. Nada le define tan expresamente en tal aspecto como el mensaje que ha leído, ante la Academia Brasileira das letras, al serle conferido el flamante Principado de la Poesía. “O principal e haber, entre as muitas terras do utilirario mundo uma terra útil que ainda sonha”. El contenido de la frase es meramente lírico, pues el poeta lo explica seguidamente: “Util quando viceja pelos lavras, ecorre pelo latey, acena pelos cernes, camina pelos rebanhos, transpira pelas minas, chispa pelas forjas, fuma pelas chimemes, estronda pelos andaimes, desfila pelos trillos, fogo pelas rodovias, desfila pelos postes, maromba pelos fios, escapa pela antena, zarpa pelos casi, voa pelas pontes aéreas...” En este caso la tierra a que el poeta ser reifiere, no queda reducida a los límites de la patria. Se trata de expresar un anhelo universal, en la forma más honda y ardiente. Con ella, el Príncipe dos Poetas, lanza su mensaje pidiendo:   “Que todos os poetas do mundo se deem as maos formando uma ronda qeu rede e se enrole no mundo, rodeio em que o branco e amarelo, em que o negro e o vermelho, que vieram de lavras ao gelos, de areias ou selvas, e o voo cromático e solto das suas bandeiras, e os vivos matizes dos seus baralhados costumes, girando, virando, volteando se posama fundir, tal como se funden os gomos de coores de un piâo, no grande incolor que equipara fazendo o equilibrio con sua serena aparencia de imobilidade... Uma única força no mundo e capaz de salva-lo, Pois non desintegra, mais une, porque ela e do espírito: E o espírito e un só, como deus. Ela e a força Do Sonho, do Ritmo, do Verbo, do Ideal, da Beleza, Ela e a Poesía. Por isso, en verdade vos digo: E clamo e reclamo do fondo da minha humildade: -Que todos os poetas do mundo se deem as máos! -Que todos os poetas do mundo se digan irmaos!   <![CDATA[Agonía del centralismo]]> 2012-11-16T11:37:41+01:00 2012-11-16T11:37:41+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/agon-a-del-centralismo Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Valentín Paz-Andrade adicou todo o semestre anterior ao golpe militar do 18 de xullo de 1936 a levar a práctica dirección editorial, que non formal, do diario de Portela Valladares El Pueblo Gallego. Alí escribía editoriais e unha sección de fondo humorístico asinada co pseudónimo de Johán Quinto. Foi desde aquel posto unha das trabes de ouro que sacaron adiante o pleibiscito do Estatuto de Autonomía o 28 de xuño de 1936. XAN CARBALLA: "Biografía de Valentín Paz-Andrade" Algún espíritu sencillo y plástico, queriendo representar el centralismo, ha creado este símil rural, que Castelao incorporó al cartel. Una vaca que pace en Galicia y se deja ordeñar en Madrid. La res tiene sus días contados. Sobre su cabeza irán cayendo el día del plebiscito, puntillas de papel, millares de afilados si, si, si... La veremos derribarse exangue sobre el ruedo parlamentario, y los diputados menos flamencos se encargarán del arrastre. Pero ¿no les extraña a ustedes que todo esto suceda sin un !ay¡? ¿Donde están los que tiran de las ubres? ¿Que se hizo de los usufructurarios lácteos de nuestra sumisión mansurrona y vacuna? ¿Tan rara es ya la virtud del agradecimiento, que ni siquiera existe como propiedad de algunos estómagos? La agonía del centralismo se está precipitando en medio de una soledad dramática. A través de los siglos fué creando genealogías ampliamente vinculadas a su poder suculento y omnímodo. Llegó a suponérsele tan consusbstancial con el Estado que muchos lo confundan con la patria, tomando al verdugo por la víctima. A su sombra prolífica medraron ambiciones, se hicieron posiciones, se repartieron condecoraciones. Fulano pasó de yerno a subsecretario, Mengano de procurador a gobernador, Zutano de maestro de obra prima a temporero de Hacienda... Merced al centralismo cientos de señores que hubieran pasado por el mundo cn la cabeza abonada a la boina, llegaron a lucir chistera. Y otros tantos con la espalda curvada en constante reverencia, han aparentado tiesura entre los faldones de un chaquet. Y, sin embargo, llegada esta hora fatal en que el centralismo se extingue, vemos que nadie le asiste, nadie le consuela, nadie le llora. Ni parientes, ni amigos, ni coronas, ni chisteras para el entierro. ¡Se ve que no deja herencia y que era de la inclusa! Johán Quinto El Pueblo Gallego, 26 de xuño de 1936. <![CDATA[Palabra y obra. Ciudadanía automática.]]> 2012-11-12T10:54:16+01:00 2012-11-12T10:54:16+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/palabra-y-obra-ciudadan-a-autom-tica Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Valentín Paz-Andrade adicou todo o semestre anterior ao golpe militar do 18 de xullo de 1936 a levar a práctica dirección editorial, que non formal, do diario de Portela Valladares El Pueblo Gallego. Alí escribía editoriais e unha sección de fondo humorístico asinada co pseudónimo de Johán Quinto. Foi desde aquel posto unha das trabes de ouro que sacaron adiante o pleibiscito do Estatuto de Autonomía o 28 de xuño de 1936. XAN CARBALLA: "Biografía de Valentín Paz-Andrade" Ciudadanía Automática Porque en una antevotación reciente, más de la mitad de los colegios de Vigo permanecieron cerrados, hemos presenciado notas entre el Ayuntamiento y la Junta Municipal del Censo. No importa mucho el episodio en si, pero reviste cierto interés lo que esos órganos de la autoridad, nos descubren. Ni el Ayuntamiento ni la Junta creada para los menesteres electorales, tienen obligación de cuidarse de las urnas, ni de distribuirlas por los colegios, ni de preparar la apertura de éstos el día de la elección... A mi juicio, tienen razón las dos partes, y conste que no soy abogado de ninguna. Las prácticas electorales han llegado a un grado tal de perfeccionamiento, que hasta el propio elector... ha pasado a la categoría de elemento decorativo. No sabemos si, en alguna remota época del sufragio universal, el elector estaba realmente obligado a presentarse en el colegio, dar su nombre al presidente, esperar las debidas comprobaciones, entregar la candidatura, y recoger el paraguas que dejara en la puerta, pletórico y sonriente, por la satisfacción del deber coumplido. Ahora toda esa cívica diligencia resulta perfectamente innecesaria. El elector puede dormir tranquilo durante la mañana dominguera, o ir a misa con su costilla si es creyente, descansar de las faenas semanales en un butacón del casino o ir al cine de las cuatro con la sirvienta apetitosa. La elección se habra de celebrar igual, o mejor, porque a su voto y al de cuantos se hayan emitido, han de sumarse, con una efusión de ciudadanía totalitaria y automática, el resto de los que figuran en el censo. Johán Quinto El Pueblo Gallego, 7 de abril de 1936. <![CDATA[Congreso Valentín Paz-Andrade]]> 2012-11-12T10:23:49+01:00 2012-11-12T10:23:49+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/congreso-valent-n-paz-andrade Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es A Real Academia Galega anunciou onte en Pontevedra a celebración do congreso co que culminará o ano Paz-Andrade. O simposio realizarase no Pazo da Cultura de Pontevedra, cidade natal de Valentín e onde coñeceu a figuras moi influentes na súa vida como foi o seu tío Juan Bautista Andrade e o seu incondicional Castelao. Segundo explicou o presidente da Real Academia Galega, Xosé Luís Méndez Ferrín, o congreso servirá non so para repasar todos os estudos sobre a obra do autor que viron a luz este ano no que se lle adicaron as Letras Galegas, senón tamén para afondar en facetas que se pasaron por alto como a de critico literario de Valle-Inclán ou Guimarães Rosa Ferrín mostrouse satisfeito do transcurso deste ano Paz-Andrade.”Apagouse a idea de Paz-Andrade so como fundador da empresa Pescanova, non foi un empresario, foi un intelectual ao que lle fixeron caso algúns empresarios". Púidose apreciar a figura poliédrica que significa Valentín Paz-Andrade e que se leva reivindicando desde comezos de ano e que non se deixará de facer neste congreso. O encontro será inaugurado cunha lección maxistral a cargo do historiador Ramón Villares que afondará na actividade política que desenvolveu Paz-Andrade. Prevese que a conferencia de clausura estará a cargo de Darío Villanueva quen analizará o estudo de Valentín sobre a figura de Valle-Inclán. Entre a larga nómina de ponentes destacan figuras como o escritor Manuel Rivas, o académico Alonso Montero, o economista e político Camilo Nogueira ou o periodista Ánxel Vence. Máis información <![CDATA[Paz-Andrade habla a los gallegos de América]]> 2012-11-05T16:51:17+01:00 2012-11-05T16:51:17+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/paz-andrade-habla-a-los-gallegos-de-am-rica Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Durante a audición conmemorativa do "Día de Galicia" Radio El Mundo, Bos Aires, 1957   Un importante acto de propaganda plebiscitaria radiada se celebró en la noche del sábado último, en Madrid. Ante el micrófono de la emisora “La Voz de España” E.A.Q., pronunció una sugestiva conferencia Valentín Paz-Andrade, vigoroso animador del movimiento autonomista gallego desde sus primeros tiempos. Las emisiones de E.A.Q., una de las estaciones más potentes de Europa, son recogidas en todos los países de América, calculándose en más de diez millones de personas el auditorio habitural de aquéllas. Su prestigio en el mundo americano es excepcional, toda vez que hablan frecuentemente en el estudio de E.A.Q. Las fuguras intelectuales más eminentes de España. Paz-Andrade en quince minutos de conferencia, desenvolvió el problema autonomista gallego, en periodos sintéticos e intensos, en lengua gallega. Comenzó con una alusión a la constelación de nacionalidades célticas, en la que una nueva estrella va a encenderse, recordando la gesta de Ith, nieto de Breogán, que salió de Galicia a poblar Irlanda y fué el primer gallego que extendió el genio celta por el mundo. Definio la autonomía, restauración de la fisionomía natural de un pueblo, que viene a poner de acuerdo la ley con la Naturaleza, hacendo que Galicia sea politicamente lo que es nativamente, nacionalmente. Galicia era mero apéndice de una máquina estatal. Vivía en anonimato moral, entregada al mimetismo de culturas extrañas, sin descubrir de la propia la vena fecunda y soterrada. Era madre, pero solo materialmente; daba hijos para una tierra avara y rutinaria o los lanzaba por el mundo con solo el equipaje azul de la morriña. Habla de la cooficialidad de los idiomas. El gallego dejará de ser “fala brava de xente zafia”, para ser instrumento de una cultura nueva, verbo unificado de las tierras fecundadad por el espíritu de Portugal y del Brasil. El castellano conservará su posición actual; no se trata de entablar una lucha de lenguas, sino de dar al gallego dos intrumentos de expresión que le abran los horizontes más afines en las dos grandes riberas del mundo. El Estatuto no levanta fronteras económicas; trata de rehabilitar las fuentes de riqueza y trabajo. Desenvuelve este aspecto, y pasa el de la organización burocrática de la autonomía, demostración apta, directa y fiscalizable. Se va a remodelar la vida de Galicia, faena que es preciso acometer con un gran sentido de integración. Una Galicia autónoma no puede vivir disgregada, con muchos de sus hombres mejores trasferidos a otros países, o cultivando disciplinas insolidarias. En torno a esta idea de la unificación gallega, trazó el notable escritor certeras excitaciones, terminando con un vibrante llamamiento a los emigrados de Galicia en el mundo americano, para que expresen su fervor autonomista en esta hora enviando mensajes al Comité Central de la Autonomía o a los diarios gallegos, a fin de sentir unidos la emoción de esta hora gloriosa para todos. La conferencia de tan querido amigo nuestro habrá producido, sin duda, una inolvidable impresión en la colonias gallegas de América. El Pueblo Gallego, 16 de xuño de 1936   <![CDATA[As Cortes Constituíntes de 1931]]> 2012-11-02T10:26:23+01:00 2012-11-02T10:26:23+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/as-cortes-constitu-ntes-de-1931 Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es   Valentín Paz-Andrade concurriu como candidato ás Cortes Constituíntes pola Candidatura Galeguista por Pontevedra nas eleccións celebradas o 28 de xuño de 1931 na compaña de Castelao e Ramón Cabanillas. D. Valentín non saiu elexido por mor dunha fraude electoral mesmamente o roubo das actas de Lalín. Estes telegramas de Álvaro de las Casas e Castelao ao president da Generalitat, Francesc Macià, reflicten a carraxe polo pucheirazo. A cordial resposta de Macià a Alvaro das Casas non é máis unha consabida noraboa protocolaria polo trunfo e a solidariedade do president catalán cara os desexos de liberación de Galicia. O de Castelao amosa a amargura pola perda do escano de Paz-Andrade ao mesmo tempo que se ofrece para a loita fraterna das dúas patrias a prol da súa libertade. Xosé Estévez   <![CDATA[Valentín Paz-Andrade no foro "Proxéctate en galego"]]> 2012-10-29T10:46:58+01:00 2012-10-29T10:46:58+01:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/valent-n-paz-andrade-no-foro-prox-ctate-en-galego Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Charo Portela, biógrafa e gran coñecedora da figura de Valentín Paz-Andrade, falou o pasado sábado na Casa do Saber de Lugo sobre “a riqueza e o potencial lingüístico de Galicia en Valetín Paz-Andrade”. A conferencia enmarcouse dentro do foro interdisciplinar “Proxéctate en galego”. É ben sabido que un dos temas que máis lle preocuparon a Valentín era o do porvir do galego e a súa utilidade como lingua internacional. Asumiu unha postura eminentemente práctica: o futuro do galego pasaría por reivindicar a comunidade lingüística que conforman Galicia, Portugal (e as súas colonias) e Brasil, pasando así de falar dunha comunidade de tres millóns de persoas a falar dunha comunidade de máis de douscentos millóns de falantes.   Para el, a potencialidade do galego como lingua de comunicación internacional era innegable e así o afirma en “O porvir da lingua galega” 1968: "O problema da marxinación de Galiza podería mudar se fósemos homes dabondo para ligar o problema do idioma a un pensamento social moito máis que á reacción sentimental. Fai falla escomenzar poñendo en destaque, entre os valores que a nosa lingua conserva, a súa capacidade como “medio de comunicación”. Chegou o intre de cifrar a importancia do idioma –mais que na súa orixe e os seus servizos á creación literaria ou histórica-, no censo de persoas que valéndose da ferramenta verbal recibida no lar, poden entenderse polo ancho mundo." <![CDATA[Iniciamos as "Conversas no Ronsel de Valentín Paz-Andrade"]]> 2012-10-24T17:43:55+02:00 2012-10-24T17:43:55+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/iniciamos-as-conversas-no-ronsel-de-valent-n-paz-andrade Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Entramos no tramo final do Ano Paz-Andrade e con esta nova sección queremos seguir buscando respostas ás interrogantes que ocuparon o pensamento de Valentín Paz-Andrade. En Galicia como tarea e La marginación de Galicia estudou as posibilidades de un país que acumulaba atraso e vía truncada a súa arela de autonomía. Na Transición foi protagonista destacado na recuperación da democracia e o autogoberno. As entrevistas que irán alimentando estas "Conversas" tratarán de acrecentar o seu legado de debate e análise, indagando nos novos desfíos e nas alternativas ante a crise económica e política que atravesamos. Sendo o xornalismo unha das ferramentas centrais da súa intervención pública, poñemos en marcha estas “Conversas no Ronsel de Valentín Paz-Andrade”, utilizando un dos seus xéneros sobranceiros, a entrevista, para abordar con perspectiva de futuro algúns dos moitos interrogantes que desafían o futuro do país. Da man de Xan Carballa, recoñecido periodista e biógrafo de Valentín, exploraremos semanalmente temas que xa inquedaran a Valetín como son a economía galega, o futuro do xornalismo ou o problema territorial e lingüístico. A primeira destas conversas é con Enrique Sáez (A Coruña, 1947), que foi director xeral do Banco Pastor, administrou a empresa Torres&Sáez e preside a Fundación Juana de Vega. Sáez é un coñecedor da obra de Paz-Andrade xa no seu ensaio O mundo e nós. En Unha análise sobre os retos da Galiza no novo milenio (Xerais, 1999) lanzou ideas sobre as perspectivas que se abrían coa plena integración europea, un estado autonómico que comezaba a amosar os seus límites e a apertura comercial que anunciaba algúns dos elementos da actual crise económica. Pasaron quince anos,un río de acontecementos abalou o mundo e agora Sáez revisita nesta conversa as preocupacións que abordara naquel ensaio e apunta a súa visión do futuro. <![CDATA[Aquel Estatuto]]> 2012-10-18T11:04:12+02:00 2012-10-18T11:04:12+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/aquel-estatuto Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Nunha das súas derradeiras intervencións públicas, o 28 de xuño de 1986 durante os actos dos cincuenta anos do pleibiscito ao Estatuto de Autonomía, no auditorio da Antiga Caixa de Aforros de Vigo, fixo un breve discurso que resumía o seu compromiso vital e no que non esqueceu os mártires do 36. Acaso sexa o mellor epílogo a un tempo e un desafío que ocupou de corpo enteiro a Paz-Andrade e á súa xeración en épocas moi duras e que segue a petar nas conciencias.   XAN CARBALLA: "Biografía de Valentín Paz-Andrade"     “Lémbrome daquel 28 de xuño de 1936, en que Galicia mobilizou as súas reservas cívicas, adormecidas durante tantos séculos, e dunha maneira unánime, co consenso de todos os partidos polítcos, pronunciouse afirmativamente en favor do primeiro Estatuto. Un estatuto do que nos doeremos sempre que non houbese atopado a fortuna que merecía, porque daquela a democracia impregnou moito máis ca no Estatuto posterior, nos principios polos que se debería rexer a nosa terra. Aquel Estatuto supoñía que as institucións representativas do Goberno levaran outra altura, outra profundidade democrática, outro alento moito máis puro e moito menos interferido polos residuos do poder central, que no actual Estatuto subsisten. [...] Pero non é o momento de facer ningunha crítica, é un momento de afirmar a nosa ledicia. Quero ter unha lembranza para os mortos que aquel movemento, suscitado como reacción dos estatutos, as liberdades e a institución republicana, causou na nosa terra. Debémonos lembrar que daquela, altas personalidades de Vigo, que están no mente de todos, foron covardemente sacrificadas. [...] A data incorpórase ao patrimonio espiritual dunha terra da nosa terra galega, pero aínda temos moito camiño por andar. [...] Estamos escomenzando aínda unha conquista que para todos é un deber e unha obriga sagrada. Eu sei que pola miña banda poucas enerxías me quedan para entregarme a esa loita, pero vós, que vides detrás, aqueles que sucedestes a xeracións que demos o peito naqueles días, tedes esa obriga para o futuro. Xa sei que non fai falla dicirvos o que hai que facer, pero quero lembrarvos que estamos na metade do camiño. Fai falla vencer moitas resistencias que aínda se opoñen a ese avance dos dereitos de Galicia”. Valentín Paz-Andrade Vigo, 28 de xuño de 1986 <![CDATA[Retorno dos restos de Castelao]]> 2012-10-16T10:31:45+02:00 2012-10-16T10:31:45+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/retorno-dos-restos-de-castelao Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es "A manobra está xestándose. A xente de Fraga, ou a ex-centrista seguíndolle o xogo, queren politizar o asunto. Sospeito que a Teresa xa a teñen convencida. Ela fala por teléfono comigo, por algún outro pequeno asunto que me encomenda, mais nunca me consultou sobre do traslado dos restos amados. Por respecto a ela e ao Guieiro, pode que non haxa protestas, mais tamén é posíbel o contrario. Ademais, a Xunta medra en desprestixio. Supoño que de aquí a seis meses o descreto será moito maior. Se o Centro Galego de Buenos Aires non se xoga a fondo do asunto, o prestixio de Galiza pode saír malparado. E o nome de Castelao, aínda sedo xa invulnerábel, será utilizado para unha farsa" Carta a Xosé Bieito Abraira 1983 "Penso que se houbese opción de escoller pode que este non fose o momento propicio. De todos os xeitos era unha débeda a cancelar, e calquera intre que se pague teño que estar conforme. Para min era un débito que o pobo galego tiña coa memoria dun fillo tan esgrevio" Valentín Paz-Andrade. A Nosa Terra 1984 Co seu neto Valente  e Filgueira Valverde durante a chegada dos restos de Castelao. San Domingos de Bonaval, 28 de xuño de 1984 Oda sen pranto as cinzas resgatadas I Arelas de resflor, Hoxe remanecida musa nosa -Daniel desde a nacencia carismado con óleos de profeta- esta mañán volvo en achego a ti. Dobrarán bronces sagros no ar viuvo a brazo nú tanguidos desde o Minho arterial a foz do Navia Sonou ao cabo a data degorada da restitutio ceneris, a terra que das chagas convalesce na restinga das decadas umbricias, onde ben fora que nos atoparas desatrelados xa, ceibes e ledos para o complexo de Cain aversos remerecentes circios das libertades porque ti loitabas. Daniel desde a nacencia carismado para que teu pasamento se trocara en revoada dos espiritos.   II En boas medras eu quixera agora -Daniel á luz pairal restituído- nesta polo san Xoán mañá lavada, con orballo aromado de naisilvas... que translevar a ti puidera hoxe as palabras quecidas na fe do pobo aínda resistente. As tantas veces por túa voz vibradas, en tímpanos anónimos de antes que a paz civil fose esmagada.   Palabras de mensaxe que xuntos espallamos moitos días nos adros das parroquias, desde a escada de pedra dos cruceiros, por sobrados vilegos... dunha a outra ribeira de Galiza, nos ouvídos espertos... agás para os serodios rechouchíos dos mandachuvas recuncantes.   Primavera esquecida da que foras o máis lanzal liaz, denantes da súa hora deslogrado.     III Mais agora, Daniel, -delfin maior dos exiliados nosos- nesta a deshora hora do retorno, van de camiño longo xa exauridos anos de máis do tempo xerminante que os teus faraldos pretos agoiraran.   Xa eres cinza, Daniel, aínda que sempre cinza namorada. Xerme en calada trasremudación da conciencia na idea. Cinza asuntiva de valores prestos a outro vizoso afloramento que anada tras anada se reínce no miúdo milagre da semente para longas labradas no porvir.   Verbo con son eterno propagado no país a rescatar agora das servidumes residuais. Desembargada prenda a se facer do seu dona e señora.     IV Con os fíos de ouro da túa vida e a fulguración da túa obra nos anais do país restituído aínda se escribirán, tras de moitos capítulos de sombra outros alumeados de esperanza, en románicas letras lapidares, onde unha auta esgrevia se retrace do modelo de Patria que soñaras como Pondal denantes para o solar “dos bos e xenerosos”.   Soño e bandeira nosos, que sen se transfundir en realidade xa de abondo sería para que o teu ollar atoutiñante e a túa man sabida, na cadea sen reixas nin alxemas, na onda fraternalia dos galegos sufrintes vellos da orfandá do chan, unha noite arxentina de xaneiro no eternal exilio esmoreceras.   V Teu nome de vocais acoantes -Daniel varón baril de transparencias- polos ermos do alén onde navegas... en volta da túa imaxe unha coral de razas se convoca.   Cal si de axiña convertido foras, de paladino estrenuo de Galiza nun mago para os outros a nivel semellante marxinados. Desembruxada plástica social, da nosa xente pritinado molde e dos outros trasunto avivecido, _Coa súa cor enfornados, e o seu cadril balsante pel e ritmo..._ no obradoiro do mesmo Paradiso.   Labregos no zoar dos milleirais, mariñeiros de mares repartidos, matroas parideiras de emigrantes, sanguixolas do Fisco umbilicado, prisioneiros e mártires de Marte Pretos de Harlem, guaxiros de Cuba, chineses de matute na Manhatan, gauchos de pinfo e poncho pola Pampa.   IV Unha resaca negra de saudade, do baleiro que deixas, desde nontronte abala a Chacarita. Tingue de dor as pedras tumulares polos cinceles de Asorey labradas, onde, Daniel, gañada a pito tiñas tua máis delongada residencia.   Rianxo de ultramundo! Morada sen morar dunha Galiza ciscada por espazos emprestados. Dez anos de vivencia convivida en comuñón belixerante. E trinta e catro máis de conmorencia.   A suma dos teus restos, noso Daniel por Bonaval gañados, cómpre que a Patria nosa faga hoxe reasunción de cinzas asociadas. As que todos aqueles que as túas soidades compartiron e contigo loitaron de mans dadas.   Galiza tamén vive dos seus mortos.   [Pousa Nova do Mar, san Xoán, 1984] <![CDATA[Presentouse a "Poesía completa" de Valentín Paz-Andrade]]> 2012-10-11T13:56:31+02:00 2012-10-11T13:56:31+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/presentouse-a-poes-a-completa-de-valent-n-paz-andrade Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Son sete os libros éditos e inéditos escritos por Valentín Paz-Andrade xunto con dous poemarios incompletos os que integran a “Poesía Completa” que se presentou onte no Consello da Cultura Galega acompañada das reflexións do seu editor, Gregorio Ferreiro Fente, do profesor Xesús Alonso Montero, de Rosario Álvarez e do director de Edicións Xerais, Manuel Bragado. A académica Rosario Álvarez, en representación do CCG, fixo mención ao traballo de dixitalización do legado de Valentín Paz-Andrade se está a levar a cabo desde o Consello para poñer a disposición dos investigadores, labor que permitiu que compilacións como “Poesía completa” vise a luz. Pola súa parte, Manuel Bragado narrou como o encargo inicial que consistía na revisión dos tres libros editados de Valentín viuse completamente desbordado pola aparición de obra inédita, sete libros e outros dous poemarios incompletos que se integran na publicación. Esta obra inédita non descoñecida pola familia Paz-Andrade a quen Bragado agradeceu a súa xenerosidade e intelixencia coa que xestionan o legado literario e a memoria de Valentín. O profesor Xesús Alonso Montero insistiu en rectificar o tratamento que até este ano se lle dera a dimensión poética de Valentín Paz-Andrade. “Ninguén foi xusto co Valentín que hoxe nos convoca aquí, co Valentín poeta. Os criticos nunca se interesaron pola súa poesía e os antólogos fomos aínda menos xenerosos”. “Relendo a poesía de Valentín co gallo das Letras Galegas, axiña cheguei á conclusión de que, en efecto Don Valentín era un poeta de moita mais entidade do que a crítica e os antólogos tiñan dito” afirmou Alonso Montero. O editor e compilador desta “Poesía completa”, Gregorio Ferreiro Fente, explicou que é o que ofrece o volumen presentado. Un prólogo no que se indican unha serie de datos e de recomendacións para entender ao Valentín Paz-Andrade poeta. Este tipo de información tan pouco común neste tipo de publicacións debeuse a gran cantidade de material inédito. “Era necesario facilitar ao lector, cunha serie de datos e de referencias, a lectura de toda esta obra”. A “Poesía completa” inclúe os poemarios “A serra. Cantos do desterro branco” (1937), ”Sangue na neve. Etopea da serra” (1937), “Cantos da aguia e do lobo” (1937), “Pranto matricial” (1955), “Canto do pobo disperso” (1955), “Sementeira do vento” (1968), “Canto renuncial de Galiza” (1980), “Áurea ora de Galiza” (1984), “Canto en catro ao Conde de Andrade” (1985), “Canto do liño e da la” (1937-1939), “Os sete salmos da remigración” (1955) e unha serie de poemas soltos. <![CDATA[El Tranvía de Marín y su literatura]]> 2012-10-09T13:25:34+02:00 2012-10-09T13:25:34+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/el-tranv-a-de-mar-n-y-su-literatura Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Wenceslao Fernández Flórez ha escrito días pasados, un crónica acerca del ya famoso tranvía que, entre la ciudad de Pontevedra y el puerto de Marín, circula desde edad inmemorial. Anticipándose al ilustre humorísta, Julio Camba, Alfonso Castelao, Fernando Delapi y otros muchos ingenios, han consagrado prosas, caricaturas y hasta versos, a amenizar la pintoresca senectud del popular convoy. Pocas creaciones de la mente humana pueden, seguramente, vanagloriarse de haber proporcionado asunto a una tan copiosa literatura, como la que en torno a la vida y milagros del tranvía de Marín se ha producido.   A nuestro juicio, semejante fecundidad de inspiración literaria es susceptible de una incentiva explotación. Con el tranvía de Pontevedra a Marín, -aparte del negocio del transporte de mercancías y viajeros-, podría ensayarse fácilmente un gran negocio editorial, sin más esfuerzo que coleccionar los artículos, crónicas, chistes, versos, dibujos, cantares, etc., que sobre tema tan poderosamente sugeridor se han publicado. Eso, solo o junto con algunas de las gacetillas dando cuenta de descarrilamientos, averías, suspensiones pemporales, etc., que casi diariamente aparecen en la prensa de Pontevedra, llenaría muy justamente un tomo de 300 páginas. La publicación de la obra podría acometerse en la seguridad de obtener un verdadero éxito de librería; que no en vano habrían de figurar entre las páginas de la colección capítulos llamados a inmortalizarse en las futuras antológías de literatura humorística.   Un espíritu dotado de clara visión industrial, después de acometida la empresa, no la dejaría reducida a la edición de un volumen. Los largos años que, sin duda, aun le quedan de duración al tranvía, permitirían dar al negocio sucesivas amplitudes. Porque, es de saberse, que cuando acontece al convoy algún percance -que suele ser cada semana-, el Consejo de administración remite indefectiblemente una nota oficiosa a la prensa prometiendo y anunciando que muy pronto; de un día a otro, darán comienzo los trabajos preliminares para realizar la proyectada conversión del tranvía actual en uno eléctrico de porte moderno. Pero, a pesar de que los desacreditados anuncios vienen repitiéndose desde hace medio siglo, es el caso que las obras del tranvía eléctrico nunca dan comienzo; lo cual obliga a pensar en que el actual seguirá arrastrándose milagrosamente Dios sabe hasta que dichoso día. Supuesto esto y teniendo presente que, a medida que vayan trascurriendo los años, irán en aumento los achaques y la celebridad de esta institución locomóvil, y, por tanto, ofrecerá al escritor ávido de asuntos para sus producciones, una creciente abundancia de motivos dentro de dos o tres años habríase acumulado ya original de sobra para aun nuevo tomo de la literatura tranviaria.   Por este sencillo procedimiento, si imaginamos -y de ello lleva trazas- que el tranvía de Marín seguirá tirando otros tantos años como los que lleva de vida, al cabo de ese tiempo podría llegarse, no solo la publicación de una serie de obras completas, sino a la formación de una verdadera biblioteca, de obras escritas todas sobre tan inagotable como arcaico tema. Así, el tranvía de Marín devendría indirectamente en uno de los autores más fecundos de la historia literaria.   V. Paz Andrade. En la parada de Lourizán, mientras la “locomotora” toma agua.   *Publicado en El Diario de Pontevedra o 28 de outubro de 1920 <![CDATA[Por tierras de Galicia. Combarro]]> 2012-10-05T14:21:44+02:00 2012-10-05T14:21:44+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/por-tierras-de-galicia-combarro Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es   Valentín Paz-Andrade xunto co seu fillo Alfonso e uns amigos en Combarro Ca.1955.   Combarro se asienta en una rada de la ría, sobre una suave jiba de la costa. Tiene un alma humildosa y sentimental, gemela del alma de Santillana del Mar. Combarro adormecido en un plácido quietismo, vive la añoranza ...de los tiempos dorados, cuando eran prodigamente fecundas las entrañas del oceano litoral y las levas emigratorias devolvían a la tierra, trocado en oro, el sudor que sus hijos destilaron en suelos transmarinos. Combarro es acaso el pueblecito de pescadores más pintoresco e interesante, de más eficacia sugeridora, de más intenso colorido local del mundo. Apiñadas a uno y otro lado de las estrechas y sinuosas callejas -en las que sólo muy de tarde en tarde se siente el latido de la circulación humana,- casas envejecidas de un solo piso, abiertas en el frontal por un portón y dos o tres ventanales que dan a un ancho y franco balcón corrido, que vuela sobre un par de columnas formando soportal, siempre independiente de los de viviendas adyacentes. Acaso, para el acceso al piso, se adosa al muro jabelgado, ancha escalera de piedra, protegida, al igual que el patín, de robusta balaustrada tallada en granito. Las rúas, reptantes, angulosas, accidentadas, parten de mezquimas plazuelas, donde un crucero se yergue solitario para confluir en el atrio parroquial. Las térreas llantas de los carros de bueyes en el ir y venir cargados a las leiras, cavaron en la roca viva hondos relejes, que canalizan el agua hacia la playa, los días en que el cielo llora. En los breves saledizos, sin árboles, ni flores, los hórreos espatarrados sobre seis pies derechos, “canastro” tejido de gruesas mimbres y tejado pajizo, con una cruz sobre el postigo por donde no entra la cosecha paniega sinó después de que las mazorcas desnudas de las blancas hojas que han de mullir las míseras yácijas, se secaron en grandes ristras, colgadas de una rama que fué promesa de pino, a lo largo de los aireados balcones. ¡Que visión más extraña y pintoresca ofrecen en la lejanía los blancos casetos de Combarro, cuando los rosarios de grandes espigas, como enormes collares de lunimoso ámbar, suspendidos bajo aleros, amarillan al sol de un lento atardecer! ¡Y que fantástico espectáculo, si en los días de grandes mareas, crece la pleamar hasta adentrarse en embarcaderos, callejones y ruas bajas, dando al villorio un sorprendente aspecto de poblado lacustre! Parecen entonces haber surgido del agua los caseríos, los hórreos, las seves, la ermita, los cruceros..., cuyas imágenes copia el movible cristal, vereado por el ámbar luninoso de las mazorcas. Combarro pertenence enteramente al mundo del arte. El descubrimiento de Combarro se realizó hace pocos años. Desde esa fecha no hay artista que, a su paso por estas tierras, no lo visite y no se rinda a la tentación de trasladar al lienzo, a la prosa o a la ria un retazo, una descripción, un aspecto de este maravilloso puertecillo que surgirió a Anglada Camarasa la idea de cercarlo de una verja preservadora de toda humana irreverencia. Diario de Pontevedra 21 de setembro de 1920 <![CDATA[A Federación de Asociacións da Prensa de Galicia entregou a gravación dun discurso de Valentín Paz-Andrade ao Consello da Cultura Galega]]> 2012-10-02T13:21:48+02:00 2012-10-02T13:21:48+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/a-federaci-n-de-asociaci-ns-da-prensa-de-galicia-entregou-a-gravaci-n-dun-discurso-de-valent-n-paz-andrade-ao-consello-da-cultura-galega Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es   A Federación de Asociacións da Prensa de Galicia (FEGAPE) fixo entrega ao Consello da Cultura Galega dunha gravación inédita do discurso pronunciado por Valentín Paz-Andrade, o 10 de xullo de 1984 no Pazo de Fonseca, en Santiago de Compostela, con motivo da constitución da FEGAPE, en calidade de presidente de honor da mesma. O Presidente do CCG, Ramón Villares, agradeceu a doazón, que incorpora ao Arquivo Sonoro de Galicia unha testemuña máis de Valentín Paz-Andrade, a quen Luís Menéndez, presidente da Asociación da Prensa de Santiago, glosou como “mestre de xornalistas”.   A gravación, que pasará a formar parte do Arquivo Sonoro de Galicia, do Consello da Cultura Galega, contén as reflexións de Valentín Paz-Andrade en defensa da liberdade de prensa e da autonomía de Galicia. O discurso dura 16 minutos. O acto foi tamén unha homenaxe ao sobranceiro escritor e xornalista -impulsor e creador do xornal “Galicia-Diario de Vigo” (1922-1926) e da revista “Industrias Pesqueras” (1927), a revista técnica máis antiga de España- ao que este ano lle foi dedicado o “Día das Letras Galegas.   No acto, celebrado na Biblioteca do Consello da Cultura, interviñeron o presidente da institución, Ramón Villares, e os actuais presidente e vicepresidente da FEGAPE, Manuel González e Luís Menéndez, responsables das asociacións da Coruña e de Santiago de Compostela, respectivamente, e Anxo Lorenzo, Secretario Xeral de Cultura da Xunta de Galicia.   Os presentes escoitaron as palabras de Valentín durante aquel histórico acto de constitución da FEGAPE celebrado hai 28 anos no palacio de Fonseca, hoxe sede do Reitorado da Universidade, que fora presidido polo entón presidente da Xunta Gerardo Fernández Albor xunto coas primeiras autoridades civís e académicas de Galicia. <![CDATA[Homenaxe a Valentín Paz-Andrade na Fundación Sales]]> 2012-10-01T16:20:23+02:00 2012-10-01T16:20:23+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/homenaxe-a-valent-n-paz-andrade-na-fundaci-n-sales Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es O pasado vernes 29 de setembro celebrouse unha particular homenaxe a Valentín Paz-Andrade. Un recital poético a cargo do grupo Gnomon e de Míriam Rodríguez, Jessica Casal e Alejandra Álvarez que recitaron, cantaron e bailaron algúns dos versos de Valentín.   Romance da moza e do mar I Ai! miña nai, querida, pomba de fume e la, fuxir da serra quero, lévame a ver o mar!   Flor de fronteiras verdes pechadas sobre o val, luz de ribeira anhelo, lévame a ver o mar!   Meus anos esmorecen entre a corte e o nabal, Teño soños azuis, lévame a ver o mar!   Sinto no sangue novo, as saudades de alá, as ondas nos ouvidos, lévame a ver o mar!   O mar, o mar, o mar...!   II Miña nai, coma rosa inverneira no vran pra derreter as neves lévame a ver o mar!   Agora que son moza teño sede de sal, teño fame de cores, lévame a ver o mar!   A copa núa dos peitos abrir hei na mañá ao namoro dos soles, lévame a ver o mar!   Para os meus pés cobizo a nudez do areal, para o meu corpo as ondas... Lévame a ver o mar!   O mar, o mar, o mar...!   [Pousa Nova do Mar, Samil, 1974]   <![CDATA[Sintonización del esfuerzo cultural. Galicia como tarea.]]> 2012-09-26T13:37:04+02:00 2012-09-26T13:37:04+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/sintonizaci-n-del-esfuerzo-cultural-galicia-como-tarea Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Por que introduce Paz-Andrade este compoñente cultural nun libro de “números” e de estatísticas? Ao meu modo de ver, por dúas razóns complementares. Dunha banda, porque considera a cultura como un campo de integración de vontades dispersas, en tanto que “cultura propia”, e porque é o pegamento necesario para formar un ideal colectivo, ese “destino” more Ortega y Gasset tantas veces invocado para que Galicia se transforme e se desenvolva. Que teña, en definitiva, unha “tarea” que cumprir. Ramón Villares Paz   Siempre es por la base, por el suelo, por el pueblo, como una literatura recobra fuerza y se renueva. ANDRÉ GIDE. ASIMILACIÓN POR EL PUEBLO Hemos legado a un ángulo del tema que invita a contemplar el prisma por otra cara: la relación viva entre la sociedad gallega y su producción cultural. O mejor, el nivel de la influencia de ésta sobre aquélla. Pudiera ocurrir que algo nacido para obrar la reconstitución de la personalidad y la cultura de todo un pueblo, se fuese convirtiendo insensiblemente en un virtuosismo de minorías. Y hasta que estuviéramos en presencia de un riesgo tal, sin atrevernos a denunciarlo para prevenir o atajar sus consecuencias.   “Una alta cultura no puede mantenerse mucho tiempo si no está ligada a una cultura popular; a no ser que sobreviva en pequeños círculos esotéricos, pagando el precio de un gran empobrecimiento.”   Es Paulo Duarte, quien invoca esta cita de Maurice Duverger. Y el ensayista brasileño añade:   “Una cultura popular no es sólo un conjunto de tradiciones artesanas y folkóricas, sino un sistema coherente y asimilable por la masa popular, y, en efecto, asimilado por ésta”   Pienso que tales testimonios arrojan la luz que en este momento necesitábamos para pinzar en la médula del problema. Hace tres cuartos de siglo, nuestro Murguía anticipaba y compartía a su manera el mismo descelo. “Permaneced fieles al espíritu de nuestra raza”, decía a los escritores. “Reflejad sus sentimientos, participad de sus angustias, sentid sus cóleras; en una palabra, poned los ojos en sus cielos y el alma en sus ideales, pues sólo así podréis producir la obra duradera, aquella en la cual se siente palpitar la vida de todo un pueblo”. Y reforzaba la exhortación, añadiendo: “Nada de cuanto entre la esfera del arte y de la especulación, puede sentirse ni explicarse sino a ese precio”. Esta postura no puede entenderse en forma que menoscabe la independencia del arte, o la libertad del artista. Ni tampoco echando en olvido la influencia inmediata o retardada, de los valores estéticos en la evolución de la mente y el gusto de la masa. Pero dejando a salvo tan elementales principios, mantiene su validez. Nos ayuda a ver claro el fondo de una cuestión, que parece conveniente replantear hoy. Una cuestión de fines y de modos, ligada a la fertilidad de toda siembra en los espíritus destinados a recibirla. ¿No consistirá, antes que en acelerar la desasimilación literaria de Castilla, en tornar más absorbibles por el pueblo de Galicia los frutos del esfuerzo cultural propio? Porque en la misma medida en que prospere la auto-asimilación, cederá automáticamente la transferencia de valores espirituales hacia órbitas por el momento más sugestivas. El apartamiento de la estimación y, en algún caso, de la comprensión popular, resulta especialmente acentuado en la poesía. Es un poeta de esta hora, en el cual coexiste el crítico -Eduardo Blanco Amor-, quien lo ha denunciado recientemente desde América:   “Estamos ao día, e cecáis tan demasiado ao día que non reparamos n-esta fruncida evolución, que imos deixando atrás un pobo que xa non nos entende; fúmonos esquecendo do imprícito faitor sociolóxico-patriótico, tan patente nos nosos devanceiros (ou sexa, a obriga de voltar cara a sí a todo un pobo) que tería de haber tras todol-os nosos esforzos...”   El achaque a que nos referimos ahora puede no ser una desviación eventual del movimiento literario. Casi siempre, al ganar en calidad se pierde en extensión. También en profundidad puede ganarse, a expensas de la superficie. Así acontece cuando se descubren las fuentes obstruídas, o se restablecen las bases biológicas, económicas o históricas de un país. Sin embargo, la elaboración de los conocimientos superiores en círculos especializados, o los refinamientos de la expresión lírica, no pueden desconocer que el destinatario de los mismos, mediato cuando no inmediato, es la comunidad. El crítico de “Le Figaro Litteraire”, André Rousseaux, lo ha recordado no hace mucho tiempo, en palabras insuperables, refiriéndose a la poesía:   “... Está, a la hora actual y en el mundo entero, alojada en el corazón del humanismo viviente... En el desarrollo de la humanidad contemporánea, son los poetas los que hacen entender con más fuerza y eficacia una voz fiel a la verdad del hombre, al misterio de su dignidad y su energía saludable.”   Sin escuchar esa voz, cuando más se hace litaratura. Y aún la literatura, recuerda Unamuno, “si ha de ser grande, tiene que ser un trabajo de integración. Reducida a especialidad, cae en artificio”. En otras palabras ha insistido Sartre, proyectando su pensamiento sobre la misión del escritor en esta hora:   “Ya que el escritor no tiene modo alguno de evadirse, queremos que se abrace estrechamente con su época; es su única oportunidad; su época está hecha para él y él está hecho para ella.”   La desviación de principios tan elementales se inició entre nosotros antes de 1936. Se acentuó después. No pueden desconocerse las circunstancias extraculturales que desarticularon las instituciones de mayor influjo, seccionaron las trayectorias y disiparon los planes. Ni el efecto de los mismos imponderables, restringiendo la comunicación entre las “élites” y el pueblo. Con todo, es indispensable propiciar la reorientación de la cultura interesando en su proceso a mayores áreas de población. Si este pesamiento no se coloca en el primer plano, podremos aumentar la cultura de los cultos, convencer a los convencidos, repoblar los invernaderos intelectuales... sin roturar el erial subyacente. Vendríamos a incidir en aquel inconveniente capital de que el Conde de Gobineau acusaba a la cultura antigua, incluso de Italia y la Hélade: el de “no existitr más que para las clases superiores y dejar a las de abajo ignorantes de su naturaleza, sus méritos y sus caminos”.   EL GRUPO Y EL DIÁLOGO Entre los conceptos de cultura, comunidad y comunicación, existen nexos impreteribles de solidaridad funcional. La cultura presupone adaptación a los fines de la sociedad que la produce. Según Richard Mc Keon:   “El movimiento de una cultura refleja a la vez una aproximación a los valores singulares y un esfuerzo de actualización de estos valores bajo una forma universal y comunicable”.   Tanto la tensión como el modo, la sintonización con el contorno social, deben mantenerse en permanente vigencia. No debiera transigirse con el supuesto de que, aún en circunstancias impropicias, los frutos de la actividad cultural dejen de alimentar a la masa. De tal achaque parece responsable la tendencia al grupo intelectual cerrado. Reconozcamos que a su formación, y aún a su proliferación, puede conducir el desvelo mejor intencionado en servicio de la cultura. Pero el grupo reporduce en esfera plural las limitaciones del individuo y las incapacidades del individualismo. Es un brote, más o menos atenuado, de insolidaridad social. El ensayista Francisco Ayala denuncia la presencia de este achaque en el carácter español:   “Lo que nosotros concebimos y practicamos con preferencia es una solidaridad de hombre a hombre, ineficaz en nuestra sociedad industrializada, hecha de grandes masas y de ciudades gigantes.”   Cierto que puede tratarse de células de alta cultura, por definición inasequible a la masa. Aún en tal supuesto, la desconexión absoluta conduciría a la infecundidad, al narcisismo espiritual. Toda alta cultua debe coexistir con una cultura popular. Sin la segunda, por mucha calidad que la primera conquiste, será pura especulación. Será un ejercicio de gabinete, de cámara o de capilla. No una contribución viva al despliegue de las potencias, receptivas y creativas, que laten en el alma innumerable del pueblo. Para ensanchar la base de la cultura es indispensable la rehabilitación del diálogo. Saber decir y aprender a escuchar. El diálogo entre los grupos y de los grups con el pueblo. La liquidación de los resabios insolidarios, los tabús del hombre culto y las intolerancias del resentido. En Galicia, esta operación moral no conduciría más que a restablecer la virtud razonadora, la flexibilidad temperamental, la porosidad de conciencia, que constituyen otros tantos exponentes típicos de la mente atlántica. Cuanto acaba de decirse, puede tomarse como una invitación al diálogo. Preferiría que se tomara como una iniciación del diálogo, entre gallegos, sobre la cultura gallega. Rehabilitar el diálogo no se reduce a lubrificar las vías ya trilladas de la comunicación. Es preciso, en algunos casos, comenzar por abrirlas, para que las ideas, los principios, los conocimientos, circulen y se incorporen al plasma cultural del país.   LA INHIBICIÓN DE LA CRÍTICA Esta evolución requiere la asociación de cuantas facultades puedan contribuir tanto a la expansión como a la consistencia y autenticidad de los resultados. En primer término, al restablecimiento de la facultad crítica. No han logrado desentumecerla en el meridiano gallego, ni el ardor de la “renacencia” ochocentista, ni la eclosión literaria posterior. Como si hubiera quedado agotada en el filo de las plumas pre-regionalistas de Feijóo, Cernadas, Sarmiento, Cornide... La función de la crítica se especializó después como fiscalización intelectual de los valores producidos por el espíritu. La saludable tercería social de la crítica entre el autor y el público destinatario de la obra. La libre magistratura consagratoria del mérito, debeladora del fraude, cuando se ejerce con fuero sapiente y autónomo. El crítico no es sólo el adelantado del lector, el jefe de recepción de la masa. Además, el crítico es quien abre las ventanas. Las brisas nuevas penetran antes cuando la aireación espiritual tiene sus órganos en guardia permanente. Los órganos pueden, incluso, insuflar corrientes vivificadoras en los sectores improductivos, estimulando la rehabilitación de las gamas empobrecidas o las capacidades subestimadas. A la misión estrictamente crítica se asocia la de promoción cultural, aunque ésta sea más específica del mecenazgo. En la evolución de la cultura gallega, la huella del romanticismo quedo marcada a flor de piel. Aurelio Aguirre como poeta, Vesteiro Torres como poeta y prosista biográfico, Vicetto como narrador, Jenaro Villaamil como pintor..., han encendido las obras y las vidas -y alguno apagó la suya-, con los destellos de aquel desordenado movimiento. No ocurrió otro tanto con el racionalismo francés. Sólo en un círculo finisecular de pensadores, nacidos en Pontevedra -Indalecio Amesto, Nicanor Rey, Esperón...-, se aprecian influencias de aquella escuela filosófica. La misma filiación ostentaba Victor Said Armesto, cuya perspicacia crítica nos reveló precozmente el genio literario de Valle-Inclán, como después había de explorar las fuentes de la leyenda de Don Juan. Aquel brote no tuvo ulteriores primaveras. El desarrollo cultural prosiguió, sin que el fiel contraste de la crítica participara ostensible en el proceso. Y con intervención cada vez más exigua de la autocrítica, como inexorable consecuencia de todo régimen estimulado por la exigencia de responsabilidad. La vacación del colegio de Aristarco en nuestro mundo cultural, no ha impedido la floración de grandes artistas vocacionales. Pero ha podido influir, dispersa o menguativamente, en su obra. La crítica fortifica el mérito y previene contra la flojedad a que a veces conduce el exceso de facilidad, la fruición en el barroquismo, la interpretación aparencial del realismo... La ausencia del elemento crítico, depurador y orientador a la vez, debe estimarse nociva. Tanto más nociva cuanto más abundante sea la producción. Lo que cuenta en ella no es la “abundancia numeral” de las obras, que diría Ortega. Ni su énfasis sentimental y barroquizante. En su calidad y hondura. Su creciente adaptación a las necesidades y desenvolvimientos de la comunidad. Esta finalidad no se logra fabricando famas efímeras, o dispensando a diestra y siniestra la indulgencia plenaria. O relegando al silencio desalentador obras de auténtica calidad o de relevante interés... Ambas debilidades son típicas en el comportamiento de los círculos impermeabilizados a la infiltración del aire exterior. Para evitar este rieso, que a la larga esterilizaría el esfuerzo cultural, la inhibición del ministerio de la crítica tendrá que ser superada. También, en el sentido de crear capacidad para recibirla. Ejercer y recibir la crítica: dos modos idóneos de comportarse intelectualmente, para que el avance cultural se afirme.   REORIENTACIÓN HACIA LA TÉCNICA Desde que Lord Halsbury llama “revolución neolítica”, la humanidad no se ha enfrentado con tantos cambios en las estructuras culturales como los que viene produciendo la Revolución Industrial. El homo sapiens, que lo hacía todo por sí mismo, se ha convertido en el homo fragmentatus, especializado en un quehacer singular. Ningún movimiento vivo de la cultura contemporánea puede desentenderse del carácter tecnológico que domina de arriba a abajo la sociedad de hoy. No hace mucho, André Maurois se referá a este problema, diciendo:   “La gran desgracia de nuesto tiempo no es la investigación científica, necesaria y digna de alabanza, sino el desnivel existente entre los nuevos inventos y las instituciones humanas. La potencia física del hombre ha progresado con una rapidez infinitamente mayor que sus facultades espirituales.”   No se trata de un problema específico de la cultura gallega. En mayor o menor medidad, afecta al destino de todos los pueblos. Precisamente por su universalidad y por su inexorable gravitación, el esfuerzo cultural de Galicia tiene que ser reorientado e intensificado en consonancia con las nuevas condiciones en que la vida huana se desarrolla. No basta aceptar este principio como un aforismo abstracto. Lo que realmente importa es su desarrollo concreto referido al hombre de Galicia, cualquiera que sea la latitud en que radique. A pesar del uniformismo consecutivo a la generalización de los medios y los conocimientos técnicos, los fundamentos materiales de la vida como para un gallego y para un suizo, por ejemplo, son distintos. Como lo son para un hombre de la costa y otro del altiplano. Aquí, la población vive a base de los recursos marinos o agropecuarios, allí del hierro o del carbón, los servicios públicos, del comercio, del petróleo o de las masas arbóreas, etc. La estructura económica, a la cual se aplican los métodos e instrumentos de la civilización tecnológica, impone variantes determinadas en la especialización, en la preparación del hombre para la lucha por la prosperidad. Este cambio en los fines de la cultura reclama la adaptación a las nuevas exigencias, comenzando desde la educación y siguiendo hasta la enseñanza superior. Todos los grados que recorre la formación del hombre, como miembro de la sociedad que lo engloba y como profesional, de acomodación a la necesidad y apetencia se la vida a que viene destinado. “Nada será más desastroso para un pueblo en general -y para cada individuo en particular-, que la de ser preparado para una vida que él no podrá vivir” Si el esfuerzo cutural de Galicia no se incorporase activamente a la tarea de capacitación, necesaria para participar y soportar la hegemonía social de la industrialización, quedaría desfasado. Bien entendido que tal incorporación, precisamente por ser un empeño y no un alarde de fría mecanización, ha de salvar los valores humanos, defendiéndolos contra la amenaza de una nueva y universal esclavitud.   COOPERACIÓN ECONÓMICA AL ESFUERZO CULTURAL Se ha intentado en estos capítulos hacer circular por el cauce actual de la cultura gallega una corriente de claridad. Hemos llegado, salvos y sanos a la desembocadura. Bien quisiera haber logrado establecer un criterio inteligible y operante sobre ciertos puntos sustanciales. En particular, sobre aquellos que, habitualmente, se mantienen confusos, adulterados, subestimados o sometidos a discusión. Aunque no lo haya logrado, espero haber reverdecido los incentivos de la meditación que puedan conducir a otros, más autorizados y sagaces que yo, al logro de resultados diáfanos. Con la cultura de Galicia, todos los gallegos tenemos deberes a cumplir. No pretendo leer la cartilla a nadie. Pero, como complemento de cuanto se lleva dicho, conviene recordar que la cultura no es producto de bandería, credo político o clase determinada. Ni aún de la formada por hombres e instituciones dedicados ordinariamente a producir obras culturales o a promoverlas. Es preciso abrirse a la comprensión de que, en el templo y taller de la cultura, la entrada es libre. Para los saceerdotes de la ciencia y del arte, como para los neófitos. Para los incultos más aún que para los cultos, sin discriminación de procedencia o de etiqueta social y política. Los escritores, los artistas, los universitarios, los técnicos, las academias, los institutos, los colegios profesionales, los laboratorios, los seminarios... pueden considerarse como estado mayor y vanguardia de la milicia cultural. Ninguna vanguardia se sostiene, en la paz como en la guerra, si la retaguardia no acude diligentemente a alimentarla y pertrecharla. Por tanto, en la fisiología de la cultura todos estamos implicados, si bien con función distinta. Distinta, pero convergente. La cultura es un legado recibido por las generaciones. Un legado del espíritu materializado en obras, sistemas de acción o de expresión, costumbres, capacidades... No podemos dejar que se dilapide o empobrezca en nuestras manos. Estamos obligados a mantener la tradición cultural recibida, renovándola y actualizándola. A engrosar su caudal con nuestras voces, con la parcela de verdad por nosostros conquistada, con el aroma de nuestro tiempo... para transmitirlo todo a nuestros hijos. La razón de este deber colectivo no deriva solamente de la condición de gallegos o de españoles. Tiene una naturaleza más profunda y extensa. Deriva primariamente de nuestra integración en la humanidad y nuestra localización en las avanzadillas de la civilización occidental. Mientras toda cultura se conciba como desarrollo integral del hombre, no es posible desarticular cualquiera de ellas del destino común de los pueblos, en el cual tiene reservado el nuesto su cupo irrepudiable. Ya se ha señalado en qué consiste el deber. No todos estamos obligados a cumplirlo del mismo modo, en el cual tiene reservado el nuesto su cupo irrepudiable. Ya se ha señalado en qué consiste el deber. No todos estamos obligados a cumplirlo del mismo modo, en la misma escala o en la misma hora. Cada uno ha de hacerlo conforme a sus aptitudes, facultades, disponibilidades... Los intelectuales, artistas o científicos, entregándose a su actividad creadora. Las instituciones, a facilitar y ordenar la investigación, difundir sus frutos, organizar la capacitación, promover el cultivo de nuevas sementeras del conocimiento o la recuperación de las parcelas improductivas... Los demás, a proporcionar lo que puedan: el clima propicio para el auge de las empresas culturales y los medios económicos para ejecutarlas. “A la inversa de lo que ocurre en los países anglosajones -ha escrito también Francisco Ayala-, es raro encontrar entre nosotros fundaciones, obras de beneficencia o servicios sociales debidos a la iniciativa privada”. Tal apreciación se hizo con referencia a España, pero en Galicia la realidad no es distinta. Con alguna edificante excepción: las colonias de emigrados fundadoras de escuelas, o el rasgo de algún individual benefactor hacia la región, la aldea, o la ciudad donde ha vivido. Otras formas de mecenazgo, más costosas y especializadas, apenas se han producido entre nosotros. La cooperación económica y la actividad de los intelectuales, libre y colegiada, son los factores clave del desarrollo cultural. Siempre a condición de que se combinen en una acción sistemática, dirigida hacia objetivos asequibles, pero esenciales. En una acción abierta al tiempo y al afán de todos los hombres capaces, sin exclusivismos, sin previas excomuniones, sin interferencias extraculturales. Y hacia objetivos palpitantes, que recojan estados sociales, económicos o espirituales de la gente gallega; que nos hagan a todos solidarios del destino común y nos proporcionen las fuerzas necesarias para levantar la realidad de Galicia al nivel de nuestros sueños.   *Fragmento de Galicia como tarea, publicado polo Centro Galego de Bos Aires en 1959         <![CDATA[Perspectiva del desarrollo cultural. Galicia como tarea.]]> 2012-09-24T14:15:15+02:00 2012-09-24T14:15:15+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/perspectiva-del-desarrollo-cultural-galicia-como-tarea Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es A terceira parte do libro está dedicada ao “tema de la cultura gallega”, no que insire en contidos ben diversos. Hai unha reflexión antropolóxica sobre o concepto de cultura e a súa plasmación na Península Ibérica, inspirada entre outros por P. Bosch-Gimpera. E hai logo unha descrición polo miúdo da historia lingüística e literaria de Galicia, desde os primeiros tempos ata a actualidade. Pode parecer algo extemporánea esta atención á literatura, como en parte llo parecía a un lector como Isaac Díaz-Pardo, daquela residente temporal na Arxentina, que nunha carta a Paz-Andrade (30-06-1958) escrita aos poucos días de chegar o orixinal do libro a Buenos Aires, confésalle que “a parte de literatura galega despois dos precursores posiblemente lle sobraba”. O autor non fixo caso deste comentario e o libro foi imprentado sen variacións de importancia.   Ramón Villares Paz     RENACIMIENTO Y BIFURCACIÓN CULTURALES Tras el largo poniente románico, Macías, O Namorado, y Rodríguez da Cámara, se llevaron a la tierra los acordes finales del ciclo lírico medioeval. La fertilidad del espíritu gallego parecía haberse enterrado con ellos, a la sombra de la palmera de Hervón. El polvo de cuatro siglos precipitó sobre las fuentes, pero no logró cegar definitivamente el manantial. Entre las nieblas y apariciones del período hechizado, se levantó una corriente de centrifugación letrada, más que literaria, para agravar el espasmo de la tradición cultural gallega. Los valores nativamente destinados a nutrirla, se fueron asimilando a la expresión castellana. Sólo en el cultivo de algunas artes, cuyos lenguajes formales no acusan el acento local, aquella tradición se sostuvo. Me refiero, como es obvio, a la arquitectura y a la escultura. En una y otra, durante el apogeo del barroco, Galicia encuentra su expresión propia, con grandiosidad paralela a la que alcanzará en los siglos del románico. La pintura, apenas había participado hasta entonces en nuestro complejo cultural con independencia de las otras plásticas mayores. En la quinta década del XIX se produjo el afloramiento de la vena perdida. No fué solamente una efusión de voces líricas. Antolín Faraldo, Neira de Mosquera, Rúa Figueroa..., frente al decaimiento de la personalidad regional esbozaron la reacción crítica. La trágica vendimia de Carral, tras el aplastamiento de la Revolución Gallega en 1846, reavivó la llama de los sentimientos prematuramente perseguidos. Medio siglo después, Alfredo Brañas habría de elaborar la primera estructuración del pensamiento autonomista. Pero ya Vicetto y Murguía, principalmente, avanzaron desde los cronicones a la historia avalada por un sistema adveratorio de fuentes. Rodríguez, Curveiro Piñol y Marcial Valladares ordenaron los primeros diccionarios gallego-castellanos, a base de filones independientes del portugués, más populares que literarios. Saco y Arce, otro clérigo docto al servicio de la cultura de su tierra, compuso la primera gramática. El tono mayor del movimiento fué regido, como siempre, por los poetas. Con ellos emnudeciera la voz específica de Galicia. Por ellos fué recobrada. La generación del Pastor Díaz, Juan Manuel Pintos, García Ferreiro...; el despliegue de cantores nuevos en las páginas históricas del Album de la Caridad..., devolvieron a Galicia su verbo genuíno, alzándolo de la postración rural. Merced a la romántica movilización de las liras, quedó desgajada la corriente secular de asimilación a la lengua del imperio desmoronado. En adelante, Galicia ya no habría de abandonar la evolución cultural autónoma. Por fortuna, la vitalidad retenida era tanta que pudo sustentar en pujante coexistencia los dos procesos: el de asimilación, con un cartel de epígonos que va desde el P. Feijóo a la Pardo Bazán y a Valle Inclán; y el de desasimilación, que debe merecer ahora un análisis más ceñido.   LOS GRANDES POETAS DEL PUEBLO Rosalía ha sido la figura sagrada del renacimiento gallego. Y no por su pura dimensión poética, con ser excepcional. Principalmente, por la cálida inmersión de su estro en el drama de la existencia gallega. Por a profundidad de sus objetivaciones líricas, expresando el dolor sedimentado en la entraña de la raza:   “O forno está sin pan, o lar sin leña, non canta o galo alí. E se non é co a pena que o consume, o probe soio está co seu sofrir...”   Pondal es su contrafigura. Más que al mundo, pertenece al trasmundo poético de su tierra y de su mar. Lo poético en este caso, más que en otros, engloba lo frofético. Todo lo que es ondulación sentimental en la musa del Sar, es arista y reciedumbre en el bardo del Allóns. La andustia del presente que vibra en aquélla, su imperioso realismo, ést los trasforma en evocación, vaticinio o pura invención mitográfica.   “Algo de vago e fero, do meu ser no profundo, eu levo com'as brétemas dos curutos escuros; é unha ruda e salvaxe inclinación dos seres vagamundos.”   “Pondal -dice García Martí- es el poeta cósmico, en cierto modo; poeta que inspira sus cantos en los propios orígenes legendarios de su raza. Rosalía -añade-, se centra en las características sustantivas del alma de su pueblo, en ese dolor del pueblo gallego que se siente desterrado del mundo.” Esta dualidad de creadores de belleza sólo era posible en un país cuyo trasmundo aparece casi tan habitado como su mundo. Lo cual demuestra que el alma popular, aún dormida durante siglos, no estuvo inactiva. No ha creado con la palabra, pero ha creado con el sueño, la imaginación, el mito, la evasión de lo real ingrato hacia lo ideal liberado. ¡Buen testimonio éste, para certificar nuestra ascendencia céltica! Es Curros Enríquez el tercer hombre de nuestro renacimiento literario. Algo así como el contrapunto masculino de Rosalía. Cuando la queja se viriliza se transforma en treno, flagelo, anatema... y el poeta adquiere aureola de apóstol:   “Teño unha corda muda na miña lira torva. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... Castigos pr'os verdugos, pr-os mártires coroas, consolos pr'os escravos latexan n'esa corda.”   Los tres fueron poetas leídos, comprendidos y amados por el pueblo. En la misma línea de afección popular se han situado Francisco Añón y Lamas Carvajal. Este, de los cinco, el más cercano a nosotros cronológicamente. En orden a la evolución poética, el más alejado. Aquella siembra lírica no tardó en dar nuevos frutos. En la segunda década nacieron las “Irmandades da Fala”, células de la restauración idiomática en la tribuna, en la prensa, en la labor política y cultural. A su origen quedó honrosamente vinculada la pluma de un gran periodista: Antón Vilar Ponte.   EVOLUCIÓN DE LAS ARTES Durante la mitad del siglo que trascurre, la gesta cultural de Galicia adquirió más ambiciosos desarrollos. El sentido de la reconstrucción espiritual, recibido en herencia de los Precursores, se proyectó hacia nuevas líneas de avance. Todos los campos de la cultura, desde la etnografía al arte, desde la prehistoria a la economía, desde la investigación a la poesía, con mayor o menor exuberancia, entraron en animosa germinación. El alcaloide patriótico inyectado por las “Irmandades”, la sazonada obra del “Seminario de Estudos Galegos”, el esfuerzo de las editoriales -especialmente “Nos”-, el clima de la prensa afín... contribuyeron poderosamente a nutrir y fortificar la expansión. Conviene sopesar ahora los logros más sutaciales de este período. El ejemplo de la pintura es alentador. Galicia, fértil en poetas -a pesar del aserto, subestimatorio, del clásico castellano-, no lo fuera en pintores. Parece la excepción más ilustre el velazqueño Antonio de Puga -segunda mitad del siglo XVII-. Sus cuadros prestigian L'Ermitage, de Petrogrado, y alguna colección particular de New York. El XIX, siglo del despertar galaico, también acusará su lozanía en este difícil domino de la plástica. Pero en Fernández Eresa, Cancela del Río, Jenaro Villaamil, Dionisio Fierros, Parada Justel, Ovidio Murguía, Serafín Avendaño, Souto Cuero..., románticos y postrománticos, no se acusaron inquietudes renovadoras, ni preocupaciones de escuela. Con mayor o menor inflexión personal, ninguno intentó rebelarse contra la enrarecida ortodoxia de la academia, buscando el hallazgo estético por su cuenta. Coetáneamente, estallaba en Francia la revolución del arte vivo contra el arte esclerosado. En 1874 los impresionistas emprendían el primero de los movimientos, destinados a dominar en todo el mundo el panorama de la pintura contemporánea. Castelao fué elportador de los primeros contagios. Los incorporó a la caricatura, el dibujo y el grabado. Con ellos logró las síntesis más impresionantes del carácter y el destino del hombre gallego. Vicente Risco fué, entre nosotros, el expositor de los principios del “art nouveau”. En la tercera década del siglo, los pintores jóvenes comenzaron a abandonar los senderos rituales. Era necesario contemplar su obra con los ojos purgados de antevisiones caducas. La escasa asistencia que encontraron no frenó sus avances en calidad y en número, ni rectificó el sentido renovador de su lucha. Podrán no autorizar aún las afinidades de sus obras una caracterización de escuela. En todo caso,, Galicia, entre artistas residentes y emigrados, ofrece un plantel de mayor interés que, en conjunto, cualquier otra región peninsular. La fuerza y personalidad de algunos, así como la calidad de los valores formales que los más representativos incorporan a sus lienzos, constituyen una alta reivindicación cultural. Merced a ella, Galicia comienza a adquirir presencia digna y singular en las galerías del arte universal. Con menos vivacidad y audacia, el fenómeno evolucionó en la escultura. Ha avanzado poco en el camino de la abstracción, pero ha logrado reentrocar fructíferamente con la mejor ascendencia occidental de este arte: el románico. En cambio, la música permanece en sordo marasmo. He aquí un arte cuya escasa fertilidad en Galicia, dotada de tan rica solera lírico-popular, carece de explicación convincente. El pueblo siguió cantando sus “aires”, espontáneamente renovados en la letra, el ritmo, la melodía... Don Perfecto Feijóo introdujo en la floración del canto la disciplina coral, aunque sin remoción de los elementos tradiconales. Don Castro Sampedro animó la investigación y la ordenación del tesoro enmohecido o disperso. En la misma cuna nace la Sociedad Polifónica de Pontevedra, hasta hoy el conjunto más relevante en el campo de la interpretación. Contrariamente, el de la composición se mantiene poco menos que estéril. La generación finisecular de Montes, Veiga, Chané, Adalid, Baldomir... apenas ha tenido continuadores. Al menos, del aliento y la pureza que parecen reclamar, tanto la herencia de aquellos, como la riqueza del potencial lírico que sigue vibrando en las garagantas del pueblo.   NODRIZA DE DOS LITERATURAS Corresponde a los hombres de letras la gloria de haber rendido, en el período a que ahora nos referimos, el esfuerzo más tenso y fecundo. Su ardor de fertilidad y la irisación de su numen, han permitido arribar al cultivo de todos los géneros. En alguno, como la poesía, ha llegdo al grado más alto de la temperatura de la creación. Otros, como el teatro, la novela..., en gallego se mantinen deficitarios. Sin embargo, en todos se canceló el abandono. La bifurcación en dos áreas lingüísticas ha continuado. Galicia siguió siendo nodriza inagorable de dos literaturas. Esta dualidad incluso se ha intensificado, sin aparente merma recíproca. Un mayor número de escritores manejan ambos idiomas. Algunos se han polarizado íntegramente hacia el gallego. Otros, hacia el castellano. Como patente máxima de la fecundidad espiritual de Galicia en medio siglo creciene, conviene recordar esta hazaña singular: dió simultáneamente a ambos idiomas sus artífices más excelsos: Cabanillas y Castelao, de un lado; Valle-Inclán de otro. Los mejores humoristas contemporáneos: Castelao otra vez, de una banda; Julio Camba y Fernández-Florez de otra. Y además, al castellano, su magistral investidor y exegeta, Menéndez Pidal. Esta gloriosa paridad, sugiere un escolio edificante. El dominio de la lengua de Castilla se extiende desde los Pirineos a los Andes. Se ejerce sobre territorios bilingües y monolingües; peninsulares, insulares y americanos. De ninguno de ellos da obtenido España, en cualquier momento histórico, tantos valores cimeros y substanciales para el enriquecimiento del idioma como los que Galicia el ha ofrecido en este período. Que, sincrónicamente, es el de mayor cultuo al idioma propio. En contraste, Galicia ha sido siempre la cenicienta lingüística de España. No Cataluña, cuyo idioma, aunque glorioso, es estrictamente vernáculo, y cuya aportación a la literatura castellana, a pesar de sus casi tres millones y medio de habtantes, es incomparablemente inferior. En igual postergación se han tenido al gallego y al vascuence. Y en el mismo índice de desafección externa. Al gallego, con el cual se han renovado los tejidos del castellano y se ha acrecentado su jerarquía estética. Al gallego-portugués, lengua internacional en la historia y en la realidad, hablada por más de setenta millones de personas, repartidas en cuatro continentes.   LA POESÍA Y LA PROSA La evolución interna de la cultura gallega, regerida a la creación literaria, exige más cumplido examen. Se ha manifestado en una copiosa y sotenida proliferación poética, degajda al tempo del retoricismo clásico. Con independencia de la frondosidad del fenómeno, el crítico debe valorar en él su creciente desd´ñen hacia las formas estéticamente atrasadas. La tendencia se inicia cuando Cabanillas, “No Desterro” de Cuba -donde se apagara la lira de Curros-, sintoniza con el modernismo. Bajo la misma bandera, en la vertiente castellana, Galicia había destacado ya a otro gran cincelador lírico, Antonio Rey Soto. El eslabón siguiente lo forjan dos malogrados: Manuel Antonio y Amado Xarballo. Parecen consumidos rematuramente en la pureza de su llama virgen. Nunca las estructuras líricas en gallego se habían montado sobre más felices y directas imágenes, o se habán poblado interiormente de más novedosos ritmos. La dualidad en el cultivo de los dos idiomas también persitió en el libre mundo de la poesía. Pero con desigual proyección. De los poetas gallegos en castellano, Juan B. Andrade asalto la vanguardia de las musas. Y para ello, con un libro, “Diana de Gaita”, impregnado, desde el título al último verso, en quitaesencias de su tierra:   “La gaita va soltando cintas de voz al viento. La gaita va dejando en el azul su aliento. Fuco de gaitero Chco de Abelenda de tamborileiro”.   El avance en la línea de la creación poética, ha tenido su paralelo en la prosa. Durante el siglo XIX, el idioma, incluso en Rosalía, se resentía de los cuatro siglos de relegación al barbecho. Especialmente para su empleo en la novela, el teatro, el cuento, la monografía, el ensayo... Retenía una sobrecarga de adherencias y suplencias de más áspera textura románica. Le añadían rigidez, a la par que le restaban pureza. La prosa, aunque no lo parezca, exige un acervo verbal más rico y matizado que el verso. Tales significación y flexibilidad no fueron adquiridas en el uso literario del gallego hasta el ciclo que se inicia con Noriega y Cabanillas, para culminar, en Castelao. Tres valores que, en distinta escala, mantienen sus nombres y su obra bañadas en el fervor popular. Representan, por ahora, el grado máximo del esfuerzo reitegrador de la cultura gallega frente al cerco hegemónico del castellano.   LA ACTIVIDAD EDITORIAL El desarrollo de la prensa en Galicia, alcanzó su momento más brillante en el período inter-bélico. Llegaron a publicarse coetáneamente en la tercera década del siglo nada menos que 25 diarios. No se ha valorizado aún debidamente aquel alarde, ni el servicio que ha representado en beneficio de a cultura regional. Uno y otro cobran singular relevancia a la vista de la poca durabilidad posterior del esfuerzo. En menos de veinte años, los 25 diarios gallegos quedaron reducidos a 8. Este número se cubría antes por una sola provincia, fuese la de Coruña o la de Pontevedra y aún se ha excedido en ambas. De las diez ciudades gallegas con diario propio, sólo cinco conservan alguno o algunos. Pontevedra y Ferrol representan, en tal sentido, las bajas menos justificables. Cuando el número de sus habitantes no pasaba de la mitad del que cuenta hoy, una publicaba 3 y otra 2 diarios matutinos. Desde hace más de quince años sus voces impresas enmudecieron, salvo a través de algún semanario. Otro tanto sucede en Tuy, Villagarcía y Monforte, donde se editaron diarios locales, algunos durante muchos años. No debe desconocerse que muchos de aquellos periódicos vivieron lánguidamente. Pero la declinación ha afectado incluso a las ciudades más pujantes. Vigo y La Coruña, que publicaban 4 diarios cada una, conservan 2 solamente. Santiago, Lugo y Orense, que editaban 3 cada una, los ven hoy reducidos a 2 en la ciudad del Apóstol, y a 1 en las otras dos. La evolución de un momento a otro de la prensa diaria gallega merece registrarse más gráficamente: La caída de tantas hojas impresas, fué barriendo hasta los viejos semanarios de las villas: Verín, Ribadavia, Ribadeo, La Estrada... Es natural que haya repercutido en incremento de la circulación de las que sobreviven. Estadísticamente, por el número de ejemplares de su prensa diaria, Galicia ocupa el cuerto lugar entre las regiones españolas. No obstante, el índice de lectores para casi tres millones de habitantes debe considerarse poco satisfactorio. Las tiradas declaradas en 1956 sumaron 24,9 millones de ejemplares. Suponen una circulación media diaria de 68,000 ejemplares. De cada 25 habitantes aproximadamente, sólo uno adquiere un diario de la región. El País Vasco-Navarro, con poco más de la mitad de los habitantes de Galicia, en 1956 editó 60.8 millones de ejemplares. Representa esta cifra una circulación diaria no inferior a 193.000 periódicos. Allí, cada 12 habitantes adquiere uno. Además, mientras en Galicia, desde 1946, el aumento ha sido de 2,8 millones en 10 años, en aquellas provncias fué de 16,9. Pasando al sector de libros, el problema cambia de aspecto. La actividad editorial se resiente más que del número de obras, de su casi exclusiva polarización hacia la literatura, denominación en que se aloja hasta los novelones del Oeste. He aquí como especifica la estadística la producción de un año: En 1955, el predoominio de las ediciones clasificadas como literarias, con más o menos rigor, resultó aún más acentuado. De un total de 120 sólo se clasificaron 9 obras de historia y geografía, 5 de arte, 5 de ciencias sociales, 3 de tecnología y 3 de religión. Valencia y Vascongadas tienen una producción bibliográfica similar a la de Galicia, en cantidad. Pero mientras aquí en un año se editaron 78 libros de versos y prosa literaria, en la región del Turia se editaron 54 y en Euskalerría 45. El resto, hasta 107 en una y 106 en otra, lo constituyen obras científicas, económicas, tecnológicas...   *Fragmento de Galicia como tarea, publicado polo Centro Galego de Bos Aires en 1959         <![CDATA[La problemática del gallego. Galicia como tarea]]> 2012-09-21T13:09:04+02:00 2012-09-21T13:09:04+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/la-problem-tica-del-gallego-galicia-como-tarea Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Esta é unha idea constante en Paz-Andrade, que formula neste libro pero que seguirá mantendo nos seus textos posteriores, incluídos aqueles que teñen unha fasquía claramente económica como será La marginación de Galicia (1970), no que tamén se inclúe un capítulo sobre a “marxinación” da lingua e unha apelación á súa dimensión “transcontinental”. O mesmo acontece en Galicia como tarea, onde se reflicte sobre o “destino histórico” truncado da lingua galega na súa evolución histórica, que había de ser “hacia el sur y sobre el mar” e que ficou escindida, máis que frustrada, pola afirmación do reino de Portugal e a súa expansión ultramaria. A novidade de posición lingüística de Paz-Andrade é que non renuncia ao valor da lingua galega e á súa propia peculiaridade no conxunto do sistema político portugués, pero non a reducía unicamente ao territoro galego. Sendo como era unha lingua “non vernácula” -de acordo coa definición da UNESCO apuntada polo autor, segundo a que non se lle atribúe tal característica á fala popular dun país que é lingua oficial doutro-, o idioma galego forma parte dun conxunto que “se extiende a cuatro continentes”, sendo o seu principal valor a capacidade de comunicación con millóns de persoas (“setenta millones”, naquela altura). A lingua, máis que para “ser” -posición sostida rexamente por Ramón Piñeiro coa súa interpretación herderiana do idioma- debía ser entendida para “facer”, como un tesouro que alargaba mundialmente o “mapa do idioma de Rosalía e de Camoens” Ramón Villares Paz     LA ENSEÑANZA EN LA LENGUA NO MATERNA La segunda aurora cultural sobre el horizonte originario, despuntó en el ocaso del Romanticismo. “Sin éste no se explica la resurrección, después de varios siglos de entierro literario, del gallego como instrumento artístico”. (Varela).   Cuando los Precursores comenzaron de nuevo a rotular el erial, acudieron a los labios del pueblo. “Porque la lengua -como escribió Ortega y Gasset-, que es siempre y últimamente la lengua materna, no se aprende en gramáticas y diccionarios, sino en el decir de la gente”. Algunos, ni siquiera la utilizaron en sus escritos. Otros, la emplearon a medias. No porque el complejo de inferioridad operase sobre aquella vanguardia gloriosa. Lo que podría operar era el temor a la imperfección literaria por falta de familiarización con el instrumento degradado, así como la necesidad de procurar a las ideas restauradoras un mayor círculo de lectores. El problema hacia abajo, adquirió distinta morfología. Adoptó los caracteres de un conflicto entre la lengua materna y la lengua oficial, en la enseñanza primaria. El niño, para librarse del analfabetismo, se vió forzado a una doble lucha simultánea: la de apreder a leer y aprender una lengua distinta a la materna. Y no en el “decir de la gente”, sino en el del maestro. Muchas veces, cuando éste procedía de otra región, sus contactos primeros con los alumnos eran de recíproca y total incomprensión. Esta situación puede haberse atenuado, pero no ha desaparecido. Entre la población rural y marinera, que representan dos tercios de toda la de Galicia, el conflicto subsiste. Y tiene la mayor trascendencia en orden a la eficiencia de la iniciacion cultural. Aún hay en Galicia analfabetos. La proporción no es muy elevada, pero excede del 13 por ciento en tres provincias. En la de Lugo se aproxima al 12, como la estadística muestra   PROPORCIÓN DE HABITANTES SIN INSTRUCCIÓN, EN GALICIA Provincias                Alfabetos               Analfabetos % habitantes Coruña                     690.418                              13,02% Lugo                         388.445                              11,87% Orense                     350.305                              13,22% Pontevedra              485.995                              13,44% Fuente: I.N.E. Censo de 1950   Nadie discute hoy que “la lengua materna constituye el medio ideal para enseñar a un niño”. Pero como este elemental principio, tanto pedagógico como biológico, en relación a Galicia se mantiene postergado, no sobrará una breve justificación. En un reciente estudio de la Unesco, se afronta el problema desde diversos ángulos. Cuando utiliza el psicológico, dice que la lengua materna es el “sistema de signos que funciona de manera automática en la mente del niño para permitirle expresarse y comprender”. Cuando utiliza el educativo, que “el niño aprende más rápidamente empleando esa lengua que mediante otra con la que no está familiarizado”. “El niño –escribe Vendryes- sólo da lo que recibe; opera sobre los elementos que recoge a su alrededor; con ellos combina sus palabras y sus frases. Cumple un trabajo de imitación, no de creación”. También Ortega afirma que el empleo de una lengua por los individuos “es predominantemente irracional”. Esta aserción es válida respecto a la lengua que se aprende, no a la que se estudia; a la propia, no a la adquirida. En la primera de ambas funciones actúan los reflejos condicionados: “Los niños aprenden una lengua por un proceso constante de pruebas y errores, pero muy pronto la lengua materna se convierte en un hábito adquirido y la posición de sus órganos de fonación para producir el fonema adecuado, como igualmente la disposicón de todos los elementos lingüísticos, adquieren automatismo.” Bergson, en otras palabras, registró la misma reacción de la mente humana: “El mecanismo de nuestro intelecto -escribe-, está contruído específicamente de manera tal que aisle nuestra aprehensión de la naturaleza física, en una forma que nos capacita para actuar sobre ella.” En este fenómeno íntimo se engendra la predisposición del niño al aprendizaje del idioma maternal. Esta facilidad natural se pierde cuando la enseñanza es administrada en otra lengua, aunque sea afín.Y, al mismo tiempo, se producen las resistencias inevitables de la adaptación al sistema verbal extraño.   CONDICIÓN NO VERNACULAR DEL GALLEGO Aún se pueden encontrar gallegos que rebajen irresponsablemente a dialecto la jerarquía de su idioma nativo. Para los irresponsables no escribimos ahora. Pero entre los responsables, tal vez ninguno rehusará calificarlo como lengua vernácula. Basta esta consideración para revelar hasta qué punto se ha subestimado la razón fundamental que justifica la supervivencia y valorización del idioma gallego. Para mí, esta razón no es otra que la de ser un instrumento eficaz que permite comunicarse y entenderse, actualmente, con más de setenta millones de hombres. Sólo cuatro idiomas más, entre tantos como se hablan en el mundo, disfrutan de una expansión semejante. Frente a esta realidad, que el mismo idioma se module con distinto acento y hasta que un cierto número de palabras y giros se pronuncien o construyan de manera diferente en Galicia, Portugal y Brasil, tiene una importancia secundaria. Nunca podrá explicar satisfactoriamente la desconexión práctica entre la rama galaica y la lusa, del idioma común. Y mucho menos, la orientación del problema, cerrando sus perspectivas dentro del marco regional y el concepto vernacular del idioma. También la Unesco, en una reciente reunión de especialistas, ha establecido la definición en vigor de la “lengua vernácula”: “Es la lengua materna de un grupo dominado social o políticamente por otro que habla una lengua diferente. No consideramos vernácula la lengua de una minoría de un país cuando es la lengua oficial de otro pais.” Toda posición que suponga desconocimiento de la unidad estructural, deben en este caso repuntarse falsa. Autoridad tan indiscutida como Menéndez Pelayo sostiene: “No sólo son idénticas en su esencia las lenguas gallega y portuguesa, sino que las formas arcaicas y populares... han de calificarse de verdaderos galleguismos”. Por tanto, no puede parecer razonable cualquier tendencia que reduzca el problema a la rehabilitación literaria de una lengua retardada en su forma escrita, haciendo caso omiso, o poco menos, de la evolución que experimentó durante siglos de uso múltiple y pleno, fuera del área de origen. Mucho más constructiva sería la tendencia a la asimilación de las voces necesarias, cuyo uso es normal en la otra rama del mismo árbol lingüístico. No intento argumentar en favor de un criterio artificiosamente unificador, que suprima las variantes locales, fonéticas u ortográficas. Aun en idioma tan resistente a las metamorfosis ambientales como el castellano, algunas diferencias modales existen. Como existen, si bien en escala mayor, tanto en el inglés como en el francés. Lo que no resulta admisible es que, cuando la diversidad de matices no impide que se entiendan entre sí los practicantes de cada uno, quede oscurecido el valor de una lengua, como vehículo de relación oral y escrita, entre un grupo tan importante de países como el formado por la comunidad idiomática galaico-lusitana.   ASPECTO SOCIAL Y ECONÓMICO “Otro hecho importante -apunta Lowie-, es que los lenguajes no pueden jerarquizarse de acuerdo con ninguna escala”. Por eso también han de considerarse en el problema del gallego, sus aspectos político, social y económico. Entendemos que es en estos aspectos, donde debemos con preferencia encontrar la base para la defensa del idioma natal, contra todos los ataques que a su cultivo se dirijan, o los frenos que a su expansión se opongan. Para convencerse de la fuerza que alcanza el razonamiento, sirviéndose de tales apoyos extra-literarios, basta con imaginar una situación extrema. Aquella a que, irreflexivamente, quisieran llegar algunos. La de que el gallego, en Galicia, dejara de ser una lengua viva. En tal supuesto, se hablaría castellano en Lugo con la misma exclusividad que en ... Cuenca. Los maestros procedentes de otras regiones, no tendrían dificultad alguna para entenderse con un niño nacido en Corme o en la sierra de Queixa. Dentro de esta aparente felicidad, se engendraría el drama de que los gallegos, al atravesar la frontera del Miño, no pudieran entenderse fácilmente con sus hermanos de la otra orilla. Y que los emigrantes al Brasil, lo fueran como a un país de lengua extraña. Es evidente que tal situación representaría un empobrecimiento efectivo fundido en Europa, América, Africa y Asia. Un instrumento especialmente útil para los trabajadores, necesitados de buscar ocupación fuera del suelo nativo. Y en los países de afinidad lingüística, preferentemente. Por tanto, la conservación y cultivo del idioma propio es un imperativo ligado a la economía y la vida de los habitantes de Galicia, tanto como a su cultura y su historia. Independientemente de su valor espiritual y de su primacía, dentro de la maravillosa eclosión de las lenguas neo-latinas, es la propia existencia de Galicia como pueblo, la que reclama una política inspirada en los principios aquí esbozados. No será necesario añadir que, un trato generoso hacia el gallego nunca implicaría mengua para la difusión del castellano. Este riesgo no podría producirse hoy. Por el contrario, se trata de incrementar la conviencia en provecho común.   ESPAÑA Y EL IDIOMA GALLEGO Falta aún por cosiderar otro aspecto del problema. Aquel que se descubre al enfocarlo desde el ángulo estrictamente español. Es conveniente detenerse a meditar si este segundo punto de vista, aún dentro del más encendido nacionalismo, refuerza o contradice el primero. El castellano se habla en veinte naciones del nuevo Continente. Pero la más extensa y poblada del área ibero-americana, habla protugués. Sólo el gallego puede utilizarse como vehículo para la relación con el Brasil, donde tal vez se acumula la mayor desponibilidad de recursos naturales del mundo, y tanto el nivel demográfico como el desarrollo económico, adquieran aceleradamente dimensiones espectaculares. Nadie pone hoy en duda que, algún día, seguramente no muy lejano, la hegemonía económica mundal habrá de ser ejercida, o cuando menos compartida, por aquel favorecido pedazo del mundo cuya conquista inició Pedro Alvarez Cabral. Con sólo tener en cuenta esta innegable realidad -que se viene encima de nosotros con una fuerza imponente-, hay bastante para adoptar una posición operante en relación al tema. Galicia posee una de las cuatro grandes lenguas atlánticas, difundidas desde el Mediterráneo a Filipinas. Esta circunstancia pone en manos de España dos de los imperios lingüísticos occidentales. ¿Puede alguien, que se titule buen español, pretender que España renuncie a uno de ellos? Ningún otro país goza de tan valiosa duplicidad, ni puede considerarse favorecido con privilegio equivalente. En la disponibilidad de la doble vía para la relación con la comunidad hispánica, reside la clave que puede tornar asequibles más eficientes y duraderas proyecciones. Desde las trasferencias de población, hasta la expansión económica y cultural en el continente colombino.   *Fragmento de Galicia como tarea, publicado polo Centro Galego de Bos Aires en 1959         <![CDATA[El hombre y su destino, fines de la cultura]]> 2012-09-19T09:52:49+02:00 2012-09-19T09:52:49+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/el-hombre-y-su-destino-fines-de-la-cultura Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es El proceso de la cultura, cualquiera que sea la comunidad en la cual se implante, arranca del hombre. Esta doble unidad viviente, alma y cuerpo, es siempre eje implícito en torno al cual gira la evolución del conocimiento. Pero los ulteriores desarrollos del proceso, a pesar de ser obra del hombre mismo, pueden desviar el curso de aquel, condenándolo a relativa infecundidad en orden a su objetivo impreterible. Cuando el mito nietzscheano del superhombre aun levantaba ecos en las esquinas del mundo culto, Alexis Carrel lanzaba a los mismos vientos su teoría de L´Homme cette inconu. Tanto las desorbitaciones como las inhibiciones en torno al hombre, así en el terreno filosófico como en el sociológico, debían provocar un movimiento de retorno. El hombre, con su destino a cuestas, como pura existencia dentro del drama universal y al margen de las modas inelectuales, vuelve a constituir el nudo de las preocupaciones contemporáneas. No se trata solamente de vencer la subestimación del hombre como materia de conocimiento. Ni de profundizar en todo ontológico. Estos pueden ser, entre otros, puntos claves de la reorientación científica o filosófica. Más bien se trata de convertir el destino del hombre, su suerte o su tragedia, en punto focal del progreso de la cultura. O, en otras palabras, de acomodar este proceso a los sucesivos enriquecimientos y a las mayores servidumbres que comporta la vida del tiempo presente. La vida, cuyas dimensiones tradicionales, inexorablemente ensanchadas por la Revolución Industrial, desbordan la capacidad de los llamados a vivirla. Señala Toynbee que “una sociedad enfrenta en el curso de su vida una sucesión de problemas que cada miembro de ella debe resolver por sí, como pueda”. Cada problema implica la obligación de someterse a una prueba. Es obvio añadir que, dentro de la órbita de nuestra comunidad, la actividad habrá de ser referida al homo galacticus. Ninguno de sus avatares pueda considerarse indiferente al esfuerzo cultural del país. El fin primordial de este esfuerzo ha de consistir en tomar al hombre como materia y como espíritu; al hombre con el mundo circundante bajo cuyo influjo alienta, para desarrollar en él las potencias latentes, sin rebasar la limitación contitutiva. Las fronteras inalienables del hombre, aunque sea un genio, están en el hombre mismo. No en el ex-hombre o en el semi-dios. Por consiguiente, todos los problemas relativos a la existencia gallega y de los medios en que se desenvuelve, deben nutrir en primer término la actividad cultural. Así los problemas en que juegan los factores formativos, como los que condicionan la suerte próspera o adversa de la población por imperativo de cualquier determinismo económico. Dentro de ese conjunto de fines, llamados a convertirse en polos de la producción cultural, los problemas específicos de la región han de asumir prevalente jerarquía. A nadie más que a los directamente implicados podemos ceder en amor para entenderlos y en capacidad para resolverlos. No hace falta añadir que nos referimos tanto a los problemas de la existencia material como a los concernientes a la vida del espíritu.   *Fragmento de Galicia como tarea, publicado polo Centro Galego de Bos Aires en 1959     <![CDATA[Juventud del espíritu gallego]]> 2012-09-17T09:20:48+02:00 2012-09-17T09:20:48+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/juventud-del-esp-ritu-gallego Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Al margen de tan desvirtuantes azares, sin el enemigo en casa mientras otras regiones lo conllevaban, nuestra esquina boreal, húmeda y rumorosa, tuvo que mantenerse más plena y más joven. En todo caso, más familiarizada con la civilización cristiano-occidental. Y la gens galaica, más apta para participar en ella. Solo puede consolarnos de ser un pueblo de emigrantes, el convencimiento de que la migración sea siempre un fenómeno de razas exuberantes. Y de que, en nuestro caso, responde a la concordancia trófica de pronunciarse en busca de la juventud y la exuberancia de América. La sangre gallega, libre de las infiltraciones así carpeto-vetónicas como árabes, parece mantenerse tan “verdecente” como nuestros campos y tan sonora como nuestros pinos. Al invocar esta fértil condición del ser galaico, resulta indispensable recordar aquella gráfica observación de Castelao: “Algunos hespañoes non creen en Galiza porque está lonxe d-eles: alá, n-un mar bravo, onde non apodrece ningunha civilización. Pero Galiza é a mais viva posibilidade da vida hespañola. Galiza é un gomo novo, que será ponla frorecida na vella cachopa de Hespaña”. Aunque otra cosa parezca, en estas palabras no se expresó el universitario, el intelectual, el artista o el político. Las creemos dictadas por el girón de su pueblo, por el “marinero en tierra” que vivía también en el autor de “Sempre en Galiza”. En ellas parece que ofreciera la adecuada réplica a otras de Ortega y Gasset: “Galicia, tierra pobre, habitada por almas rendidas, suspicaces y sin confianza en sí mismas”... Aquí, la del admirado meditador del Guadarrama es el alma rendida por la facilidad del tópico. En el mismo achaque cayó Unamuno, al hablar de la “irreductible suspicacia” y la “quejumbrosidad” galaicas. ¿Cómo, frente a tan resbaladizas interpretaciones, incluso apadrinadas por cabezas egregias, no han de tornarse reservadas las almas gallegas? ¿Y cómo pueden no tener confianza en si mismas cuando afrontan la lucha por la vida en un medio desconocido, a veces inexplorado, sin más bagaje que las luces nativas y su fe en el esfuerzo propio? Es sensible que Ortega y Unamuno no llegaran a valorar la desvertebración, y aún la contraposición física y mental entre la meseta y el mar, tan vivas en los versos de Maragall como en los de Rosalía. Y menos explicable que no hayan acertado a descubrir, en el particularismo gallego, la potencia vital derivada de su incontaminación, de su inmunidad a la erosión oriental, y hasta de su aislamiento. Aquello que podría expresarse con palabras de Camus: “Toute etique de la solitude suppose la puisance”.   *Fragmento de Galicia como tarea, publicado polo Centro Galego de Bos Aires en 1959 <![CDATA[Santiago, Mahoma y Europa.]]> 2012-09-14T10:13:44+02:00 2012-09-14T10:13:44+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/santiago-mahoma-y-europa Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Tanto como la inhibición respecto al fenómeno árabe, interesa calorar el desquite preparado por Galicia en los dominios privativos de la cultura. Cuando apenas la Reconquista había entrado en la segunda de sus ocho centurias -siglo IX-, “Santiago se irguió frente a la Kaaba mahomética como alarde de fuerza espiritual, en una grandiosa mitomachia” Américo Castro interpreta a Sant Yago como la contrafigura de Mahoma. Es el anti-Mahora, y no sólo bajo el atuendo del personaje bélico: “Santiago había surgido en Galicia como una verdadera creación, con genialidad y originalidad no menores que las de un gran invento artístico -Don Quijote o Hamlet-, en el cual se desvanecen las circunstancias de su formación”. Sánchez-Albornoz, máximo discrepante en estas y otras interpretaciones del autor de “España en su Historia”, no desconoce cuánto el mito de Sant Yago contribuyó a la defensa de Occidente. “Convirtióse Compostela muy pronto en la mayor atracción emocional y espiritual de la Cistiandad toda”. Y, más adelante, añade: “Al atraer hacia aquel Finis Hispaniae a muchedumbre de gentes de allende el Pirineo, Santiago constituyó mágico imán para mantener a España dentro de la cultura occidental y para fecundar a ésta con las esencias espirituales y vitales hispanas”. No son necesarios testimonios más explícitos ni más autorizados. Lo que importa menos es si Sant Yago ganó batallas, montado en el caballo blanco. Basta con comprender que, con la invención del mito, Galicia llenó la historia medieval de Europa. Y que lo sostuvo, en constante esplendor, durante otros ocho siglos, hasta el XVII, lo que demuestra una fabulosa vitalidad, lanzada en sentido contrario a la expansión oriental. Porque no debe olvidarse que Mahoma, “el amo de las tierras de la desolación”, según Frank, era el anti-Europa. La primera defensa del espíritu europeo y occidental, sostenida con la fuerza de las almas y no de las armas, tuvo como eje el Camino Francés, por donde los monjes de Cluny lanzaron las primeras oleadas de peregrinos al cento religioso mundial de Compostela.   *Fragmento do libro Galicia como tarea editado polo Centro Gallego de Buenos Aires en 1959 <![CDATA[Reorientación del esfuerzo cultural. La inmunidad al impacto del desierto.]]> 2012-09-12T12:35:34+02:00 2012-09-12T12:35:34+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/reorientaci-n-del-esfuerzo-cultural-la-inmunidad-al-impacto-del-desierto Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es   Parece indispensable comenzar considerando la relación en que ha vivido Galicia con el resto de los pueblos peninsulares. Aunque éstos, como señaló no hace mucho Bosch-Gimpera, no han formado un conjunto “coherente, consciente de su solidaridad y animado de un ideal común”, sus destinos históricos se han interferido recíprocamente, dejando improntas y desviaciones en su respectiva tradición cultural. La distinción más substancial que, a tales fines, conviene establecer, la adelanta certeramente Otero Pedrayo en el “Ensayo Histórico” a que antes aludimos: “Si comparams a Galicia con las otras tierras peninsulares, hallaremos que no debe nada a las gentes ni a las culturas del sur. No fué ibérica ni árabe. El carácter diferencial español, el mudéjar, no puede aplicarse a Galicia”. En efecto, Galicia apenas mojó los pies en la pleamar africana. No es necesario disponer de la perspicacia etnológica de Waldo Frank, ni de la sagacidad de Camus, para descubrir que los ocho siglos transcurridos hasta la bajamar del Islam, habrían de dejar impresa la marca a fuego del desierto sobre el haz de las regiones sometidas. Sobre la nuestra pasó como un meteoro. Lo destaca Sánchez-Albornoz en estas ajustadas palabras: “En Galicia, no hubo solución de continuidad entre la Antigüedad y el Medioevo. No se produjo en ella ningún hiato histórico. Conquistada por los musulmanes en 714, quedó libre de islamitas en 740. Sus antiguos habitantes prosiguieron su vida milenaria. No sufrieron ninguna crisis decisiva en su existir tradicional”. No es ocasión de juzgar, si la evasión de las penetraciones raciales extra-europeas ha sido para Galicia venturosa o desventurada. Pero nos parece oportuno destacar tal circustancia histórica, como agente diferenciador respecto a los pueblos que, en guerra intermitente, pero interminable, la soportaron. Y, en cierta medida la soportan aún, porque con la expulsión de moriscos y judíos no fueron expulsadas sus herencias biológicas, sus genes... Todo aquello era rudo, milenario, enigmático Oriente. El genio del desierto cabalgando sobre la cuenca europea más meridional de la cuarta glaciación. La intrusión de las razas criadas sobre la arena, sin árboles y apenas sin mar, que habían de dejar flotando su aire reseco, sobre el cuerpo y el destino de Castilla, de Extremadura, de Aragón, de Andalucía... La imagen del pasado aún se extiende sobre el paisaje del presente. Hace poco, la evocaba Toynbee, refiriéndose a las tierras del Irán... “Igual que Turquía y España, es una meseta con un desierto como corazón”. Después, a modo de atenuante, añadía: “Como Turquía y España... tiene sus sorprendentes rincones verdes. Turquía tiene su costa del Mar Negro. España su Asturias y su Galicia”. Y algunas regiones más, habría que añadir. Pero esta realidad no desvirtúa ni compensa la otra. Aquella que impresionara los ojos y la voz de Antonio Machado, cargados de acento cósmico:   “Veréis llanuras bélicas y páramos de asceta -no fué por estos campos del bíblico jardín- son tierras para el águila, un trozo de planeta por donde cruza errante la sombra de Caín”.   *Fragmento do libro Galicia como tarea editado polo Centro Gallego de Buenos Aires en 1959 <![CDATA[Reorientación del esfuerzo cultural. Presencia de la cultura propia]]> 2012-09-10T11:41:56+02:00 2012-09-10T11:41:56+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/reorientaci-n-del-esfuerzo-cultural-presencia-de-la-cultura-propia Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Cultura, en consecuencia, es crecimiento biológico de una sociedad cualquiera. No, claro está, el crecimiento vegetativo. Más bien el alcanzado por las vías de la mente y de las facultades de relación y transmisión, antes que por las vías de la sangre. Pero “es más que un fenómeno biológico” El antropólogo que acaba de citarse, añade: “Abarca todos los elementos que hay en la madurez del hombre, dotacion que él ha adquirido de su grupo por aprendizaje consciente, o, en un nivel poco diferente, por un proceso de acondicionamiento; técnicas de varios géneros, instituciones sociales y otras, creencias y modos normalizados de conducta.” Tales hechos y procesos responden originariamente a lo que Turner denomina tradiciones culturales. El mismo autor invoca otro testimonio, el de Hocart, para presentar al hombre como animal tradicional. Exalta en él la capacidad para comunicar la tradición. No revela demasiada perspicacia al decir que aquella existe, en un grado mucho más alto que en ningún otro vertebrado, en el hombre. Pero añade: “La evolución del cerebro parece haberse dirigido grandemente al desarrollo de esa capacidad. El elemento individual de cada uno de nosotros es muy pequeño comparado con el tradicional.” Acaso por la misma desproporción, la tradición se convierta a veces en lastre histórico de la cultura desfasada. A lo largo de las edades, va sedimentando en el fondo nutricio de la memoria colectiva la exeriencia perpetuable de la comunidad. Si este acarreo secular no se renueva, puede llegar a cegarse el curso vivo de la producción cultural. Aun sin llegar a la exhaustividad, pueden producirse situaciones equivalentes. Basta con que el movimiento entre las vías muertas del estancamiento, la insularidad mental, la imitación o la desviación de las esencias creadoras del progreso humano. Por algo se trata de un “sistema de comunicación intelectual adaptado a los fines de la sociedad”. Y no de la sociedad en general, sino de aquélla a que la cultura pertenece. De otro modo, las facultades de recepción anularán a las de creación, y se hará mínimo el beneficio social resultante. En relación a Galicia, el tema de la cultura propia se ha planteado más de una vez. ¿Existe o no existe una cultura producto de nuestra variedad como pueblo? Directa o indirectamente, una copiosa legión de escritores se ha movilizado en defensa de la posición afirmativa. Modernamente, Otero Pedrayo y Elías de Tejada han dedicado estudios monográficos a la materia. Y, muy recientemente, Varela, al movimiento de “restauración cultural” en el siglo XIX. Quedó perfilada en tales aportaciones, total o parcialmente, la genealogía de la cultura gallega. Las tres desarrollan lúcidamente la línea histórica de nuestra evolución cultural, a veces con más fervor que preocupación crítica. No es el camino recorrido el que agora nos proponemos recorrer. No ha de tentarnos aquí el incentivo de la exégesis. Ni el sentido reconsagratorio de lo que fuimos, desde que los celtas poblaron la esquina más occidental del continente ario, el que ahora habrá de inspirarnos. Tampoco se trata de posponer los valores permanentes que prestigian nuestra tradición cultural. Más bien de utilizarlos como índices de la viralidad del país en cuanto la exposición exiga apoyaturas testimoniales, sin caer en el gozo de la pura retrospección. Más que volver la mirada al pasado, quisiéramos referirnos al presente. Y tratarlo como una operación en vivo. No como mero repaso de los tópicos conspicuos. Por eso, más que la revisión de los orígenes a través de los signos epigráficos, la impronta de Roma sobre el macizo galaico-duriense, la rebelión gnóstica decapitada por el hachazo de Tréveris, el movimiento de transculturación europea en torno al Sepulcro de Santiago, el auge gallego del románico y la escasa expansión del gótico, la guerra de la hoz de Rui Xordo por la liberación campesina, la alborada lírico-popular que clarea en los Cancioneros galaico-portugueses, la ondulación dulce y turgente del barroco sobre los granitos sagrados, o la restauración de la conciencia de unidad cultural con la generación de los Precursores... nos interesa en términos de más palpitante e imperioso realismo. Con un propósito distinto al que ya puede considerarse cumplido, más brillantemnete, por otros. Con el propósito de comprender, más que de ilustrar, el tema de la cultura gallega. *Fragmento do libro Galicia como tarea editado polo Centro Gallego de Buenos Aires en 1959 <![CDATA[Reorientación del esfuerzo cultural. Concepto dinámico de cultura.]]> 2012-09-07T13:33:25+02:00 2012-09-07T13:33:25+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/reorientaci-n-del-esfuerzo-cultural-concepto-din-mico-de-cultura Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es   En la forja del historiador y del filosofo, donde son materias primas la vida y la verdad, el concepto de cultura viene sometido a insistente elaboración. No ha adquirido aun contornos firmes que deslinden su contenido. No se ha prestado a una segregación neta de las nociones afines. Dentro de tal fluctuación en los linderos, hay acuerdo unánime en reconocer que el concepto de la cultura resulta inseparable de otro: el concepro de comunidad. La comunidad es la cripta viviente de la cultura. Esta es un desdoblamiento de aquella. Se hable de la cultura sumérica, la etrusca o la Kimbaya, detrás de los papíros, los vasos de cerámica o las joyas, está el pueblo que ha grabado los rollos, torneó la arcilla o buriló el oro de los testimonios salvados. No el pueblo indiferenciado y nómada, colonizado o disgregado. Más bien el que comenzó a afirmar su ser como unidad étnica, a adquirir titularidad históricca sobre la tierra ahistórica o sobre la eventualmente convertida en la “tierra de nadie”. El pueblo que acertó a construir sus formas de vida, de comunicación, de religiosidad, de arte... El ennoblecido por el soplo inédito de la originalidad servido con la tensión de la continuidad. El que durante una época ha incorporado los frutos del esfuerzo propio a cualquier escala del progreso humano. Merced a tales frutos, el pueblo se convierte en sujeto de una cultura. Cuando adquiere esta jerarquía, aún después de su extinción física, su nombre sobrenada gloriosamente en la historia. De una parte, según Richard McKeon, cultura es el “Esquema resultante de una evolución histórica”. De otra, “el conjunto de hábitos reconocidos como válidos en una sociedad dada, y de la cual se pueden identificar las trazas en todas las esferas de la actividad de la actividad humana”. Herskovits, extremando la síntesis, dice: “Cultura es la parte del ambiente hecha por el hombre”. Así puede entenderse expresado con fortuna el concepto estático de la cultura. Pero al propósito que en esta ocasión nos moviliza, interesa mucho más la indagación del concepto dinámico. O sea, la cultura como proceso, antes que como estructura, si bien entre ambas formas del mismo ente exista una trabazón sustancial. Bajo este último ángulo, la cultura se describe como el producto del desarrollo integral del hombre, de sus potencia y cualidades, sus apetitos y pasiones, su grandeza y miseria dentro de un determinado círculo. En tal sentido, cultura es un resultado del esfuerzo colectivo, acumulado en el tiempo y sobre una tierra determinados. Mereced a él, la especie se fué rendimiendo paulatinamente de la animalidad original, se fué acercando al dominio del espíritu sobre la fuerza, del trabajo sobre la rapiña, la verdad sobre la fatalidad, la reflexión sobre el instinto, la revelación sobre la superstición, la ética y la estética sobre la rudeza ancestral. *Fragmento do libro Galicia como tarea editado polo Centro Gallego de Buenos Aires en 1959 <![CDATA[A exposición sobre Valentín Paz-Andrade retoma nas bibliotecas a súa itinerancia]]> 2012-09-05T13:36:04+02:00 2012-09-05T13:36:04+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/a-exposici-n-sobre-valent-n-paz-andrade-retoma-nas-bibliotecas-a-s-a-itinerancia Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Logo do seu paso por centros educativos de toda Galicia, esta mostra multimedia inicia hoxe a segunda etapa do seu percorrido na Biblioteca Pública de Pontevedra, onde poderá visitarse ata o 16 de setembro Cinco paneis con textos e audiovisuais sobre a vida e a obra do escritor homenaxeado no Día das Letras Galegas 2012 conforman a mostra, que percorrerá as bibliotecas nodais de Santiago, de Lugo e da Coruña, o Espazo Xoven de Ourense e o Museo do Mar de Galicia ata comezos de 2013 Logo do seu paso por diversos centros educativos de toda Galicia entre os meses de abril e xuño de 2012, a Secretaría Xeral de Cultura e a Secretaría Xeral de Política Lingüística retoman a itinerancia desta exposición para favorecer o coñecemento entre a cidadanía do autor homenaxeado no Día das Letras Galegas 2012. Con este obxectivo, a mostra percorrerá as catro provincias galegas desde setembro ata xaneiro de 2013.   Un percorrido polas catro provincias galegas As bibliotecas nodais de Santiago de Compostela (desde o 18 ata 31 de setembro), de Lugo (entre o 2 e o 14 de outubro) e da Coruña (desde o 16 ao 29 de outubro) serán as próximas paradas da exposición, que tamén se poderá visitar no Espazo Xoven de Ourense, do 1 ao 14 de novembro, e, finalmente, no Museo do Mar de Galicia, en Vigo, a partir do 15 de decembro e ata o 19 de xaneiro.   Textos e audiovisuais para afondar na figura de Paz-Andrade Cinco paneis con textos explicativos sobre as diversas facetas de Valentín Paz-Andrade conforman esta exposición. Ademais, cada un deles inclúe audiovisuais nos que diferentes coñecedores da traxectoria do escritor amosan a súa visión sobre Paz-Andrade, entre os que se encontran o presidente do Consello da Cultura Galega, Ramón Villares; o presidente da Real Academia Galega, Xosé Luís Méndez Ferrín; o xornalista e escritor Tucho Calvo e o filólogo Gregorio Ferreiro. Esta exposición itinerante sobre Valentín Paz-Andrade forma parte das diversas iniciativas  que a Xunta de Galicia programou durante este ano para celebrar o Día das Letras Galegas 2012.   <![CDATA[Itinerario de ultramar. Wall Street tiene un hijo de cristal.]]> 2012-09-03T14:34:43+02:00 2012-09-03T14:34:43+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/itinerario-de-ultramar-wall-street-tiene-un-hijo-de-cristal Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Valentín Paz-Andrade con Cordo Boullosa Ca.1959   En New York, como en Roma -capital del calendario gregoriano- la semana arranca en lunes. Pero la arrancada, en el “monday” anglo-sajón, después de dos días de descanso, debe revestir una briosidad única. Hubiera sido tentador presenciarla en Wall Street, en medio del nervioso ajetreo de los agentes de cambios, jugadores de bolsas y “businessman”. Como el espectáculo podía resultar demasiado fuerte, nos contentamos con aprehender otra manifestación de la vida financiera yanki, que puede ofrecer aun mayor fertilidad para nuestras deducciones. Wall Stret es la madre vieja de muchos hijos, diseminados por la gran urbe. Uno de ellos ha nacido esta mañana, y en una de las esquinas más animadas de la 5ª Avenida. Habrán adivinado que se trata de un banco. Se halla instalado en las primera plantas de un “building” funcional, edificado con especifica destinación al comercio crediticio monetario. Y construido con un espiritu al parecer tan abierto, como su abstrácta arquitectura, reducida al hiero de la armadura, al cristal de los huecos y la pavimentación e intercomunicación de los diversos pisos. A través de la trasparente estructura, y sin salir de la calle, el cuentacorrentista puede presenciar directamente todo el funcionamiento de la máquina bancaria. Incluso las cajas de seguridad, donde se custodian sus fondos. Ni una reja, ni un muro exterior opaco, ni una persiana. La luz del día penetra en todas las dependencias sin obstáculo alguno. Se le ha confiado la misión de evitar el enmohecimiento de los capitales acumulables dentro del cuadriculado fanal. Apoyo esta suposición en los elementos decorativos, exclusivamente botánicos. Plantas discretamente ornamentales, alineadas como friso vivo y grácil de los ventanales o separando departamentos en el interior. El verdor de las lanceoladas hojas, quiebra la frialdad del vidrio y del acero, ayudando a crear un clima saludable, el el cual los billetes de mil dólares, las acciones de la General Motors o de la Ford Co., los bonos de la Reserva Federal... deben encontrarse muy a gusto. A los pocos momentos de abrir sus puertas al banco recien nacido, se advirtió una favorable reacción popular. Bastó brindar a la clientela una prueba de diafanidad tan evidente, para que aquella respondiese al incentivo. Bastó que comenzara a funcionar automáticamente, ante los ojos del hombre de la calle, la enorme boca circular, dentada con poderosos y bruñidos cerrojos, del sistema de seguridad que defiende las cajas acorazadas, para que el público comenzara a invadir el “hall” destinado a las operaciones, que aquí no podríamos llamar de ventanilla. Aquí no hay ventanillas. Todo está a la vista, y como consecuencia lógica, los imponentes, mucho más tranquilos, con ánimo confiado y casi alegre, acudían presurosos a entregar sus ahorros. La primera deducción que de premisas tales cabe extraer, es obvia. Así como no se interponen barreras para la entrada del dinero, en forma de depósitos de numerios o valores, apertura de cuentas u otro tipo de ingreso, tampoco han de colocarse para la salida, en forma de crédito a los inversionistas, descuentos al comercio, etc... La segunda deducción... preferimos que sea el lector el que la haga. Depende de lo que opine de la banca con rejas, que subsiste en tantas ciudades europeas. De la banca que cela el dinero con el dispositivo medieval que los árabes inventaran para celar el amor. Y que no obstante cae ocupando todas las esquinas céntricas, donde el amor solía refugiarse pra instalar centrales, sucursales y agencias, ben protegidas con hierro al exterior, y con bronce y acero al interior; en cuyos penumbrosos umbrales, después de las horas del agio, humildes cancerberos galoneados, dormitan honradamente... *Publicado en La Noche, 18 de diciembre. <![CDATA[Ante-visión do xenio Guimarães Rosa]]> 2012-08-13T14:19:46+02:00 2012-08-13T14:19:46+02:00 http://www.valentinpazandrade.es/gl/novas/ante-visi-n-do-xenio-guimar-es-rosa Legado Valentín Paz-Andrade http://www.valentinpazandrade.es Un acerto tan nidio da maxistratura das letras, por pouco merecer, ben merece un lixeiro escolio. Sospeito que a lúcida diana somentes podería ser cravada pol-o ollo de un verdadeiro poeta. Quero decir, por aquel esprito que sobrenada de cote as estructuras do vulgar, e mantén en sí mesmo unha superdotación de capacidade, inspirada e irisada. Tanto para a creación lírica, como en función de vate, de adiviño. N-este caso, de adiviño lóxico moito máis que mitolóxico. Os seus xuicios cirandan a obra concursante, a poesía de “Magma”. Mais entre liñas, rezumando dos conceptos empregados, estase a adiviñar o que virá despóis na carreira do autor:   “Nativa, espontánea, legítima, saída da terra con unha naturalidade libre de vexetal en ascensão, “Magma” e poesía centrífuga, universalizadora, capaz de dar ao resto do mundo unha síntese perfeita do que temos e somos. Ha ai, vivo de beleza, todo o Brazil: a súa terra, a súa gente, a súa alma, o seu ben e o seu mal”.   Non se adiviña nos conceptos subliñados toda a materia que anos despóis, co mesmo alento poético e máxima riqueza lingüística daría modelos de fabulacións de tanto folgo como as de Sagarana, Corpo de Baile e Grande Sertao: Veredas, principalmente? E mantendo a mesma liña de esgrevia plenitude crítica, entran tambén a exame os valores formaes. De xeito marcante os lingüísticos, que tantos quilates terían de aportar ao mensaxe rosiano:   “E tudo iso -diga-se- extraordinariamente actual, máis de un actualismo certo e proveitoso, tanto nas concepções como no verso libre tão dominador que n-êle nen siquera se nota a ausencia do metro ou da rima; é -o que é notavel- na linguagen “nosa”, porem correta sempre, sen un único abuso inútil, sen nenhuna dessas “bobas” contraproducentes negações da gramática, con que algúns novos pretenden ser... novos”   Aquel premio debéu constituir na carreira de João Guimarães Rosa, o sacramento da consagración como escritor. Somente da primera consagración, pois o rito con outras dimensións tería de se repetir anos após, e se cadrar máis de unha vez. Non chegóu senón a constituir o misteri da revelación. Un misterio con condición suspensoria, que paira sobre Magma. Libro que aínda hoxe non chegóu a ser editado. Catorce anos despóis do 36, debéuse producir o meu primeiro reencontro en São Paulo con Guillerme de Almeirda. Era o 1950, ano de malfado para Galiza. Nos seus primeiros días morrera en Buenos Aires Alfonso R. Castelao, a quen o máis galego dos poetas do Brasil, da miña mao levado desde Vigo, conocera dezasete anos antes en Pontevedra. En non descobrira aínda a Guimarães Rosa. Tampouco o descobrín n-aquel reencontro co verdadeiro descobridor. Penso hoxe que foi por interposición na lembrabza da grande figura espiritual, por un e por outro amada, que os galegos acabamos de perder.   *Fragmento de A galecidade na obra de Guimães Rosa. Ed. do Castro 1978